¡gra­cias por tan­ta ma­gia!

• ro­nal­din­ho nos re­ga­ló un mo­men­to ma­ra­vi­llo­so en el na­cio­nal. mos­tró to­do su ta­len­to pe­se a es­tar re­ti­ra­do y ca­da vez que tu­vo la pe­lo­ta en sus pies nos hi­zo de­li­rar, sus­pi­rar, enamo­rar­nos...

Diario Deportivo Diez - - ¡Ronaldinho En Honduras! - Jorge Fer­mán TEGUCIGALPA jorge.fer­man@diez.hn Fo­tos DIEZ>> R. Acei­tuno/J. Salgado

La pe­lo­ti­ta, esa re­don­da de ga­jos, se re­en­con­tró con uno de sus me­jo­res alia­dos que ha te­ni­do en la his­to­ria: Ro­nal­din­ho. La ci­ta fue en la can­cha del es­ta­dio Na­cio­nal de Tegucigalpa. Aun­que ese pri­mer con­tac­to tu­vo que es­pe­rar nue­ve mi­nu­tos una vez que ini­ció el par­ti­do de­no­mi­na­do “Por la paz” en­tre Mo­ta­gua y Real Es­pa­ña. Din­ho, ves­ti­do con una gigante ca­mi­se­ta azul y lu­cien­do su in­fal­ta­ble nú­me­ro “10”, nos co­men­zó a ma­ra­vi­llar des­de la pri­me­ra vez que el ba­lón le lle­gó a sus pies. Des­de ese ins­tan­te el show fue to­do su­yo. Fue pu­ra ma­gia ca­da vez que to­mó la “ca­pri­cho­sa”. Co­men­zó a ha­cer ma­la­ba­res una y otra vez pa­ra arran­car­nos sus­pi­ros in­ter­mi­na­bles. Din­ho vino a Hon­du­ras a re­cor­dar­nos por qué es uno de los me­jo­res ju­ga­do­res del pla­ne­ta de to­dos los tiem­pos. Ni sus 37 años ni sus li­bras de más o la fal­ta de rí­gi­do en­tre­na­mien­to se pue­den in­ter­po­ner en­tre su ta­len­to na­tu­ral y su amor eterno con el ba­lón. En el mi­nu­to nue­ve lo to­mó por pri­me­ra vez en el cés­ped del col oso ca­pi­tal in o y ha­bi­li­tó con una fa­ci­li­dad­tre­men­da a Mar­co Ve­ga, que no pu­do de­fi­nir. Ro­nald in­ho se di­vier­te. Son­ríe. Ha­ce fies­ta ca­da vez que to­ca la pe­lo­ta. Ju­gan­do pa­ra Mo­ta­gua en­con­tró a un gran so­cio, al gran ca­pi­tán y le­yen­da de los azules, Ama­do Gue­va­ra. A quien él mis­mo Din­ho aplau­dió en el mi­nu­to 11, lue­go de que el Lo­bo hi­cie­ra un con­trol de crack con su pe­cho y sa­ca­ra un fuer­te re­ma­te, que ter­mi­nó sa­can­do el guar­da­me­ta au­ri­ne­gro Ke­vin Her­nán­dez. Con Mo­ta­gua ju­gó so­lo 43 mi­nu­tos, re­ma­tó dos ve­ces, la pri­me­ra de ma­ne­ra des­via­da y la se­gun­da la pe­lo­ta lle­gó a las ma­nos del co­lo­cho Her­nán­dez. An­tes de fi­na­li­zar el pri­mer tiem­po aban­do­nó el cam­po pa­ra cam­biar de piel yju­garl ase­gun­da mi­tad con la Má­qui­na.

¡LO ME­JOR DEL SHOW! Pe­ro lo me­jor de Din­ho en Hon­du­ras se vio en la se­gun­da par­te del jue­go. El bra­si­le­ño se aco­mo­dó bien en el cam­po. Se sol­tó y se echó al hom­bro al equi­po sam­pe­drano. En el 54 en­ro­lló a Ma­yor­quín y pa­só el ba­lón a Car­do­zo, quien con un to­que de de­re­cha ven­ció a Mar­lon Li­co­na (in­gre­só en el se­gun­do tiem­po). Lin­do gol de la Má­qui­na, que pro­vo­có la lo­cu­ra en el Na­cio­nal y en la can­cha los fut­bo­lis­tas au­ri­ne­gros ter­mi­na­ron al­zan­do en hom­bro sal bra­si­le­ño. Din­ho si­guió su es­pec­tácu­lo lle­van­do el ba­lón de un la­do a otro y pro­vo­can­do el de­li­rio po­pu­lar en las gra­das. En el 73 en­ca­ró, de­jó en el ca­mino a Cas­te­lla­nos y ha­bi­li­tó a Án­gel Te­je­da pa­ra que el fla­cu­cho de­fi­nie­ra de ma­ne­ra magistral. El ge­nio lo ce­le­bró con to­do y unos mi­nu­tos­más tar­de se tu­vo que­des pe­dir de una afi­ción que se en­tre­gó a él en to­do mo­men­to. ¡Gra­cias por tan­ta ma­gia!

• Ro­nal­din­ho al mo­men­to de aban­do­nar el cam­po en el pri­mer tiem­po del jue­go. Ke­vin Ló­pez in­gre­só por el crack bra­si­le­ño.

• Din­ho es­tu­vo pen­dien­te del gol­pe que su­frió Get­sel Mon­tes, que lo obli­gó a aban­do­nar el cam­po.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Honduras

© PressReader. All rights reserved.