Fa­mi­lia Za­pa­ta ha lo­gra­do ate­so­rar un san­tua­rio re­li­gio­so

Ex­po­si­ción Más de 200 pie­zas, en­tre artículos de pla­ta, pin­tu­ras y es­cul­tu­ras an­ti­guas, per­ma­ne­cen ex­pues­tas en las ha­bi­ta­cio­nes de una de las vi­vien­das del clan

Diario El Heraldo - - País Regional - comayagua HoN­Du­RaS El Heraldo dia­rio@el­he­ral­do.hn

El ho­gar de la fa­mi­lia Za­pa­ta en Comayagua es ca­si un mu­seo de pie­zas re­li­gio­sas.

Y es que no hay es­pa­cio de la vi­vien­da que que­de ale­ja­do de las pie­zas an­ti­guas que han si­do he­re­da­das por ge­ne­ra­cio­nes. Artículos de pla­ta, pin­tu­ras y es­cul­tu­ras for­man par­te del te­so­ro que han lo­gra­do acu­mu­lar, re­li­quias que tie­nen en­tre 150 y 216 años de an­ti­güe­dad.

Tir­so Za­pa­ta, uno de los or­gu­llo­sos miem­bros de la fa­mi­lia, di­jo que la pa­sión por co­lec­cio­nar ese ti­po de pie­zas na­ció con su pa­dre Marco An­to­nio Za­pa­ta, un aman­te de los ob­je­tos ar­queo­ló­gi­cos y re­li­gio­sos. “Va­rias de las pie­zas son he­ren­cia de los bi­sa­bue­los y abue­los, pe­ro la co­lec­ción de pie­zas co­men­zó con mi pa­pá Marco An­to­nio”, di­jo el en­tre­vis­ta­do.

Otro gran co­lec­cio­nis­ta de la fa­mi­lia fue su her­mano Marco An­to­nio, quien mu­rió en 2011 y po­seía una am­plia mues­tra de más­ca­ras de los dia­bli­tos, do­cu­men­tos his­tó­ri­cos y mi­sa­les. Tam­bién im­pul­só la Pro­ce­sión de los Ni­ños, la cual se ha vuel­to una tra­di­ción en la ciu­dad de los co­ma­les. Y es que Tir­so y sus her­ma­nos pro­vie­nen de una fa­mi­lia muy re­li­gio­sa y pro­mo­to­ra de va­rias de las ac­ti­vi­da­des que se ce­le­bran en la ciu­dad co­lo­nial du­ran­te la Semana Santa. Pa­ra ejem­plo, su ma­dre Mi­riam Za­pa­ta fue la pri­me­ra ar­te­sa­na que ela­bo­ró una al­fom­bra de ase­rrín ha­ce más de 50 años. En cuan­to a pie­zas de pla­ta, en el ho­gar de los Za­pa­ta se en­cuen­tran co­pas, in­cen­sa­rios, ta­zas, aza­fa­tas, cu­cha­ro­nes y lám­pa­ras que da­tan de los años 1800. Tam­bién po­seen pin­tu­ras de la Vir­gen de La Dolorosa en lá­mi­na de bron­ce, de la Vir­gen de La Bue­na Le­che, pie­zas de ma­de­ra, un lien­zo y una es­cul­tu­ra del Ni­ño de Pra­ga.

Otro va­lio­so cua­dro es uno de la Vir­gen de La Dolorosa bor­da­da en te­la y de la Vir­gen de Gua­da­lu­pe en li­to­gra­fía an­ti­gua.

Las pin­tu­ras da­tan de los años 1800 y 1900, sien­do par­te de las jo­yas que con­ser­van. En las ha­bi­ta­cio­nes ade­más po­seen ar­ma­rios de ma­de­ra que da­tan de ha­ce 150 años. Uno de los te­so­ros más em­ble­má­ti­cos de Tir­so es una es­cul­tu­ra en mi­nia­tu­ra de la Vir­gen de La Dolorosa y San Juan. “Te­ne­mos pin­tu­ras por las que he­mos pa­ga­do has­ta 6,000 lem­pi­ras, en otras me­nos; la gen­te nos co­no­ce y nos las han ven­di­do por­que sa­ben que nos in­tere­sa co­lec­cio­nar ob­je­tos re­li­gio­sos”, di­jo el en­tre­vis­ta­do.

Con­ser­va­do­res

La bi­blio­te­ca fa­mi­liar es otra co­lec­ción de an­ti­güe­da­des, pues guar­da tex­tos he­re­da­dos des­de ha­ce dé­ca­das.

Saúl Za­pa­ta, her­mano de Tir­so, ca­li­fi­có a su fa­mi­lia como aman­te y pro­tec­to­ra del pa­tri­mo­nio cul­tu­ral y re­li­gio­so de Comayagua.

Una de sus her­ma­nas, Mi­riam Za­pa­ta, que falleció ha­ce dos años, fue di­rec­to­ra del Mu­seo de Comayagua, ins­ti­tu­ción don­de lu­chó por con­ser­var y pro­te­ger las pie­zas de va­lor pa­tri­mo­nial de la co­mu­ni­dad. Saúl ate­so­ra una ta­za don­de to­mó ca­fé Francisco Mo­ra­zán des­pués de una de sus ba­ta­llas. “Me di­je­ron que cuan­do Mo­ra­zán lle­gó a una vi­vien­da a pe­dir agua le re­ga­la­ron una ta­za de ca­fé y esa fa­mi­lia la con­ser­vó por ge­ne­ra­cio­nes y mi ami­ga me la re­ga­ló en mi cum­plea­ños”, ex­pli­có.

Pa­ra man­te­ner en buen es­ta­do las pin­tu­ras y es­cul­tu­ras han rea­li­za­do in­ver­sio­nes cuan­tio­sas, pe­ro que con­si­de­ran han va­li­do la pe­na. En la ac­tua­li­dad tie­nen te­so­ros guar­da­dos has­ta en la bo­de­ga por ca­re­cer de es­pa­cio pa­ra man­te­ner­los a la vis­ta, pues han lo­gra­do acu­mu­lar más de 200 pie­zas

FO­TOS: JUAN C. DÍAZ

(1) Tir­so Za­pa­ta ob­ser­va uno de los ob­je­tos que for­man par­te de su co­lec­ción. (2) El man­te­ni­mien­to de las pie­zas es una la­bor que de­man­da de va­rias ho­ras, se­gún Tir­so. (3) Las imá­ge­nes re­li­gio­sas re­pre­sen­tan un or­gu­llo pa­ra la fa­mi­lia. (4) Las nue­vas ge­ne­ra­cio­nes se han in­vo­lu­cra­do en la co­lec­ción. (5) Va­rios cua­dros e imá­ge­nes de vír­ge­nes for­man par­te del te­so­ro de los Za­pa­ta.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Honduras

© PressReader. All rights reserved.