De­pu­ra­ción y nue­va ley po­li­cial

Diario El Heraldo - - Opinión -

La de­pu­ra­ción po­li­cial ha si­do un fra­ca­so his­tó­ri­co cuan­do ha co­rres­pon­di­do a la Po­li­cía o a una uni­dad a lo in­terno de la ins­ti­tu­ción lle­var a ca­bo ese pro­ce­so.

Los re­sul­ta­dos, es­tu­dios y aná­li­sis so­bre la la­bor de la Di­rec­ción de In­ves­ti­ga­ción y Eva­lua­ción de la Ca­rre­ra Po­li­cial (DIECP), crea­da en 2011 pa­ra sa­car a las man­za­nas po­dri­das de esa fuer­za de se­gu­ri­dad pú­bli­ca, mues­tran tam­bién que no se lo­gra­ron los fru­tos es­pe­ra­dos.

Y es que ha­ce fal­ta to­ma de de­ci­sio­nes a ni­vel po­lí­ti­co pa­ra en­trar­le de lleno a la de­pu­ra­ción de una ins­ti­tu­ción que ha que­da­do ex­pues­ta más de una vez por la co­rrup­ción que se ha an­qui­lo­sa­do en sus en­tra­ñas.

Pe­se a que la ley es­ta­ble­ce que las re­so­lu­cio­nes de la DIECP son de ca­rác­ter vin­cu­lan­te y co­rres­pon­de a la Se­cre­ta­ría de Se­gu­ri­dad se­pa­rar a los ele­men­tos a quie­nes se les ha­ya de­ter­mi­na­do su par­ti­ci­pa­ción en di­ver­sos de­li­tos y fal­tas, lo cier­to es que los mis­mos je­fes po­li­cia­les se han re­sis­ti­do a to­mar me­di­das.

Aho­ra que el Con­gre­so Na­cio­nal ini­ció la dis­cu­sión de la nue­va Ley Or­gá­ni­ca de la Po­li­cía, que en­tre otras me­di­das eli­mi­na la DIECP y crea una uni­dad in­ter­na pa­ra rea­li­zar la de­pu­ra­ción de sus miem­bros, se­ría un error his­tó­ri­co vol­ver a un sis­te­ma que no fun­cio­nó en el pa­sa­do.

Y es que la Po­li­cía Na­cio­nal que­da­ría nue­va­men­te co­mo juez y par­te en el es­que­ma de lim­pie­za de aque­llos in­te­gran­tes vin­cu­la­dos con ac­tos ilí­ci­tos, lo que a to­das lu­ces de­ge­ne­ra­ría en un pe­li­gro­so pro­ce­so que se re­ver­ti­ría con­tra aque­llos po­li­cías ho­nes­tos, y la mis­ma so­cie­dad, al ser po­ten­cial­men­te ma­ni­pu­la­ble por quie­nes tie­nen in­tere­ses avie­sos.

La co­rrup­ción po­li­cial es un ver­da­de­ro pe­li­gro pa­ra la so­cie­dad y de­be ser com­ba­ti­da de for­ma enér­gi­ca y de­ci­di­da, pe­ro pa­ra eso de­be exis­tir vo­lun­tad y de­ter­mi­na­ción. De lo con­tra­rio, es­ta­re­mos de­bi­li­ta­dos en la lu­cha con­tra el nar­co­trá­fi­co, cri­men or­ga­ni­za­do y los al­tos ni­ve­les de in­se­gu­ri­dad que pri­man en nues­tro país. La de­pu­ra­ción po­li­cial, por lo tan­to, de­be pa­sar del dis­cur­so que to­dos que­re­mos oír a las ac­cio­nes que to­dos que­re­mos ver y en­tre más pron­to, mejor

Newspapers in Spanish

Newspapers from Honduras

© PressReader. All rights reserved.