El ros­tro fe­me­nino que li­de­ró la Am­plia­ción del Ca­nal

Su la­bor al man­do de una de las obras de ma­yor tras­cen­den­cia re­cien­te pa­ra Pa­na­má la pu­so en los ojos del mun­do. Ca­pa­ci­dad y pro­fe­sio­na­lis­mo son sus es­tan­dar­tes pa­ra li­de­rar.

Construir Honduras - - LÍDLÍEDREERSEFSEFMEEMNEINIANSAS - Por Bo­ris Ríos | bo­ris.rios@gru­po­cer­ca.com

¿Cuá­les han si­do los prin­ci­pa­les desafíos que ha te­ni­do que su­pe­rar pa­ra lle­gar a ser la mu­jer con el car­go más al­to den­tro de la ACP?

Han ha­bi­do va­rios pe­ro pue­do de­cir que han si­do superados, por el gran apo­yo re­ci­bi­do pa­ra en­fren­tar­los. Fue su­ma­men­te im­por­tan­te pa­ra mi cre­ci­mien­to ha­ber po­di­do de­mos­trar mi ca­pa­ci­dad téc­ni­ca y pro­fe­sio­nal. El no te­mer a los re­tos y te­ner siem­pre la dis­po­si­ción pa­ra apren­der co­sas nue­vas me abrió mu­chas puer­tas.

¿Qué fac­to­res o pi­la­res son im­por­tan­tes pa­ra os­ten­tar un pues­to de es­ta mag­ni­tud?

Los pi­la­res prin­ci­pa­les pa­ra es­te y cual­quier pues­to son trans­pa­ren­cia, ser una per­so­na que ofre­ce apo­yo siem­pre en las ne­ce­si­da­des del equi­po de tra­ba­jo y a los di­fe­ren­tes sta­kehol­der con quien uno de­be ma­ne­jar­se, te­ner la ca­pa­ci­dad de apren­der y es­cu­char.

¿A qué ad­ju­di­ca su éxi­to li­de­ran­do el Pro­gra­ma de Am­plia­ción del Ca­nal de Pa­na­má?

A sa­ber tra­ba­jar en equi­po. Los gran­des lo­gros no se ob­tie­nen a tí­tu­lo per­so­nal, se ob­tie­nen del com­pro­mi­so de to­dos los que tra­ba­ja­mos en es­ta mega obra. Creo que el te­ner em­pa­tía con ca­da miem­bro del equi­po y man­te­ner­nos en co­mu­ni­ca­ción con las dis­tin­tas si­tua­cio­nes que se nos pre­sen­ta­ron en el ca­mino fue cru­cial. Hay que es­cu­char y te­ner ca­pa­ci­dad de con­ci­liar dis­tin­tas po­si­cio­nes.

¿Qué sig­ni­fi­có pa­ra us­ted li­de­rar uno de los pro­yec­tos más am­bi­cio­sos de la in­ge­nie­ría con­tem­po­rá­nea?

Es un lo­gro más allá de lo que me hu­bie­ra ima­gi­na­do en mi ca­rre­ra. Un pro­yec­to co­mo es­te se ve una vez en la vi­da, tan­to por la mag­ni­tud co­mo por ser úni­co. La am­plia­ción del Ca­nal in­vo­lu­cró el apor­te de más de 40.000 per­so­nas y par­ti­ci­pa­ron más de 80 na­cio­na­li­da­des. Fue un pro­yec­to mun­dial he­cho en Pa­na­má, li­de­ra­do por pa­na­me­ños. Es un pro­yec­to que te en­se­ña hu­mil­dad y a la vez or­gu­llo.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Honduras

© PressReader. All rights reserved.