QUEJADA, EL “GRINGO” QUE FI­CHó EL OLIM­PIA

• El DE­FEN­SA CO­lOM­BIANO ASE­GU­RA QUE TU­VO QUE ES­TU­DIAR IN­GléS DES­PUéS DE SU EX­PE­RIEN­CIA POR El FúTBOl DE CHI­NA

Diario Deportivo Diez - - Fútbol de primera - Car­los Cas­te­lla­nos TE­GU­CI­GAL­PA

car­los.cas­te­lla­nos@diez.hn

For­ta­le­ci­do en la fe cris­tia­na y pre­pa­ra­do en la par­te aca­dé­mi­ca, así lle­gó al Olim­pia el de­fen­sa An­drés Quejada, quien bus­ca es­cri­bir su pro­pia his­to­ria en el ba­lom­pié hon­du­re­ño. Con un car­tel de mu­cha ex­pe­rien­cia, pe­ro con un desafío muy gran­de, el ju­ga­dor co­lom­biano lle­ga a los al­bos pa­ra to­mar el man­do en la zo­na ba­ja del equi­po de Car­los Res­tre­po, con el úni­co ob­je­ti­vo de le­van­tar la co­ro­na de campeón e in­ten­tar avan­zar en la Li­ga de Cam­peo­nes de la Conca­caf y ade­más con­quis­tar la Copa Pre­si­den­te.

¿Lle­gas al Olim­pia con un buen re­co­rri­do? He pa­sa­do por gran­des equi­pos co­mo Amé­ri­ca de Ca­li, Atlé­ti­co Bu­ca­ra­man­ga, Unión Mag­da­le­na, De­por­ti­vo Pe­rei­ra, es­tu­ve en Chi­na y mi úl­ti­mo club fue For­ta­le­za.

¿Tu po­si­ción ha­bi­tual es de­fen­sa cen­tral? Sí, pe­ro en otros equi­pos he ju­ga­do de la­te­ral de­re­cho en don­de lo ha­go de muy bue­na ma­ne­ra y una al­ter­na­ti­va que le pue­de ayu­dar al equi­po.

¿Es cier­to que des­pre­cias­te una ofer­ta de El Sal­va­dor? Sí, te­nía una opor­tu­ni­dad muy cla­ra del Águi­la, ya te­nía­mos un par de se­ma­nas ha­blan­do con ellos, pe­ro de un mo­men­to a otro se ofer­tó lo de Olim­pia y pa­ra gra­cia de Dios to­mé una bue­na de­ci­sión.

¿Te co­no­cías con Ja­vier Es­tu­pi­ñán? Sí, en al­gún mo­men­to se dio el ca­so, es bueno te­ner un her­mano de país y a él, ya lo co­no­cía, pues pro­vie­ne del mis­mo te­rri­to­rio de don­de soy yo, fui­mos com­pa­ñe­ros y aho­ra me sien­to fe­liz de en­con­trár­me­lo acá y po­der adap­tar­me me­jor al equi­po.

¿Dón­de fue­ron com­pa­ñe­ros? En las di­vi­sio­nes me­no­res del Amé­ri­ca de Ca­li, los dos so­mos hin­chas de

Sí, ya he pro­ba­do al­gu­nas co­sas: las pu­pu­sas, la ba­lea­da y po­llo. Me han pe­re­ci­do pla­tos muy ex­qui­si­tos”.

“Ju­gué en el fútbol chino un año y me­dio, no creo que me sea di­fí­cil la adap­ta­ción a la co­mi­da aquí en Hon­du­ras, don­de hay tan­tas co­sas pa­re­ci­das a Co­lom­bia”.

ese equi­po y eso nos une co­mo ami­gos y com­pa­ñe­ros.

¿A Car­los Res­tre­po lo co­no­ces bien?

Es un se­lec­cio­na­dor de nues­tro país, un hom­bre muy im­por­tan­te pa­ra no­so­tros y que nos ha da­do mu­chas ale­grías, ense­ñanzas y aho­ra es­pe­ro re­tri­buir esas co­sas, es­pe­ro no de­frau­dar­lo.

¿Es cier­to que Jaime de la Pa­va te re­co­men­dó? Sí, el pro­fe es un gran es­tra­te­ga, fue téc­ni­co mío ha­ce dos años en Cor­tu­luá, don­de lo­gra­mos el as­cen­so y yo era el ca­pi­tán y lí­der de la de­fen­sa. Jai-

Yo pen­sé que el fútbol era más len­to o de mu­cha más pau­sa, de un re­co­rri­do más so­bre la can­cha, pe­ro no. Es un fútbol más ver­ti­cal, rá­pi­do”.

me de la Pa­va me ayu­dó a ve­nir y el “Pis­cis” se ase­so­ró con él pa­ra las re­co­men­da­cio­nes so­bre mí.

¿Có­mo ves de com­pe­ti­ti­vo el fútbol hon­du­re­ño? A ve­ces uno tie­ne otra pers­pec­ti­va de lo que es el fútbol hon­du­re­ño y aho­ra que he lle­ga­do y vien­do el ni­vel de los com­pa­ñe­ros me de­ja muy asom­bra­do. Es muy rá­pi­do, fuer­te, ague­rri­do y con una ex­pec­ta­ti­va gran­de.

¿Có­mo eres fue­ra de las can­chas?

Soy un pa­dre ejem­plar, un gran es­po­so y tra­to de ser muy co­rrec­to en to­do lo que ha­go. Soy muy or­de­na­do con mi vi­da co­ti­dia­na y me gus­ta leer, ir al cine y soy una per­so­na que cree mu­cho en Dios.

¿Eres de­vo­to de al­gu­na re­li­gión? Soy de la igle­sia Tri­ni­ta­ria de Co­lom­bia. Me sien­to muy a gus­to de co­no­cer al Se­ñor y re­fle­jar­lo den­tro del te­rreno de jue­go.

¿Es­tu­dias­te al­gu­na ca­rre­ra? Yo ter­mi­né el co­le­gio con un ba­chi­lle­ra­to, lue­go sa­qué un cur­so de in­glés, don­de me fue muy bien y aho­ra con ga­nas de es­tu­diar Sa­lud Ocu­pa­cio­nal, que es al­go que me he tra­za­do, pe­ro sin des­en­fo­car­me de mi pro­fe­sión.

¿Qué ni­vel de in­glés do­mi­nas? Si lo ca­li­fi­ca­mos del 1 al 5, yo di­go que un tres. Pues me de­fien­do bien.

¿Dón­de es­tu­dias­te in­glés? En Co­lom­bia, so­lo era tres ve­ces a la se­ma­na.

¿Eres el “gringo” que lle­gó al Olim­pia? Pue­da ser, di­cen por ahí que la prác­ti­ca ha­ce al maestro, ya días no prac­ti­co el in­glés, pe­ro me de­fien­do.

¿Có­mo na­ce el de­seo de es­tu­diar in­glés? Lo hi­ce con el pro­pó­si­to de de­fen­der­me fue­ra de ca­sa, pues es­tu­ve en Chi­na y allá tu­ve mu­cha di­fi­cul­tad por eso me mo­ti­vó po­der es­tu­diar.

¿No es co­mún que los fut­bo­lis­tas es­tu­dien a la par del fútbol? Sí, tie­nes to­da la ra­zón, pe­ro es­pe­ro que eso sir­va de ejem­plo. En to­dos los equi­pos en los que he es­ta­do les ha ser­vi­do y aho­ra han triun­fa­do. Oja­lá que aquí en Olim­pia no sea la ex­cep­ción y se mo­ti­ven, ya que hay ve­ces que nos que­da mu­cho tiem­po en el día y no sa­be­mos en qué em­plear­lo.

¿Ya has po­di­do co­no­cer la ca­pi­tal? No, la ver­dad soy un hom­bre de po­co sa­lir. Me gus­ta es­tar más en ca­sa y ha si­do po­co lo que he co­no­ci­do.

¿Con qué com­pa­ñe­ro has he­cho más amis­tad? Con va­rios, Mar­ce­lo Ca­na­les, Es­tu­pi­ñán, Costly, Johnny Pa­la­cios y el cuer­po téc­ni­co que siem­pre mues­tra esa ca­li­dad hu­ma­na.

• An­drés Quejada bus­ca con­quis­tar la ti­tu­la­ri­dad en el Olim­pia que es­tá for­man­do Car­los Res­tre­po.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Honduras

© PressReader. All rights reserved.