Otras par­ti­ci­pa­cio­nes

Revista D - - FONDO -

El an­te­ce­den­te de las ex­po­si­cio­nes uni­ver­sa­les es­tá en las na­cio­na­les lle­va­das a ca­bo en In­gla­te­rra y Fran­cia. En es­tas se bus­ca­ba mos­trar los avan­ces en la pro­duc­ción in­dus­trial de las di­fe­ren­tes re­gio­nes. “A es­tas le si­guie­ron las ex­po­si­cio­nes uni­ver­sa­les, la pri­me­ra ocu­rrió en el Pa­la­cio de Cris­tal, en Lon­dres, en 1851. Y se en­fo­có en dar a co­no­cer los avan­ces en el co­mer­cio, la tec­no­lo­gía y la in­dus­tria. A par­tir de la ex­po­si­ción de Pa­rís de 1855 se in­clu­ye­ron las Be­llas Ar­tes y tam­bién se pre­sen­ta­ban ele­men­tos re­pre­sen­ta­ti­vos de la cul­tu­ra, la fau­na, la flo­ra y las ac­ti­vi­da­des agro­pe­cua­rias de los dis­tin­tos paí­ses”, ex­pli­ca Cas­te­lla­nos.

Un ele­men­to re­pre­sen­ta­ti­vo de es­tos even­tos fue la ar­qui­tec­tu­ra efí­me­ra. Los re­cin­tos o pabellones, don­de se mon­ta­ban las ex­hi­bi­cio­nes, eran es­truc­tu­ras des­ti­na­das a du­rar mien­tras es­tu­vie­ra abier­ta al pú­bli­co la ex­po­si­ción. Al fi­na­li­zar, los edi­fi­cios eran des­mon­ta­dos. Los ma­te­ria­les con los cua­les se cons­truían eran hor­mi­gón, hie­rro, ma­de­ra y vi­drio. Gua­te­ma­la par­ti­ci­pó por pri­me­ra vez en es­te ti­po de even­tos en la III Ex­po­si­ción Uni­ver­sal de Pa­rís en 1878. Lue­go, lo hi­zo en la Ex­po­si­ción Uni­ver­sal de Pa­rís de 1889, que fue or­ga­ni­za­da pa­ra con­me­mo­rar el pri­mer cen­te­na­rio de la Re­vo­lu­ción Fran­ce­sa. Otra que el país aten­dió fue la Ex­po­si­ción His­tó­ri­co Ame­ri­ca­na e His­tó­ri­co-Eu­ro­pea, co­mo par­te de las ce­le­bra­cio­nes que Es­pa­ña or­ga­ni­zó con mo­ti­vo del IV cen­te­na­rio del des­cu­bri­mien­to de Amé­ri­ca. La úl­ti­ma que aten­dió fue la Ex­po­si­ción Uni­ver­sal de Chica­go de 1893, que tam­bién fue co­no­ci­da co­mo la Ex­po­si­ción Uni­ver­sal Co­lom­bi­na, ya que se or­ga­ni­zó pa­ra con­me­mo­rar el cuar­to cen­te­na­rio del des­cu­bri­mien­to de Amé­ri­ca. Fue la pri­me­ra ex­po­si­ción uni­ver­sal lle­va­da a ca­bo en el con­ti­nen­te ame­ri­cano. Al­gu­nas de las atrac­cio­nes prin­ci­pa­les pre­sen­ta­das fue­ron las ré­pli­cas de las na­ves de Cris­tó­bal Co­lón y el pri­mer fe­rris

wheel que lue­go se co­no­ció co­mo “rue­da de Chica­go”, di­se­ña­da por el in­ge­nie­ro nor­te­ame­ri­cano Geor­ge Was­hing­ton Ga­le Fe­rris.

En Chica­go, Gua­te­ma­la cons­tru­yó un edi­fi­cio que fue con­si­de­ra­do atrac­ti­vo y ori­gi­nal. Era de ba­se rec­tan­gu­lar y te­nía es­ti­lo es­pa­ñol. En ca­da una de las cua­tro es­qui­nas es­ta­ba co­lo­ca­do un do­mo, ca­da uno es­ta­ba co­ro­na­do con una as­ta don­de on­dea­ba la ban­de­ra gua­te­mal­te­ca.

“Uno de los gran­des atrac­ti­vos de la ex­po­si­ción gua­te­mal­te­ca era la de­gus­ta­ción de ca­fé. Los vi­si­tan­tes lo po­dían to­mar mien­tras es­cu­cha­ban mú­si­ca tra­di­cio­nal gua­te­mal­te­ca. En es­te even­to con­cur­só el maes­tro In­da­le­cio Cas­tro. Él era un com­po­si­tor y maes­tro de ca­pi­lla na­ci­do en Mix­co, en 1840 y fue pre­mia­do con me­da­lla de oro en mú­si­ca por su sin­fo­nía La Ex­po­si­ción, la cual fue com­pues­ta pa­ra ese even­to”, anotó Cas­te­lla­nos en su te­sis doc­to­ral.

Fo­to: Bi­blio­te­ca del Con­gre­so de Es­ta­dos Uni­dos

Newspapers in Spanish

Newspapers from Guatemala

© PressReader. All rights reserved.