País so­ña­do La mujer, en­tre la inequi­dad y la iniqui­dad

Diario El Heraldo - - Opinión -

el tra­to cruel e in­jus­to pa­só los lí­mi­tes con tan­tas mu­je­res ase­si­na­das de for­ma ho­rro­ro­sa y ba­jo la som­bra in­men­sa de la im­pu­ni­dad. Tam­bién se sub­ra­yan los ca­sos de vio­len­cia in­tra­fa­mi­liar, que cul­mi­nan en gol­pi­zas in­fa­mes, mal­tra­to psi­co­ló­gi­co y eco­nó­mi­co. En las ca­lles, el ase­dio con­tra las chi­cas es en­fer­mi­zo, nun­ca fal­ta un sub­nor­mal que les di­ce obs­ce­ni­da­des y las to­ca de for­ma in­so­len­te. Y en los tra­ba­jos el aco­so se­xual es alar­man­te, tan­to, que mu- chas da­mas han te­ni­do que apren­der a con­vi­vir a la de­fen­si­va de sus pro­pios je­fes, que las ame­na­zan, las chan­ta­jean y has­ta las in­ju­rian, per­tur­ba­dos por su las­ci­via.

De­ci­mos nues­tras mu­je­res por­que se tra­ta de nues­tras hi­jas, ma­dres, es­po­sas, her­ma­nas, so­bri­nas, no­vias, ami­gas, com­pa­ñe­ras, ve­ci­nas, co­le­gas, tan­ta gen­te que­ri­da que no que­re­mos que su­fran nin­gu­na de es­tas ex­pre­sio­nes de vio­len­cia. Pe­ro, co­mo ciu­da­da­nos, tam­bién de­be­mos de en­ten­der que la igual­dad y el for­ta­le­ci­mien­to de los de­re­chos de las mu­je­res son esen­cia­les pa­ra erra­di­car la po­bre­za y cons­truir una sociedad prós­pe­ra, equi­ta­ti­va y re­la­ti­va­men­te fe­liz.

Así que ade­más de las fe­li­ci­ta­cio­nes, la efe­mé­ri­de sir­ve pa­ra re­vi­sar la si­tua­ción actual de la mujer, exi­gir el res­pe­to a sus de­re­chos y a los com­pro­mi­sos in­ter­na­cio­na­les y co­rre­gir lo que ha­ga fal­ta pa­ra ir sa­can­do a nues­tro país de la bar­ba­rie

Newspapers in Spanish

Newspapers from Honduras

© PressReader. All rights reserved.