Di­na­mis­mo y fle­xi­bi­li­dad en las ofi­ci­nas

La ar­qui­tec­tu­ra mo­du­lar in­te­rior per­mi­te te­ner ma­yor li­ber­tad en el di­se­ño de los es­pa­cios cor­po­ra­ti­vos.

Construir Honduras - - BRANDED CONTENT -

Los es­pa­cios que ocu­pan las ofi­ci­nas re­gis­tran un cam­bio im­por­tan­te de­bi­do a las fa­ci­li­da­des que las nue­vas tec­no­lo­gías apor­tan a las ac­ti­vi­da­des dia­rias. El mun­do es­tá en cons­tan­te trans­for­ma­ción y fren­te a esa evo­lu­ción los re­tos tam­bién se am­plían. Ca­da vez se vuel­ve ne­ce­sa­rio ser efi­cien­te y adap­tar­se a las ten­den­cias que mar­can la pau­ta in­ter­na­cio­nal.

De acuer­do con Hu­go Per­do­mo, bu­si­ness de­ve­lop­ment ma­na­ger de Ha­worth, pe­se a que ac­tual­men­te se le des­ti­na 70% del es­pa­cio en las ofi­ci­nas a las áreas de tra­ba­jo fi­jo y el res­to a los sec­to­res co­la­bo­ra­ti­vos, en unos 5 o 10 años es­ta ten­den­cia se re­ver­ti­rá. A es­to se le su­ma que en las em­pre­sas con­vi­ven co­la­bo­ra­do­res de di­fe­ren­tes ge­ne­ra­cio­nes, por lo que se de­ben desa­rro­llar es­pa­cios in­te­gra­les de tra­ba­jo que además pue­dan ser mo­di­fi­ca­dos cuan­do la si­tua­ción lo re­quie­ra.

Las em­pre­sas cre­cen o de­cre­cen, y con es­to las la­bo­res de la gen­te cam­bian ca­da cier­to tiem­po. Los pro­duc­tos que son par­te de una cons­truc­ción mo­du­lar no pue­den ser rí­gi­dos, sino que de­ben con­tar con el di­na­mis­mo ne­ce­sa­rio pa­ra cam­biar una sa­la de jun­tas por cin­co o seis es­pa­cios de tra­ba­jo, y de mo­vi­li­zar muebles de un pun­to a otro de la ofi­ci­na con fa­ci­li­dad y efi­cien­cia.

Mien­tras que la cons­truc­ción tra­di­cio­nal se desa­rro­lla de for­ma rí­gi­da y con me­nos po­si­bi­li­da­des de adap­tar­se a los cam­bios, la pro­pues­ta de Ha­worth es que el clien­te per­mi­ta ins­ta­lar el pro­duc­to e ini­ciar con los tra­ba­jos des­de la obra gris. De esa ma­ne­ra, se con­tro­la me­jor cos­to y lue­go se ins­ta­lan los ele­men­tos en la ofi­ci­na.

Di­na­mis­mo en eje­cu­ción

El tiem­po pa­ra com­ple­tar un pro­yec­to con ar­qui­tec­tu­ra mo­du­lar es de 8 a 10 se­ma­nas, mien­tras que con el otro mé­to­do se pro­lon­ga has­ta 12 se­ma­nas. De pri­me­ro, se arran­ca con el pi­so ele­va­do, elec­tri­ci­dad y ca­blea­do mo­du­lar. Lue­go se van re­sol­vien­do los es­pa­cios y se co­lo­can ce­rra­mien­tos de pi­so a techo en al­gu­nas áreas. Tam­bién se pue­den co­nec­tar otras par­tes a par­tir de pa­ne­les pa­ra que los mó­du­los pue­dan con­fi­gu­rar­se de otra ma­ne­ra cuan­do el ne­go­cio re­quie­ra cam­bios en el di­se­ño de los es­pa­cios.

Per­do­mo acla­ra que en es­te ca­so se ins­ta­la y no se cons­tru­ye, pues to­do el ma­te­rial se tra­ba­ja con an­te­la­ción. Las áreas pa­ra los tra­ba­ja­do­res se co­lo­can en las pe­ri­fe­rias y cer­ca­nas a las ven­ta­nas pa­ra aprovechar la luz na­tu­ral, pues la ten­den­cia mar­ca que los sec­to­res co­la­bo­ra­ti­vos que­den al cen­tro.

Los pro­duc­tos Ha­worth le dan sos­te­ni­bi­li­dad a los pro­yec­tos, ya que al ser adap­ta­bles a los cam­bios pue­den em­plear­se en di­fe­ren­tes si­tua­cio­nes. Además son fa­bri­ca­dos con un al­to por­cen­ta­je de ma­te­rial re­ci­cla­do que tam­bién pue­de re­uti­li­zar­se cuan­do su ci­clo de vi­da con­clu­ya. Es­tas cua­li­da­des con­tri­bu­yen a que su uso con­tri­bu­ya a ob­te­ner más cré­di­tos en una cer­ti­fi­ca­ción LEED.

La pro­pues­ta de Ha­worth es que el clien­te per­mi­ta ins­ta­lar el pro­duc­to e ini­ciar con los tra­ba­jos des­de la obra gris.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Honduras

© PressReader. All rights reserved.