pin­to tra­ba­ja el do­ble en la de­fi­ni­ción

bus­can­do que honduras lle­gue fi­na a los cuar­tos de fi­nal, pin­to tra­ba­ja ar­dua­men­te en la de­fi­ni­ción

Diario Deportivo Diez - - Portada -

Acos­tum­bra­do a no de­jar ca­bos suel­tos, Jorge Luis Pin­to apro­ve­chó los días que le res­tan en Da­llas pa­ra afi­nar el úl­ti­mo de­ta­lle que si­gue dán­do­le do­lo­res de ca­be­za: la de­fi­ni­ción.

Mien­tras se co­no­cía al ri­val de cuar­tos, el cuer­po téc­ni­co de la Bi­co­lor tam­bién re­cu­pe­ró fí­si­ca­men­te a los ju­ga­do­res que han su­fri­do ma­yor des­gas­te.

Pe­ro la pre­mi­sa de los trabajos ma­tu­ti­nos, de­bi­do a las fuer­tes tem­pe­ra­tu­ras que gol­pean el sur de Es­ta­dos Uni­dos, se ba­só en ma­ne­jo de pe­lo­ta y el úl­ti­mo y más im­por­tan­te pun­to: el gol.

A pe­sar de que es­te equi­po es el que pro­du­ce ma­yor vo­lu­men de lle­ga­das a los mar­cos con­tra­rios, aún fal­ta el to­que fi­nal, pe­ro no por eso se ha de­ja­do de tra­ba­jar en el buen tra­to de ba­lón.

De he­cho, Pin­to exi­gió trabajos en es­pa­cios reducidos du­ran­te dos ho­ras pa­ra bus­car ma­yor mo­vi­li­dad y pre­ci­sión.

Des­de la can­cha se lo­gra­ba es­cu­char el lla­ma­do de aten­ción del es­tra­te­ga colombiano, quien le en­fa­ti­zó al gru­po que “son de­ma­sia­do es­tá­ti­cos” por lo que les exi­gió mo­ver­se de un la­do a otro en la can­cha pa­ra po­der ha­cer­le ma­yor da­ño al ri­val.

Pin­to no des­cui­da de­ta­lle. No se re­la­ja. No de­ja nin­gún ca­bo suel­to y por eso, con su pi­za­rra en mano, se mue­ve por to­do el cam­po bus­can­do que sus ju­ga­do­res au­to­ma­ti­cen ca­da mo­vi­mien­to.

Pos­te­rior a los trabajos de ma­ne­jo de ba­lón, co­men­za­ron los de de­fi­ni­ción. El es­tra­te­ga no se can­sa de re­pe­tir y re­pe­tir.

Los ata­can­tes in­ten­tan por to­dos la­dos re­cu­pe­rar la con­fian­za y así lle­gar en me­jo­res con­di­cio­nes al due­lo de los cuar­tos de fi­nal.

Elis, Quio­to, Te­je­da, Lan­za y Chi­ri­nos es­tán ha­cien­do to­do lo ne­ce­sa­rio pa­ra que la efec­ti­vi­dad en el ata­que lle­gue a la Bi­co­lor. “Hay que hacerlos to­dos, no re­ga­le­mos más”, les de­cía Pin­to a sus mu­cha­chos. HENRY FI­GUE­ROA SI­GUE SIN EN­TRE­NAR Una de las no­ve­da­des en la prác­ti­ca do­mi­ni­cal del equi­po hon­du­re­ño fue que el de­fen­sor Henry Fi­gue­roa si­guió sin tra­ba­jar con sus com­pa­ñe­ros de­bi­do a una mo­les­tia en su ro­di­lla iz­quier­da. Pe­ro to­do es por pre­cau­ción.

• Muy son­rien­tes

y uni­dos, así lu­ce es­te gru­po que bus­ca lu­cir­se en el jue­go de mi­tad de se­ma­na.

• Quio­to lu­ce se­reno y no pier­de la son­ri­sa. El gru­po es­tá ani­ma­do y con­fian­do en que los go­les lle­ga­rán.

• Pin­to dia­lo­gan­do con su asis­ten­te Ama­do “Lo­bo” Gue­va­ra.

• Al­berth Elis es­tu­vo bas­tan­te con­cen­tra­do y pen­sa­ti­vo. Hay una gran car­ga so­bre la de­lan­te­ra hon­du­re­ña.

• Br­yan Acos­ta acos­tum­bra­do a rea­li­zar dis­pa­ros de lar­ga dis­tan­cia, apro­ve­chó el en­treno pa­ra prac­ti­car su de­re­cha­zo.

Jorge Fer­man Ro­nal Acei­tuno Kel­vin Coe­llo re­dac­ción fotografía re­dac­ción

Newspapers in Spanish

Newspapers from Honduras

© PressReader. All rights reserved.