El re­to es investigar las de­cla­ra­cio­nes de Los Ca­chi­ros

Co­rruv­ción La di­rec­to­ra del Ob­ser­va­to­rio de la Vio­len­cia, Mig­do­nia Ayes­tas, di­ce que hay una de­bi­li­dad ins­ti­tu­cio­nal

Diario El Heraldo - - País -

La di­rec­to­ra del Ob­ser­va­to­rio de la Vio­len­cia de la Uni­ver­si­dad Na­cio­nal Au­tó­no­ma de Hon­du­ras (OV-UNAH), Mig­do­nia Ayes­tas, de­cla­ró que los se­ña­la­mien­tos con­tra hon­du­re­ños de­nun­cia­dos por trá­fi­co de dro­gas, afec­ta­rá el sec­tor eco­nó­mi­co y tu­rís­ti­co del país.

Es­tas de­cla­ra­cio­nes fue­ron he­chas en torno a las acu­sa­cio­nes rea­li­za­das por el ex­je­fe de Los Ca­chi­ros, De­vis Leo­nel Ri­ve­ra, en la Cor­te del Dis­tri­to Sur de Nue­va York, en don­de fue sal­pi­ca­do el ex­pre­si­den­te Por­fi­rio “Pe­pe” Lo­bo y el ac­tual mi­nis­tro de Se­gu­ri­dad, Ju­lián Pa­che­co.

“El sec­tor más afec­ta­do es la eco­no­mía y el tu­ris­mo de­bi­do a que los ex­tran­je­ros no in­ver­ti­rán en un país don­de se asu­me es la­ten­te el pa­so pa­ra el trá­fi­co de dro­ga”, di­jo Ayes­tas.

Co­men­tó que to­das esas de­cla­ra­cio­nes que se han da­do in­vo­lu­cran­do a fun­cio­na­rios y ex­fun­cio­na­rios con ne­xos con el nar­co­trá­fi­co de­ben ser con­fir­ma­das.

“Es­tas de­cla­ra­cio­nes del in­vo­lu­cra­mien­to de mu­chos fun­cio­na­rios, hi­jos de pre­si­den­tes y de­más ob­via­men­te que tie­nen que pro­bar­se de to­da la ve­ra­ci­dad de ca­da uno de es­tos he­chos por­que esas de­cla­ra­cio­nes dañan a un país y ha­cen ver que aquí es tie­rra de na­die”, ma­ni­fes­tó la so­ció­lo­ga.

De la mis­ma ma­ne­ra, Ayes­tas di­jo que con las acu­sa­cio­nes de De­vis Ri­ve­ra, se de­ja en vis­to que las ins­ti­tu­cio­nes ne­ce­si­tan un for­ta­le­ci­mien­to.

“Lo que esas de­cla­ra­cio­nes de­mues­tra es que es­te te­rri­to­rio pue­de ser uti­li­za­do y que los po­lí­ti­cos, em­pre­sa­rios y de­más lo han uti­li­za­do, al­gu­nos de ellos pa­ra el trá­fi­co y tra­sie­go de dro­gas, es­to se vuel­ve un pro­ble­ma cuan­do las ins­ti­tu­cio­nes no es­tán ha­cien­do las ac­cio­nes pa­ra las que el Es­ta­do las ha crea­do”, co­men­tó.

Aña­dió que las ac­cio­nes que mu­chos co­me­ten en su afán de vi­vir có­mo­da­men­te sin ob­te­ner los re­cur­sos de una ma­ne­ra lí­ci­ta, man­cha las ins­ti­tu­cio­nes. “Eso es un pro­ble­ma por­que aun­que no son to­dos los fun­cio­na­rios, pe­ro man­chan las ins­ti­tu­cio­nes de go­bierno y afec­tan al país por­que lo evi­den­cian an­te el mun­do co­mo un país don­de pa­sa de to­do me­nos las co­sas que de­be­rían que es ho­nes­ti­dad, tra­ba­jo,” ex­pre­só la aca­dé­mi­ca

FO­TO: EL HERALDO

Los sec­to­res de tu­ris­mo y eco­no­mía son los más da­sa­dos con las ac­cio­nes ilí­ci­tas.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Honduras

© PressReader. All rights reserved.