En­trE Pa­rén­tE­sis El por­qué de las des­con­fian­zas (II)

Diario El Heraldo - - Opinión -

10 per­so­nas no con­fían en “el otro” (en Hon­du­ras so­lo el 15% de las per­so­nas con­sul­ta­das ma­ni­fes­ta­ba que po­día “con­fiar en la ma­yo­ría de las per­so­nas”).

Sien­do la de­sigual­dad uno de los prin­ci­pa­les pro­ble­mas de la re­gión, los au­to­res ar­gu­men­tan con jus­te­za que en am­bien­tes don­de in­men­sas ma­yo­rías bus­can dis­mi­nuir su pro­pia de­sigual­dad, lo ha­rán a to­da cos­ta, pa­san­do por en­ci­ma de to­das las re­glas si fue­ra ne­ce­sa­rio. Así las co­sas, es di­fí­cil an­ti­ci­par el re­sul­ta­do de cual­quier ac­ción nor­ma­da, por pe­que­ña que sea (co­mo res­pe­tar las re­glas de trán­si­to), que no se­rá co­mo se pre­vé. En ello ra­di­ca la con­fian­za: la esperanza que se tie­ne en que al­go su­ce­de­rá o la po­si­bi­li­dad de an­ti­ci­par que los even­tos ocu­rri­rán. La ba­ja con­fian­za in­ter­per­so­nal, por tan­to, es­tá im­bri­ca­da con esa de­sigual­dad y pro­vo­ca­rá des­con­fian­za de la gen­te ha­cia las de­más in­ter­ac­cio­nes en­tre per­so­nas e ins­ti­tu­cio­nes.

En prác­ti­ca­men­te to­da la re­gión, las igle­sias son las ins­ti­tu­cio­nes que ins­pi­ran más con­fian­za, se­gui­das por me­dios de co­mu­ni­ca­ción y las fuer­zas ar­ma­das (co­mo se no­ta­rá, los re­sul­ta­dos son si­mi­la­res al son­deo de opi­nión pú­bli­ca del Equipo de Re­fle­xión, In­ves­ti­ga­ción y Co­mu­ni­ca­ción (ERIC) de la Com­pa­ñía de Jesús ya ci­ta­do). Por el con­tra­rio, las de­no­mi­na­das “ins­ti­tu­cio­nes de la de­mo­cra­cia” (co­mo par­ti­dos po­lí­ti­cos y par­la­men­tos) apa­re­cen ubi­ca­dos en el otro ex­tre­mo, por­que ins­pi­ran me­nos con­fian­za. El es­tu­dio de La­ti­no­ba­ró­me­tro mues­tra ade­más una ten­den­cia preo­cu­pan­te en los últimos vein­te años: ca­da vez me­nos gen­te con­fía en ellas sien­do mayor el cre­ci­mien­to de “des­con­fia­dos” en las ge­ne­ra­cio­nes más jó­ve­nes.

¿Por qué los al­tos ni­ve­les de con­fian­za en las igle­sias, me­dios de co­mu­ni­ca­ción y fuer­za ar­ma­da? ¿Por qué la al­ta des­con­fian­za en par­ti­dos y con­gre­sos? La ma­yo­ría de es­tu­dios de opi­nión pú­bli­ca no pro­fun­di­zan en ello, pe­ro los ni­ve­les de con­fian­za tie­nen mu­cho que ver -co­mo se ha di­cho an­tes- con la cer­ti­dum­bre que se es­pe­ra o no de sus ac­cio­nes e in­ter­ven­cio­nes. En me­dio del caos co­ti­diano (en que nin­gu­na re­gla se aca­ta), las ins­ti­tu­cio- nes cu­yos pro­ce­sos lu­cen más or­de­na­dos y su­je­tos a nor­mas que se cum­plen (sin cálcu­lo ni sub­ter­fu­gio) sa­len me­jor pa­ra­das que aque­llas en las que una ma­qui­na­ción, acuer­do in­tere­sa­do o desen­la­ce de úl­ti­mo mi­nu­to, dan al tras­te con las pre­vi­sio­nes más sen­sa­tas.

¿Y qué con­fian­za ins­pi­ran las ins­ti­tu­cio­nes elec­to­ra­les? La en­cues­ta del ERIC mues­tra que a fi­nes de 2016 un 73% des­con­fia­ba de los pro­ce­sos elec­to­ra­les de 2017, va­lor que se co­rres­pon­de con la ba­ja con­fian­za ins­ti­tu­cio­nal que ins­pi­ra (por aho­ra) el Tri­bu­nal Su­pre­mo Elec­to­ral (22%). Va­le de­cir que no siem­pre ha si­do así y que esa con­fian­za ha va­ria­do con el pa­so del tiem­po. La pró­xi­ma se­ma­na de­di­ca­re­mos unas lí­neas a ex­pli­car las ra­zo­nes

¿Por qué los al­tos ni­ve­les de con­fian­za en las igle­sias, me­dios de co­mu­ni­ca­ción y fuer­za ar­ma­da? ¿Por qué la al­ta des­con­fian­za en par­ti­dos y con­gre­sos?”.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Honduras

© PressReader. All rights reserved.