POR QUÉ

Is­lan­dia tie­ne tan­tos fa­ná­ti­cos po­la­cos

Revista D - - DE TODO UN POCO - Fuen­te: Na­tio­nal Geo­grap­hic

La selección de fut­bol de Is­lan­dia se vol­vió fa­mo­sa y que­ri­da al­re­de­dor del mun­do a par­tir de la Eu­ro­co­pa del 2016, oca­sión en la que avan­za­ron has­ta cuar­tos de fi­nal y en la que se hi­cie­ron eco por su par­ti­cu­lar y ani­ma­da po­rra, la cual vol­vió a cap­tar la aten­ción de las cá­ma­ras du­ran­te la Co­pa Mun­dial Ru­sia 2018.

Otro pun­to ca­rac­te­rís­ti­co de es­tos fa­ná­ti­cos es que en­tre ellos hay mi­les de po­la­cos, quie­nes han en­con­tra­do en la is­la nór­di­ca su se­gun­do ho­gar.

Es­to pa­sa por­que en Is­lan­dia —de tan so­lo 350 mil ha­bi­tan­tes, apro­xi­ma­da­men­te— han lle­ga­do ca­si 12 mil na­ti­vos de Po­lo­nia en los úl­ti­mos 20 años, mo­ti­va­dos prin­ci­pal­men­te por ra­zo­nes eco­nó­mi­cas y más opor­tu­ni­da­des la­bo­ra­les —de he­cho, son el gru­po mi­gran­te más gran­de de ese país—. Es­te mo­vi­mien­to fue ma­yor en el 2006, cuan­do la eco­no­mía is­lan­de­sa iba a to­da má­qui­na y se ge­ne­ra­ron mu­chos empleos en el sec­tor de la cons­truc­ción.

Al prin­ci­pio, mu­chos po­la­cos pla­nea­ron que­dar­se por un tiem­po y aho­rrar an­tes de vol­ver a ca­sa, pe­ro, le­jos de eso, la co­mu­ni­dad si­guió cre­cien­do.

“Hay cues­tio­nes que te­ne­mos en co­mún con los is­lan­de­ses, co­mo la va­len­tía y que nun­ca nos ren­di­mos”, in­di­ca To­masz Kwiat­kows­ki en de­cla­ra­cio­nes pa­ra la re­vis­ta Na­tio­nal Geo­grap­hic. “El equi­po na­cio­nal (de fut­bol) is­lan­dés re­pre­sen­ta esos va­lo­res”, agre­ga.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Guatemala

© PressReader. All rights reserved.