EN­TRE CRISIS Y DI­NA­MIS­MO: UNA RADIOGRAFIA DEL SEC­TOR

Con­me­mo­ran­do la tra­yec­to­ria de Cons­truir, ha­ce­mos un aná­li­sis del es­ta­do del sec­tor cons­truc­ción, des­de nues­tros ini­cios, has­ta hoy.

Construir Honduras - - EVOLUCIÓN - Por: Ca­ro­li­na Benavides, pe­rio­dis­ta | ca­ro­li­na.benavides@gru­po­cer­ca.com

ja cons­truc­ción, sin du­da al­gu­na, es uno de los prin­ci­pa­les mo­to­res de la eco­no­mía y desa­rro­llo de un país, pues pro­por­cio­na ele­men­tos bá­si­cos co­mo in­fra­es­truc­tu­ra pú­bli­ca, vi­vien­das, ho­te­les, cen­tros co­mer­cia­les y ofi­ci­nas, en­tre otros.

Uno de los acon­te­ci­mien­tos que más afec­tó al ni­cho cons­truc­ti­vo fue la crisis económica mun­dial que se desató en 2009. Des­pués de es­ta, en paí­ses co­mo los de la re­gión cen­troa­me­ri­ca­na y el Ca­ri­be, se ha tor­na­do di­fí­cil su re­cu­pe­ra­ción.

An­te el pa­no­ra­ma que se es­ta­ba vi­vien­do en esa épo­ca, Yu­ri dlo­res, pre­si­den­te del Co­le­gio de Ar­qui­tec­tos de li­ca­ra­gua (CmAl) del 2009, ha­bía in­di­ca­do que la ac­ti­vi­dad económica de la cons­truc­ción en es­te país tu­vo un re­sur­gi­mien­to des­de 1991 y al­can­zó su ma­yor au­ge en el 2000. Pe­se a es­to, en el año de crisis se dio un nú­me­ro ne­ga­ti­vo del 12%.

Asi­mis­mo, el Ing. Ale­jan­dro Ál­va­rez, vi­ce­pre­si­den­te de es­ta épo­ca de la Cá­ma­ra fon­du­re­ña de la In­dus­tria de la Cons­truc­ción (Chi­co), co­men­tó que la in­ver­sión pa­ra el sec­tor de fon­du­ras se reac­ti­va­ría una vez que es­ta si­tua­ción fi­na­li­za­ra.

“El sos­te­ner la ins­ti­tu­cio­na­li­dad del país ha­rá que nos to­men co­mo una na­ción se­ria, y la em­pre­sa pri­va­da in­ter­na­cio­nal nos ve­rá di­fe­ren­tes a par­tir de enero del 2010”, men­cio­nó en su mo­men­to Ál­va­rez.

Es­te país con­ta­ba con un pro­gra­ma de in­cen­ti­vos fis­ca­les en las áreas de ma­qui­la e in­ver­sio­nes pa­ra la exportación, lo que be­ne­fi­cia­ba a la cons­truc­ción.

Por su par­te, en Costa Ri­ca, a fi­na­les del 2009 y prin­ci­pios de 2010, exis­tía in­cer­ti­dum­bre, pues las opi­nio­nes de los ex­per­tos eran con­tra­dic­to­rias.

Así lo ex­pli­có el Ing. Rodrigo Alt­mann, pre­si­den­te de la Cá­ma­ra Cos­ta­rri­cen­se de la Cons­truc­ción (CCC) de ese año: “Pe­se a la con­tra­dic­ción de los co­no­ce­do­res de la ma­te­ria, la in­dus­tria em­pie­za a mos­trar sig­nos po­si­ti­vos, las eco­no­mías evi­den­cian una me­jo­ría en sus in­di­ca­do­res y es­pe­cí­fi­ca­men­te en el sec­tor de la cons­truc­ción. Las áreas que con­si­de­ro que se re­cu­pe­ra­rán pri­me­ro son la de vi­vien­da en ge­ne­ral, que re­pre­sen­tan un 70% del to­tal de me­tros cua­dra­dos que se cons­tru­ye en el país”, in­di­ca­ba Alt­mann.

Por su par­te, el Ing. Bruno Ba­rran­co, ge­ren­te ge­ne­ral de Tec­ni­lab S.A., con­si­de­ra­ba que la in­dus­tria y la eco­no­mía de la re­gión cen­troa­me­ri­ca­na, a fi­na­les del 2009 y du­ran­te el 2010, iban a man­te­ner su ni­vel de com­ple­ji­dad, pues el ist­mo de­pen­día de la es­ta­bi­li­dad económica de las po­ten­cias. “Pa­na­má es uno de los po­cos paí­ses del con­ti­nen­te que tu­vo cre­ci­mien­to, lo cual en tiem­pos co­mo es­tos de­be de lla­mar la aten­ción de cual­quier in­ver­sio­nis­ta. Un pun­to de in­te­rés es que nues­tra ban­ca ha to­ma­do me­di­das que per­mi­ten man­te­ner su so­li­dez”, co­men­tó Ba­rran­co, du­ran­te la crisis.

¿Có­mo era la si­tua­ción del sec­tor an­tes de la crisis?

En el ca­so de Costa Ri­ca, en el año 2005, la in­dus­tria de la cons­truc­ción re­por­tó un to­tal del 6.358.007 m2, y cre­ció en 2006 con 6.516.719 m2. Du­ran­te los años 2007 y 2008 si­guió en al­ta, pues en es­te úl­ti­mo año se re­gis­tra­ron 8.705.654 m2, mien­tras que en 2009 ca­yó a 5.365.770 m2. De acuer­do con el Dé­ci­mo rer­cer Informe del Es­ta­do de ja la­ción, en el 2006 el cre­ci­mien­to re­gis­tra­do en el PIB cons­truc­ción fue su­pe­rior al 14%, el ma­yor ob­ser­va­do en los úl­ti­mo años, y que re­pre­sen­ta ca­si el do­ble del re­por­ta­do en el Pro­duc­to In­terno Bru­to Na­cio­nal (7,9%).

Por su par­te, en El Sal­va­dor, du­ran­te la épo­ca de 2005 y 2006, la cons­truc­ción fue un di­na­mi­za­dor de la eco­no­mía. Así lo de­mues­tra un informe rea­li­za­do por la

LOS SEC­TO­RES DE EDIFICACION RE­SI­DEN­CIAL, IN­DUS­TRIAL Y SER­VI­CIOS HAN MOS­TRA­DO UNA TEN­DEN­CIA AL AL­ZA EN HON­DU­RAS.

Pro­mo­to­ra de Co­mer­cio Ex­te­rior de Costa Ri­ca (Pro­co­mer), en don­de in­di­ca que el PIB sal­va­do­re­ño, ha­ce una dé­ca­da, al­can­zó un va­lor de US$18.653,6 mi­llo­nes, con un cre­ci­mien­to del 9,3% con res­pec­to a 2005.

En el ca­so de Ni­ca­ra­gua, se­gún es­tu­dios de Pro­co­mer, en el 2007 la in­dus­tria cons­truc­ti­va tu­vo un in­cre­men­to de 3,8% con res­pec­to al 2006. En esa mis­ma épo­ca, es­tu­vo por de­ba­jo del cre­ci­mien­to de la eco­no­mía, con ta­sas de cre­ci­mien­to ne­ga­ti­vas del -3,2% y del -3,0% que se de­bie­ron a la fal­ta de eje­cu­ción de obra pú­bli­ca, prohi­bi­ción de la cons­truc­ción de la zo­na sur de Ma­na­gua e in­cer­ti­dum­bre con res­pec­to al fu­tu­ro de la eco­no­mía lo­cal.

El gre­mio cons­truc­ti­vo hon­du­re­ño, du­ran­te el pe­rio­do 2005-2007, tu­vo un au­ge que se originó tan­to en San Pe­dro Su­la co­mo en Te­gu­ci­gal­pa, prin­ci­pal­men­te por el ma­yor po­der ad­qui­si­ti­vo de los ciu­da­da­nos y el ac­ce­so a cré­di­tos pa­ra prés­ta­mos de vi­vien­da. Es­to de­bi­do a que en la épo­ca se eje­cu­ta­ron gran­des pro­yec­tos, tan­to pú­bli­cos co­mo pri­va­dos, co­mer­cia­les y re­si­den­cia­les, lo que lle­vó a un in­cre­men­to del 16%. El Arq. Pa­blo Cambefort, de la fir­ma Cambefort & Boza Ar­qui­tec­tos, afir­mó que, par­tien­do de la pre­mi­sa de que la cons­truc- ción es una in­dus­tria cí­cli­ca, en los úl­ti­mos 10 años Pa­na­má ha te­ni­do pe­rio­dos de au­ge y de cre­ci­mien­to eco­nó­mi­co.

Sin em­bar­go, in­di­có que hay fac­to­res que in­ci­den en su com­par­ti­men­to co­mo lo son la am­plia­ción del ca­nal, la crisis eu­ro­pea que cau­só la en­tra­da de emi­gran­tes y re­cur­sos de la cons­truc­ción, des­de esa re­gión del mun­do.

Por su par­te, el sec­tor cons­truc­ción en Re­pú­bli­ca Do­mi­ni­ca­na tu­vo bue­nos re­sul­ta­dos en los pri­me­ros cin­co años de la dé­ca­da de los 2000, al au­men­tar su por­cen­ta­je de cre­ci­mien­to en un 6,2% du­ran­te el año 2005, de acuer­do con el Informe de la Eco­no­mía Do­mi­ni­ca­na de enero – di­ciem­bre de di­cho año.

Des­pués de la crisis económica

En cuan­to al es­ta­do ac­tual de la cons­truc­ción, los paí­ses de la re­gión se en­cuen­tran es­ta­bles y han po­di­do ir re­cu­pe­rán­do­se de la crisis económica vi­vi­da años atrás, en ma­yor o me­nor me­di­da

En el ca­so de Costa Ri­ca, en el 2015 la in­dus­tria tu­vo una bue­na re­cu­pe­ra­ción, se­gún da­tos del Co­le­gio Fe­de­ra­do de In­ge­nie­ros y Ar­qui­tec­tos (CFIA), en don­de se in­di­can que se re­gis­tra­ron 9.183.545 m2, mien­tras que en 2014 fue de 8.038.173 m2 y, en el 2013 de 7.467.513 m2.

Uno de los fac­to­res que más es­tá per­ju­di­can­do en ma­te­ria de cons­truc­ción a los cos­ta­rri­cen­ses es el re­za­go en in­fra­es­truc­tu­ra, prin­ci­pal­men­te en la vial. Se­gún ex­per­tos en el te­ma, uno de los ma­yo­res pro­ble­mas de es­ta si­tua­ción es que el Es­ta­do no tie­ne la ca­pa­ci­dad de eje­cu­tar obras, pe­se a que los re­cur­sos es­tán dis­po­ni­bles. Uno de los ejem­plos más cla­ros es el pro­yec­to San Jo­sé – San Ra­món, la pu­bli­ca­ción del car­tel se dio en fe­bre­ro del 2002, la re­cep­ción de ofer­tas en enero del 2014 y has­ta la fe­cha no se han ini­cia­do las obras.

Por su par­te, en es­te 2016, Pa­na­má cuen­ta con un pa­no­ra­ma ha­la­ga­dor, en com­pa­ra­ción con años an­te­rio­res, prin­ci­pal­men­te por el im­pul­so de los pro­yec­tos de obra pú­bli­ca. En­tre las in­ver­sio­nes im­por­tan­tes en in­fra­es­truc­tu­ra des­ta­can la de la am­plia­ción del Ca­nal que se inau­gu­ró en ju­nio pa­sa­do, la cons­truc­ción de la lí­nea dos del sis­te­ma de trans­por­te Me­tro, la edi­fi­ca­ción del cuar­to puen­te so­bre el Ca­nal de Pa­na­má, en­tre otros.

EN REPUBLICA DO­MI­NI­CA­NA,

LOS SEC­TO­RES DE IN­FRA­ES­TRUC­TU­RA VIAL Y ES­CO­LAR SON MAS RE­LE­VAN­TES EN LA AC­TUA­LI­DAD, QUE HA­CE DIEZ ANOS ATRAS.

MIEN­TRAS QUE EN COSTA RI­CA EL TI­PO DE OBRA MAS FUER­TE EN 2015 FUE LA HA­BI­TA­CIO­NAL.

En cuan­to a la cons­truc­ción gua­te­mal­te­ca, ce­rró el 2015 di­ver­si­fi­cán­do­se ha­cia otros ti­pos de edi­fi­ca­cio­nes, prin­ci­pal­men­te del sec­tor pri­va­do. Por ello, en el 2016 se es­tán desa­rro­llan­do va­rios pro­yec­tos ver­ti­ca­les, co­mo Ma­ris­cal 1, Cen­tro Vi­vo, Mo­dus Vi­ven­di y Lu­bia.

Pa­ra es­te 2016, los gua­te­mal­te­cos es­ti­ma­ron que ha­brá un le­ve in­cre­men­to de un 3% a un 3,5% en el PIB en el ru­bro, en com­pa­ra­ción con 2015.

Se­gún Pe­dro Pra­do, ana­lis­ta eco­nó­mi­co de la Aso­cia­ción de In­ves­ti­ga­ción y Es­tu­dios Sociales (Asíes), a par­tir del 2011 la ac­ti­vi­dad em­pe­zó a mos­trar una ten­den­cia po­si­ti­va ha­cia el al­za. Sin em­bar­go, no ha de­mos­tra­do el di­na­mis­mo que se es­pe­ra­ba. Por su par­te, Ni­ca­ra­gua, pe­se a que es uno de los paí­ses más re­za­ga­dos de la re­gión cen­troa­me­ri­ca­na, es­te año se en­cuen­tra im­pul­san­do gran­des pro­yec­tos gra­cias al monto des­ti­na­do pa­ra el Pro­gra­ma de In­ver­sión Pú­bli­ca (PIP) 2016, que al­can­za los US$600.573.635,36 mi­llo­nes. La cons­truc­ción sal­va­do­re­ña si­gue re­sin­tien­do los em­ba­tes que pro­vo­có ha­ce sie­te años la crisis económica, si­tua­ción a la cual no se ha lo­gra­do re­cu­pe­rar. Uno de los pro­ble­mas es la tra­mi­to­ma­nía, pe­se a que se apro­bó la Ley de Agi­li­za­ción de Trá­mi­tes pa­ra la cons­truc­ción en 2013, aún si­gue sin apli­car­se, lo que con­ti­núa pro­vo­can­do que al­gu­nos in­ver­sio­nis­tas con­ge­len sus pro­yec­tos.

De acuer­do con un informe rea­li­za­do por el Ban­co Da­vi­vien­da, en El Sal­va­dor, pa­ra 2016 se es­pe­ra una ace­le­ra­ción del sec­tor, que se­ría im­pul­sa­da por la eje­cu­ción de US$750 mi­llo­nes pa­ra pro­yec­tos de in­fra­es­truc­tu­ra vial, hos­pi­ta­la­ria e in­ter­ven­cio­nes lo­gís­ti­cas.

Por su par­te, Hon­du­ras, en 2016 apuesta por pro­yec­tos que el go­bierno eje­cu­ta­rá me­dian­te la mo­da­li­dad de Alian­zas Pú­bli­co -Pri­va­da (APP), co­mo lo es el Cen­tro Cí­vi­co Gu­ber­na­men­tal, que es un mo­de­lo que aso­cia la in­fra­es­truc­tu­ra con sis­te­mas de apo­yo al Es­ta­do, que pres­ta ser­vi­cios co­la­te­ra­les y com­ple­men­ta­rios a tra­vés de la cons­truc­ción de cen­tros de con­fe­ren­cias, cen­tros co­mer­cia­les, áreas de es­ta­cio­na­mien­to, cen­tros de da­tos y es­pa­cios pú­bli­cos.

Se­gún ex­pli­có el Ing. Juan Car­los Sikaffy, re­pre­sen­tan­te del Con­se­jo Na­cio­nal de In­ver­sio­nes de Hon­du­ras, la cons­truc­ción ha evo­lu­cio­na­do en la úl­ti­ma dé­ca­da, pues las edi­fi­ca­cio­nes hoy son más ami­ga­bles con el am­bien­te, los tiem­pos de eje­cu­ción han dis­mi­nui­do por la uti­li­za­ción de ace­ro es­truc­tu­ral, pe­ro don­de el cam­bio ha si­do más no­to­rio es en el mo­de­lo eco­nó­mi­co. En el ca­so de Re­pú­bli­ca Do­mi­ni­ca­na, el 2015 fue un año po­si­ti­vo pa­ra la in­dus­tria de­bi­do al rit­mo de ex­pan­sión de 17,1% en su va­lor agre­ga­do, en com­pa­ra­ción con el re­gis­tro in­ter­anual del 13,8% du­ran­te el 2014, se­gún ci­fras pre­sen­ta­das por el Ban­co Cen­tral de es­ta na­ción.

EL PIB SALVADORENO HA­CE UNA DECADA ALCANZO UN VA­LOR DE US$18.653,6 MI­LLO­NES, CON UN CRE­CI­MIEN­TO DEL 9,3% CON RES­PEC­TO AL ANO 2005.

*El da­to uti­li­za­do co­rres­pon­de al 2006, de­bi­do a que es el úl­ti­mo da­to dis­po­ni­ble por par­te del Informe de Pro­co­mer del aná­li­sis del sec­tor cons­truc­ción en Ni­ca­ra­gua.

*El da­to uti­li­za­do co­rres­pon­de al 2006, de­bi­do a que es el úl­ti­mo da­to dis­po­ni­ble por par­te del Informe de Pro­co­mer del aná­li­sis del sec­tor cons­truc­ción en Pa­na­má.

*Los da­tos co­rres­pon­den so­la­men­te al Área Me­tro­po­li­ta­na de Gua­te­ma­la

Newspapers in Spanish

Newspapers from Honduras

© PressReader. All rights reserved.