Gol­pes de suer­te que re­sul­ta­ron un éxi­to en el es­pec­tácu­lo

Ce­le­bri­da­des Con­quis­tar los es­ce­na­rios y la pan­ta­lla pa­ra ellos fue pro­duc­to de una ca­sua­li­dad, y aho­ra son fa­mo­sos sin que­rer que­rien­do

Diario El Heraldo - - Vida -

Di­cen que en la vi­da no exis­ten las ca­sua­li­da­des y que to­do su­ce­de con un pro­pó­si­to es­pe­cí­fi­co. Si bien es cier­ta es­ta teo­ría, no po­de­mos ob­viar que en el ám­bi­to del es­pec­tácu­lo exis­ten mu­chos gol­pes de suer­te, so­bre to­do cuan­do nos re­fe­ri­mos a la ca­rre­ra pro­fe­sio­nal de al­gu­nos ar­tis­tas.

Exis­ten mu­chas for­mas pa­ra que un ar­tis­ta al­can­ce la fa­ma, ya sea por ac­ci­den­te, ta­len­to na­to o sim­ple­men­te por po­ner un po­co de em­pe­ño en al­go que lo apa­sio­ne, pe­ro en el ca­so de fa­mo­sos co­mo Na­ta­lie Port­man, Johnny Depp, Nick Jo­nas, So­fía Ver­ga­ra, Jaqueline Bra­ca­mon­tes y mu­chos más, su his­to­ria es­tá mar­ca­da por acon­te­ci-

mien­tos ines­pe­ra­dos.

Des­de pro­bar suer­te en un cas­ting y un sim­ple chis­pa­zo de aten­ción has­ta un buen ta­co de ojo de un ca­ma­ró­gra­fo han si­do al­gu­nos de los afor­tu­na­dos ac­ci­den­tes que hoy en día tie­nen en la ci­ma del éxi­to y en las por­ta­das de re­vis­tas de fa­rán­du­la a mu­chas es­tre­llas.

Pa­ra al­gu­nos el pa­sa­por­te pa­ra en­trar a los es­ce­na­rios o sal­tar a la gran pan­ta­lla so­lo ha si­do cues­tión de es­tar en el lu­gar per­fec­to y en el mo­men­to in­di­ca­do, sin ne­ce­si­dad de re­cu­rrir a un pa­drino o ma­dri­na que los co­nec­te al uni­ver­so de la fa­ma.

Nues­tra edi­ción de hoy mues­tra una ga­le­ría de es­tre­llas que bri­llan en el fir­ma­men­to del ci­ne gra­cias a afor­tu­na­dos ac­ci­den­tes. Co­noz­ca a los per­so­na­jes que se con­vir­tie­ron en fa­mo­sos sin que­rer que­rien­do

SO­FíA VER­GA­RA

La sen­sual co­lom­bia­na de­be es­tar muy agra­de­ci­da

pues su con sus atri­bu­tos,

Pep­si pri­mer anun­cio pa­ra

de sus lo con­si­guió en una acos­tum­bra­das ca­mi­na­tas

Co­lom­bia. por las pla­yas de

Ma­rilyn Mon­roe. El ícono de be­lle­za y sen­sua­li­dad de Holly­wood con­si­guió la fa­ma a los 18 años cuan­do tra­ba­ja­da en una fá­bri­ca bé­li­ca y un fo­tó­gra­fo de la re­vis­ta Yank la vio y le to­mó una fo­to­gra­fía pa­ra la por­ta­da. Lue­go ella fue as­tu­ta y se cam­bió el nom­bre, se ti­ñó de ru­bia y co­men­zó a to­mar cla­ses de ac­tua­ción.

Ha­rri­son Ford. Su suer­te cam­bió cuan­do ayu­dó a un di­rec­tor en el pro­ce­so de cas­ting le­yen­do las lí­neas con los ac­to­res que es­ta­ban pro­ban­do an­te las cá­ma­ras, sin ima­gi­nar­se que iban a

ofre­cer­le el pa­pel de Han So­lo.

Clau­dia Shif­fer. La su­per­mo­de­lo se abrió pa­so a la fa­ma en una

dis­co­te­ca de Ma­llor­ca cuan­do un ca­za­ta­len­tos le di­jo que acu­die­ra a su agen­cia pa­ra ha­cer­le una

prue­ba co­mo ma­ni­quí, aun­que al­gu­nos di­cen que fue en una tar­de mien­tras to­ma­ba ca­fé con una ami­ga a los

16 años.

Johnny Depp

un ami­go a un Fue acom­pa­ñar a

si que­ría cas­ting. Le pre­gun­ta­ron

que­dó... pro­bar suer­te y se

Ka­te Moss. Fue des­cu­bier­ta en 1988 por Sa­rah Dau­kas, fun­da­do­ra de la agen­cia de mo­de­los Strom; es­ta­ba en el ae­ro­puer­to y te­nía 14 años, an­da­ba de via­je con sus pa­dres.

Jaqueline Bra­ca­mon­tes. La ac­triz y pre­sen­ta­do­ra lle­gó a la pan­ta­lla lue­go de in­cur­sio­nar en el mun­do de la be­lle­za, su par­ti­ci­pa­ción en es­tos cer­tá­me­nes la dio a co­no­cer.

Nick Jo­nas. Fue des­cu­bier­to por un agen­te cuan­do can­ta­ba en el sa­lón de be­lle­za mien­tras acom­pa­ña­ba a su ma­má, que se es­ta­ba arre­glan­do el pe­lo.

Jennifer Law­ren­ce. Mien­tras pa­sea­ba por Nue­va York un má­na­ger la vio y se per­ca­tó

de su be­lle­za, así que le pro­pu­so ser modelo. Par­ti­ci­pó en cam­pa­ñas y co­men­zó a

au­di­cio­nar co­mo ac­triz.

As­tor Kut­cher. Fue una no­che en un bar cuan­do un ca­za­ta­len­tos lo vio y lo ani­mó a que se pre­sen­ta­ra a una com­pe­ti­ción de mo­de­la­je lo­cal.

Na­ta­lie Port­man. Te­nía nue­ve años cuan­do un em­plea­do de Re­vlon le pre­gun­tó si que­ría ser modelo, to­do es­to su­ce­dió en un piz­ze­ría.

Pamela An­der­son. Era una chi­ca “nor­mal” has­ta que la vio un ca­ma­ró­gra­fo en un par­ti­do de fút­bol ca­na­dien­se en Van­cou­ver. Allí se per­ca­tó de su pre­sen­cia por lle­var una ca­mi­se­ta de una mar­ca de cer­ve­za lo­cal y la pu­so en pri­mer plano. De in­me­dia­to con­si­guió su pri­mer con­tra­to

pa­ra la re­vis­ta Play­boy.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Honduras

© PressReader. All rights reserved.