“Les di­je que no les iba a pa­gar na­da”

Diario El Heraldo - - Metro -

Una no­ta en la que se so­li­ci­ta­ban 75 mil lem­pi­ras a cam­bio de la vi­da de su hi­ja fue la ame­na­za que re­ci­bió una do­cen­te en la ca­pi­tal.

La do­cen­te te­nía más de dos dé­ca­das de ejer­cer su pro­fe­sión en el cen­tro es­co­lar y en que pre­ten­día ju­bi­lar­se, pues no te­nía pro­ble­mas para asis­tir a dia­rio a su cen­tro de tra­ba­jo.

De un mo­men­to a otro su vi­da cam­bió, su tran­qui­li­dad fue arre­ba­ta­da de un zar­pa­zo al ser ame­na­za por un gru­po de de­lin­cuen­tes que al igual ha­bían co­men­za­do a ame­dren­tar al res­to de sus com­pa­ñe­ros.

“Para mí fue una si­tua­ción te­rri­ble, la no­ta es­ta­ba en mi ofi­ci­na y en ella de­cía que si no pa­ga­ba an­tes del me­dio­día mi hi­ja iba a mo­rir”, ex­pre­só la do­cen­te, mien­tras se to­ca el pe­cho, pues su­fre con so­lo re­cor­dar los mo­men­tos di­fí­ci­les que vi­vió ha­ce unos años.

La afec­ta­da, a quien man­te­ne­mos en el ano­ni­ma­to, re­la­tó que a par­tir de la ame­na­za por es­cri­to co­men­zó a re­ci­bir lla­ma­das te­le­fó­ni­cas de un hom­bre que le de­cía to­da cla­se de in­sul­tos.

“Yo me con­si­de­ro una per­so­na con ca­rác­ter fuer­te, por eso le di­je que no iba a dar­le na­da, que se que­da­rá sen­ta­do en la pe­ni­ten­cia­ría es­pe­ran­do el di­ne­ro que me pe­día”, di­jo, pe­ro para ese mo­men­to un ata­que de ner­vios co­men­zó a in­va­dir­la.

Se­gún lo que re­la­tó, por la tar­de de ese día re­ci­bió otra lla­ma­da para in­ti­mi­dar­la di­cién­do­le que era vi­gi­la­da y que en cual­quier mo­men­to se­ría ase­si­na­da.

“Eso me ge­ne­ró mie­do y acu­dí a la Di­rec­ción De­par­ta­men­tal, es­to fue ha­ce unos dos años, lle­vé la no­ta de ex­tor­sión que me ha­bían man­da­do, pe­ro has­ta el sol de hoy no he re­ci­bi­do res­pues­ta y mu­cho me­nos una lla­ma­da de par­te de las au­to­ri­da­des”, la­men­tó la pro­fe­sio­nal de la edu­ca­ción.

Por es­ta ra­zón se vio obli­ga­da a acu­dir al au­xi­lio de sus amis­ta­des para sol­ven­tar el pro­ble­ma de se­gu­ri­dad. Unos días des­pués sa­lió de su ama­do cen­tro edu­ca­ti­vo y se ubi­có en otro don­de en la ac­tua­li­dad, se­gún afir­mó, es­tá se­gu­ra, pues no ha vuel­to a ser ame­na­za­da. “Yo fui a po­ner la de­nun­cia an­te las au­to­ri­da­des la Po­li­cía Na­cio­nal, fui a la Di­rec­ción De­par­ta­men­tal de Edu­ca­ción, nun­ca hu­bo res­pues­ta, sé que quien me ex­tor­sio­nó mu­rió”, fi­na­li­zó la maes­tra

Newspapers in Spanish

Newspapers from Honduras

© PressReader. All rights reserved.