PER­SO­NAS QUE INSPIRAN

Em­pren­di­mien­to En un país con al­ta ta­sa de des­em­pleo, Sa­ma­ria Cas­te­lla­nos no se que­dó con los bra­zos cru­za­dos y de­ci­dió crear su mipy­me Se­re­nity

Diario El Heraldo - - Superguia Empleos - Pao­la López El He­ral­do pao­la.lo­pez@el­he­ral­do.hn

El rit­mo de tra­ba­jo ace­le­ra­do, su­ma­do a la pre­sión fa­mi­liar y so­cial, sin du­da al­gu­na ha­cen que las per­so­nas se es­tre­sen más de lo nor­mal.

An­te es­ta si­tua­ción, Sa­ma­ria Cas­te­lla­nos vio la opor­tu­ni­dad de crear su mi­cro­em­pre­sa Se­re­nity, que ofre­ce el ser­vi­cio de ma­sa­jes a do­mi­ci­lio.

“Apar­te de ver la ne­ce­si­dad, la idea sur­gió lue­go de ca­pa­ci­tar­me pa­ra otro em­pren­di­mien­to, ahí me ins­truí con un pro­fe­sio­nal pro­ce­den­te del ex­tran­je­ro del cual apren­dí al­gu­nas téc­ni­cas que aho­ra com­bino con mis pro­pios co­no­ci­mien­tos”, co­men­tó Cas­te­lla­nos.

Se­re­nity ofre­ce ser­vi­cios de ma­sa­jes en ca­mi­lla en los que se ofre­ce un am­plio aba­ni­co de téc­ni­cas, en­tre ellas el ma­sa­je shiat­su y tai­lan­dés, los cua­les pue­den es­tar mez­cla­dos con tor­sio­nes, ama­sa­mien­to, fric­ción y otros mo­vi­mien­tos que ali­via­rán la ten­sión de su cuer­po.

Las se­sio­nes du­ran des­de 15 mi­nu­tos has­ta una ho­ra y los pre­cios va­rían se­gún la du­ra­ción, por lo que van de 300 a 1,000 lem­pi­ras. To­do de­pen­de de la ne­ce­si­dad del clien­te.

Den­tro de los ma­sa­jes más so­li­ci­ta­dos, se­gún la em­pren-

de­do­ra, es­tá el dor­sal-es­pal­da, de pier­nas, de glú­teos, de bra­zos, de ma­nos, ma­sa­jes de ca­be­za, en­tre otros.

Am­bien­te idó­neo

To­do ini­cia con la pre­pa­ra­ción del am­bien­te, que in­clu­ye in­cien­so y mú­si­ca re­la­jan­te, ya que es­to tie­ne gran in­fluen­cia a la ho­ra de lo­grar que la per­so­na se re­la­je. En la fa­se ini­cial del ma­sa­je, la es­pe­cia­lis­ta co­mien­za in­du­cién­do­le en un es­ta­do de re­la­ja­ción pa­ra lue­go pro­ce­der con sus téc­ni­cas y lo­grar un ama­sa­mien­to su­ma­men­te re­la­jan­te.

Otros im­ple­men­tos uti­li­za­dos son la aro­ma­te­ra­pia, acei­tes y cre­mas (es­to es op­cio­nal), y la cro­mo­te­ra­pia.

Ca­pa­ci­ta­ción

Sa­ma­ria es li­cen­cia­da en bio­lo­gía, pe­ro, por la di­fí­cil si­tua­ción eco­nó­mi­ca se vio en la ne­ce­si­dad de bus­car un tra­ba­jo di­fe­ren­te a su cam­po. Ini­ció tra­ba­jan­do en otras em­pre­sas del ru­bro de los ma­sa­jes; lue­go de cin­co años to­mó la de­ci­sión de in­di­vi­dua­li­zar­se y se ins­cri­bió en el Pro­gra­ma de Em­pren­di­mien­to de Mu­je­res de Fran­cis­co Mo­ra­zán, que ma­ne­ja la Cá­ma­ra de Co­mer­cio e In­dus­tria de Te­gu­ci­gal­pa(CCIT), con el ob­je­ti­vo de ob­te­ner ma­yo­res co­no­ci­mien­tos so­bre có­mo ma­ne­jar una em­pre­sa, por lo que hoy en día ya lle­va un año ha­cien­do cre­cer a Se­re­nity.

Se­gún es­ta em­pren­de­do­ra, las cla­ves del éxi­to ra­di­can en tres sim­ples as­pec­tos: te­ner con­fian­za en sí mis­mo, co­no­cer pa­ra qué es bueno y bus­car ca­pa­ci­tar­se en esa área

FOTO: DAVID ROMERO

Pre­pa­rar el am­bien­te es vi­tal pa­ra los óp­ti­mos re­sul­ta­dos del ma­sa­je. La com­bi­na­ción de téc­ni­cas rea­li­za­das por la ex­per­ta ofre­ce una re­la­ja­ción pro­fun­da. Los ma­sa­jes se en­fo­can en las áreas so­li­ci­ta­das por el clien­te pa­ra ob­te­ner ma­yo­res be­ne­fi­cios.

La du­ra­ción de una se­sión pue­de ser de 15 mi­nu­tos a una ho­ra.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Honduras

© PressReader. All rights reserved.