Apuntes

Diario El Heraldo - - País -

Bu­rra. Bueno, se­ño­res y se­ño­ras, se aca­bó la fies­ta y aho­ra, to­do mun­do a tra­ba­jar... Aun­que no era pa­chan­ga, sino, una ce­le­bra­ción cris­tia­na, la ci­fra de muer­tos has­ta ayer ame­na­za­ba con so­bre­pa­sar la del 2015. Co­mo aquí la gen­te es bu­rra y, por más con­se­jos que le dan, no ha­ce ca­so.

BEaCH. Pa­ra que vean que el hom­bre pre­di­ca con el ejem­plo cuan­do ha­bla de fo­men­tar el tu­ris­mo in­terno, al “pa­pá de los po­lli­tos” lo co­lum­bra­ron en Se­ma­na San­ta en la pa­ra­di­sía­ca Roa­tán –jun­to a “Ne­tan­yahu”- ye­nCe­de­ñoBeach. Tam­bié­nes­tu­vo en­cue­va­do en Tal­gua, Olan­cho.

KGB. A “Mel” Ze­la­ya lo co­lum­bra­ron dán­do­se su buen cha­pu­zón en lo que que­da del río de Ca­ta­ca­mas, otro­ra ins­pi­ra­dor de los poe­mas de Froy­lán Tur­cios, y al­gu­nos has­ta lo con­fun­die­ron con Vla­di­mir Pu­tin, sin ca­mi­sa y mos­tran­do su mus­cu­la­tu­ra, co­mo en sus me­jo­res tiem­pos en la KGB... Ummmm...

aMOr. El se­ñor de la te­le­vi­sión se dio su buen rai­te por el Ca­ri­be en el cru­ce­ro del amor, jun­to a su Irosh­ka, y los pa­pa­raz­zis lo co­lum­bra­ron dán­do­se pi­cos con un del­fín y mos­tran­do su tó­rax de gla­dia­dor, co­mo par­te de su lu­na de miel. Cuen­tan que sus pe­lu­ches son tan bár­ba­ros que que­rían que los lle­va­ra... Sean se­rios...

Yu­Ca. Mien­tras JOH, Mel y Nas­ra­lla se die­ron la gran vi­da en Se­ma­na San­ta, Ca­lle­jas la pa­só yu­ca, pre­pa­rán­do­se pa­ra la au­dien­cia de hoy allá en Nue­va York, en la que se de­cla­ra­rá cul­pa­ble de ha­ber re­ci­bi­do mo­je de Mi­guel Tru­ji­llo. A ver si el juez es in­dul­gen­te con él o lo re­fun­de en el ma­mo.

Sa­PO. Los abo­ga­dos del bió­ni­co han pues­to to­da la car­ne en el asa­dor y es­pe­ran que eso le ayu­de al hom­bre. De to­das ma­ne­ras, di­cen, nin­guno de los es­ce­na­rios es del to­do bueno y ha­bía que apos­tar­le a uno. “Pio­res” nal­gas tie­ne la ra­na y así se las besa el sa­po. A ver qué tal, buey...

PO­BrE. Plei­to pe­rro el que se tie­nen en esas re­des las es­po­sas de Costly y del entrenador Pin­to por las tu­run­cas de la H. Ya no le pue­den ga­nar ni a El Sal­va­dor, pe­ro, pa­ra ge­ne­rar aga­rro­nes de me­chas y ale­ga­tos, son la ley. Por lo me­nos pa­ra eso sir­ven... Po­bre, pue­blo, po­bre...

Ma­YOr. Otro lío que es­tá pe­rro es el plei­to por la he­ren­cia de los Va­lle que in­vo­lu­cra a la dipu­tada Bea­triz y a su her­mano Gui­ller­mo –el pre­si­den­te del Pi­nu­con Ma­ría Eu­ge­nia, su her­ma­na ma­yor. Los dos pri­me­ros se de­cla­ra­ron he­re­de­ros y ga­na­ron el ca­so, pe­ro de­ja­ron por fue­ra a la ca­be­za de la fa­mi­lia.

LEY. Ma­ña­na se reanu­dan las se­sio­nes en el he­mi­ci­clo y to­dos los ca­mi­nos in­di­can que no ha­brá quó­rum, por­que mu­chos dipu­tados y dipu­tadas si­guen de fa­rra. Por cier­to que “Ne­tan­yahu” va so­plan­do pa­ra las Eu­ro­pas a cum­plir unos com­pro­mi­sos, pe­ro de­ja di­cho que se pon­gan pi­las y que, a su re­gre­so, ya quie­re ver apro­ba­da la nue­va Ley de Po­li­cía.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Honduras

© PressReader. All rights reserved.