El des­gas­te fue el obs­tácu­lo del par­ti­do Li­bre

Los ana­lis­tas coin­ci­den en que de­be re­for­mu­lar su dis­cur­so de ca­ra al pro­ce­so ge­ne­ral

Diario El Heraldo - - País Política -

El par­ti­do Libertad y Re­fun­da­ción (Li­bre) fue el prin­ci­pal per­de­dor del pro­ce­so elec­to­ral pri­ma­rio.

El des­gas­te de sus prin­ci­pa­les lí­de­res, la tráns­fu­ga y ex­pul­sión de dipu­tados, el dis­cur­so va­cío y las po­cas pro­pues­tas de cam­pa­ña que pre­sen­ta­ron fue­ron las prin­ci­pa­les de­bi­li­da­des del no­vel par­ti­do.

Al­gu­nos coin­ci­den en que la par­ti­ci­pa­ción de es­te ins­ti­tu­to po­lí­ti­co en el pro­ce­so elec­to­ral pri­ma­rio po­ne en ries­go la con­for­ma­ción de la alian­za opo­si­to­ra de ca­ra a las elec­cio­nes del 26 de no­viem­bre.

El lí­der sin­di­cal Car­los H. Re­yes es de la opi­nión que el fra­ca­so de Li­bre se ori­gi­nó des­de que de­ci­die­ron par­ti­ci­par en las pri­ma­rias.

“Ir a vo­tar es con­tra­dic­to­rio, por­que es re­co­no­cer que la par­ti­ci­pa­ción del pre­si­den­te de la Re­pú­bli­ca pa­ra un pro­ce­so elec­to­ral de una

elec­ción es co­rrec­to, lo que pa­ra mí es in­co­rrec­to”, ma­ni­fes­tó Re­yes.

Ase­gu­ró que pa­ra aca­pa­rar al elec­to­ra­do es­te par­ti­do de­be­rá re­com­po­ner su dis­cur­so y ofre­cer so­lu­cio­nes a las ne­ce­si­da­des del pue­blo.

En opi­nión del ana­lis­ta Raúl Pi­ne­da, a Li­bre le es­tán pa­san­do fac­tu­ra lo mis­mos efec­tos otros par­ti­dos de iz­quier­da en La­ti­noa­mé­ri­ca.

“La uto­pía so­cia­lis­ta no fun­cio­na en nin­gu­na par­te del mun­do”, di­jo.

Otra con­se­cuen­cia de­mo­le­do­ra que afec­tó a Li­bre, se­gún Pi­ne­da, fue­ron las con­tra­dic­cio­nes a lo in­terno que le ge­ne­ra­ron con­se­cuen­cias.

“Por ejem­plo, el per­der el apo­yo de dos me­dios de co­mu­ni­ca­ción im­por­tan­tes que eran de­fen­so­res a ul­tran­za del pre­si­den­te Ze­la­ya y que hoy se con­vier­ten en for­mi­da­bles crí­ti­cos de él y de su gru­po in­me­dia­to”, ma­ni­fes­tó.

Asi­mis­mo, les afec­tó la no renovación de su dis­cur­so, la re­tó­ri­ca que ge­ne­ra mu­chas pa­la­bras pe­ro muy po­cos con­cep­tos ya no es di­ge­ri­da por el pue­blo hon­du­re­ño. Ese dis­cur­so lleno de ren­cor que se que­dó no in­tere­sa al pue­blo hon­du­re­ño.

“El des­gas­te de Li­bre se ori­gi­nó des­de la crea­ción de tan­tas co­rrien­tes in­ter­nas, por­que no lo­gra­ron co­lo­car a gen­te de ca­li­dad al fren­te de las can­di­da­tu­ras en las al­cal­días y dipu­tacio­nes”, se­ña­ló el exa­se­sor pre­si­den­cial Mar­vin Pon­ce.

An­te es­ta de­bi­li­ta­ción, Pon­ce es del cri­te­rio que los lí­de­res de Li­bre de­be­rán ha­cer gran­des es­fuer­zos pa­ra re­en­con­trar­se con su ba­se, que se en­cuen­tra de­cep­cio­na­da.

En na­da fa­vo­re­ció a Li­bre la es­tra­te­gia de opo­si­ción ne­ga­ti­va uti­li­za­da en el pro­ce­so elec­to­ral, “por­que el bi­par­ti­dis­mo los va a re­du­cir a la mí­ni­ma ex­pre­sión en las ge­ne­ra­les”, se­ña­ló

FO­TO: EL HE­RAL­DO

Lue­go de per­ma­ne­cer por tres años co­mo la se­gun­da fuer­za elec­to­ral, a me­di­da van sur­gien­do los re­sul­ta­dos del Tri­bu­nal Elec­to­ral, Li­bre se es­ta­ría re­du­cien­do a la ter­ce­ra fuer­za po­lí­ti­ca.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Honduras

© PressReader. All rights reserved.