El im­pul­so del sec­tor pri­va­do

Construir Honduras - - EDITORIAL -

Es una reali­dad que las con­se­cuen­cias de la crisis del 2009 si­guen afec­tan­do a los paí­ses de nues­tra re­gión, au­na­do a una tra­di­cio­nal len­ti­tud en la eje­cu­ción de pro­yec­tos del sec­tor pú­bli­co, so­bre to­do en paí­ses con enor­mes pro­ble­mas de tra­mi­to­lo­gía y pro­ce­sos.

Es por eso que la obra pri­va­da es uno de los ele­men­tos que di­na­mi­zan al sec­tor. En Cos­ta Ri­ca, por ejem­plo, es­ta obra au­men­tó es­te año en un 87% en 2015, el año pa­sa­do, la ci­fra fue si­mi­lar, un 83%.

Los pro­yec­tos ha­bi­ta­cio­na­les son los que han te­ni­do ma­yor cre­ci­mien­to, con un nú­me­ro que sor­pren­de a mu­chos, 3,9 mi­llo­nes de me­tros cua­dra­dos re­gis­tra­dos. A es­ta in­ver­sión la com­ple­men­ta los com­ple­jos co­mer­cia­les.

En­tre 2015 y 2016, gran­des pro­yec­tos han es­ta­do en la pa­les­tra, que va­rían de segmento, des­de Ciu­dad Es­pe­ran­za en Pa­na­má que in­cor­po­ra sis­te­mas in­dus­tria­li­za­dos me­dian­te cons­truc­ción mo­no­lí­ti­ca y en­co­fra­dos de alu­mi­nio, ha­cien­do én­fa­sis en sis­te­mas ver­des; has­ta el edi­fi­cio In­sig­ne en Gua­te­ma­la que cuen­ta con sis­te­mas de in­te­li­gen­cia ar­ti­fi­cial y au­to­ma­ti­za­ción que ga­ran­ti­zan aho­rro ener­gé­ti­co, brin­dan con­trol au­to­ma­ti­za­do de ilu­mi­na­ción de ser­vi­cios ge­ne­ra­les, ra­cio­na­li­za­ción de car­gas eléc­tri­cas, ad­mi­nis­tra­ción y ope­ra­ción cen­tra­li­za­da de sis­te­mas y ges­tión di­rec­ta del usua­rio.

To­dos tie­nen en co­mún va­rios ele­men­tos: un uso in­ten­si­vo de nue­vas téc­ni­cas de cons­truc­ción que se com­bi­nan con tec­no­lo­gía de pun­ta, fuer­tes inversiones que lle­gan has­ta los US$900 mi­llo­nes, en el ca­so de Vie­jo San­to Do­min­go, el pri­mer pro­yec­to re­si­den­cial de lu­jo en Ni­ca­ra­gua.

En un pa­no­ra­ma don­de si­guen sien­do un fac­tor ne­ga­ti­vo los cos­tos de los ma­te­ria­les, la fal­ta de se­gu­ri­dad ju­rí­di­ca y has­ta los sis­te­mas po­lí­ti­cos vul­ne­ra­bles, el cre­ci­mien­to de la obra pri­va­da es una evi­den­cia del po­ten­cial de la in­dus­tria de la cons­truc­ción, que si­gue probando que la re­gión es un lu­gar se­gu­ro pa­ra in­ver­tir, pa­ra crear in­no­va­ción téc­ni­ca, ar­qui­tec­tó­ni­ca y es­truc­tu­ral y, so­bre to­do, pa­ra se­guir ge­ne­ran­do em­pleos de va­lor y cre­ci­mien­to a las em­pre­sas del sec­tor.

Ca­ro­li­na Ro­drí­guez Pu­blis­her

Newspapers in Spanish

Newspapers from Honduras

© PressReader. All rights reserved.