Plan­tas de tra­ta­mien­to, un com­pro­mi­so con el am­bien­te

Los pro­duc­tos que la com­pa­ñía Dur­man ofre­ce, tie­nen un im­pac­to po­si­ti­vo en el am­bien­te, es­to lo res­pal­dan las más de 600 plan­tas que han ins­ta­la­do en to­da la re­gión.

Construir Honduras - - BRANDED CONTENT -

Pa­ra eli­mi­nar los con­ta­mi­nan­tes, Dur­man op­ta por pro­ce­sos bio­ló­gi­cos, usual­men­te lla­ma­dos tra­ta­mien­tos se­cun­da­rios, pa­ra di­cho tra­ta­mien­to bio­ló­gi­co se dis­po­ne de dos gran­des gru­pos de tec­no­lo­gías, los sis­te­mas bio­ló­gi­cos ae­ro­bios y los an­ae­ro­bios. Am­bos sis­te­mas, usan mi­cror­ga­nis­mos ta­les co­mo bac­te­rias, hon­gos, al­gas y pro­to­zoa­rios, es­tos son con­si­de­ra­dos co­mo “ele­men­tos ac­ti­vos” en el pro­ce­so de de­pu­ra­ción.

Res­pec­to a los ae­ro­bios se agre­ga oxí­geno pa­ra man­te­ner con vi­da a esos mi­cror­ga­nis­mos, la adi­ción de oxí­geno pue­de ser en for­ma na­tu­ral o ar­ti­fi­cial, sin em­bar­go, las efi­cien­cias son di­fe­ren­tes de­pen­dien­do de la tec­no­lo­gía ae­ro­bia es­co­gi­da. Asi­mis­mo la prin­ci­pal, ca­rac­te­rís­ti­ca de los an­ae­ro­bios es que no re­quie­ren de oxí­geno, al­gu­nos ejem­plos de es­tos son los bio-di­ges­to­res ru­ra­les, las la­gu­nas an­ae­ro­bias, las fo­sas sép­ti­cas, los tan­ques Im­hoff, los di­ges­to­res con­ven­cio­na­les de lo­dos, y otros.

De ma­ne­ra sen­ci­lla, el mé­to­do ae­ro­bio es si­mi­lar a un sis­te­ma de lo­dos ac­ti­va­dos al 50%, en don­de los con­ta­mi­nan­tes que in­gre­san a di­cha prác­ti­ca des­pués del tra­ta­mien­to pri­ma­rio, se con­vier­ten en CO2 y agua, y el 50% res­tan­te se con­vier­te en más bac­te­rias o mi­cror­ga­nis­mos, es de­cir, en lo­do. En el ca­so del sis­te­ma de lo­dos ac­ti­va­dos, un 45% de es­te lo­do res­tan­te se se­di­men­ta en el cla­ri­fi­ca­dor se­cun­da­rio, y se de­vuel­ve pa­ra el tra­ta­mien­to. So­lo un 5% sa­le del sis­te­ma, por lo que se pue­de con­cluir que se ha re­mo­vi­do la con­ta­mi­na­ción en un 95%.

La com­pa­ñía Dur­man ase­gu­ra que los pro­ce­sos quí­mi­cos uni­ta­rios so­lo se de­ben usar en ca­so de fuer­za ma­yor y que no ha­ya otra me­di­da sus­ti­tu­ti­va, ya que pa­ra ha­cer un tra­ta­mien­to de­be­mos agre­gar quí­mi­cos al agua re­si­dual, lo que im­pli­ca en cier­ta for­ma que se van a au­men­tar los só­li­dos y sus­tan­cias con­ta­mi­nan­tes al agua. No obs­tan­te mu­chas ve­ces se ne­ce­si­ta re­gu­lar la aci­dez o al­ca­li­ni­dad del agua a tra­tar, lo que se co­no­ce co­mo pH, y ne­ce­sa­ria­men­te se de­ben agre­gar áci­dos o ál­ca­lis al sis­te­ma de tra­ta­mien­to con el fin de neu­tra­li­zar la so­lu­ción y po­der en­trar a pro­ce­sos bio­ló­gi­cos que se dan me­jor en am­bien­tes neu­tros de pH.

Exis­te un tra­ta­mien­to quí­mi­co pa­ra eli­mi­nar sus­tan­cias co­mo el hierro o man­ga­ne­so, y otros ti­pos de me­ta­les que de­ben ser tra­ta­dos con sus­tan­cias quí­mi­cas que pro­pi­cien su pre­ci­pi­ta­ción en for­ma só­li­da, las cua­les tam­bién hay que dis­po­ner fi­nal­men­te en for­ma apro­pia­da, sin em­bar­go, son me­di­das que de­ben to­mar­se co­mo úl­ti­ma op­ción.

Con res­pec­to al gas­to ener­gé­ti­co se de­be pro­cu­rar que el pro­ce­so con­su­ma la me­nor can­ti­dad de ener­gía po­si­ble, pa­ra ellos se de­ben usar equi­pos de alta efi­cien­cia. Ade­más de­ben ge­ne­rar el me­nor rui­do pa­ra pro­du­cir el ai­re que se in­yec­ta en la ma­sa de agua re­si­dual, dis­mi­nu­yen­do la con­ta­mi­na­ción só­ni­ca

De ma­ne­ra sen­ci­lla, el mé­to­do ae­ro­bio es si­mi­lar a un sis­te­ma de lo­dos ac­ti­va­dos al 50%.

Los pro­ce­sos quí­mi­cos uni­ta­rios, so­lo se de­ben usar en ca­so de fuer­za ma­yor y que no ha­ya otra me­di­da sus­ti­tu­ti­va.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Honduras

© PressReader. All rights reserved.