¿POR QUÉ

el hor­mi­gón re­sis­ten­te? ro­mano es tan

Revista D - - DE TODO UN POCO - Fuen­te: Na­tio­nal Geographic

Los mue­lles y es­pi­go­nes que se cons­tru­ye­ron ha­ce dos mil años son ca­da vez más fuer­tes de­bi­do al agua de mar que se ha fil­tra­do en sus es­truc­tu­ras, lo cual ha fa­vo­re­ci­do el desa­rro­llo de mi­ne­ra­les en­tre­la­za­dos que le han pro­por­cio­na­do una cohe­sión aña­di­da, re­ve­la un es­tu­dio de la Uni­ver­si­dad de Utah.

De he­cho, Pli­nio el Vie­jo (23 d. C–79 d. C.) es­cri­bió en su Na­tu­ra­lis his­to­ria que las ar­ma­zo­nes de hor­mi­gón, ex­pues­tas al cons­tan­te em­ba­te de las olas de agua sa­la­da, se con­vier­ten “en una úni­ca ma­sa de pie­dra, inex­pug­na­ble pa­ra las olas y ca­da día más fuer­tes”.

El hor­mi­gón ro­mano con­sis­tía en una mez­cla de ceniza vol­cá­ni­ca, cal y agua de mar, un mor­te­ro con un agre­ga­do de tro­zos de roca vol­cá­ni­ca. To­do es­to, con la in­ter­re­la­ción de mi­ne­ra­les, lo que evi­ta que se for­men fi­su­ras lon­gi­tu­di­na­les. De esa cuen­ta, ese ma­te­rial es mu­chí­si­mo más fuer­te que el hor­mi­gón mo­derno, el cual ter­mi­na por des­mo­ro­nar­se en unas cuan­tas dé­ca­das.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Guatemala

© PressReader. All rights reserved.