Lle­gó de EE UU y lo ma­ta­ron en la puer­ta de su ca­sa

Cri­mi­na­li­dad Los Ase­si­nos to­cA­ron y lA éíc­ti­mA Abrió sin es­pe­rAr que lo re­ci­bi­ríAn con unA lluéiA de dis­pA­ros

Diario El Heraldo - - Sucesos -

Re­cién lo ha­bían aco­gi­do en el seno del que siem­pre fue su ho­gar, des­pués de re­gre­sar del mí­ti­co “sue­ño ame­ri­cano”. Pe­ro su re­gre­so fue em­pa­ña­do de tris­te­za y de do­lor la noche del pa­sa­do jue­ves.

Se tra­ta de Allan Ale­xis Po- sa­das Za­mo­ra, de 28 años, ul­ti­ma­do a dis­pa­ros en la pro­pia puer­ta de su vi­vien­da.

Ocu­rrió al sur de la ca­pi­tal, en la co­lo­nia Ra­món Vi­lle­da Mo­ra­les. Eran las 10:00 de la noche apro­xi­ma­da­men­te, el si­len­cio y la quie­tud re­co­rrían las ca­lles de la co­lo­nia; de re­pen­te to­ca­ron la puer­ta de su ca­sa. Aun­que ha­bía más per­so­nas en la ca­sa, él de­ci­dió ir a ver quién lla­ma­ba a la puer­ta y al sa­lir dos su­je­tos le dis­pa­ra­ron en re­pe­ti­das oca­sio­nes.

El jo­ven ha­bía re­gre­sa­do ha­ce po­cos días, pro­ce­den­te

de Es­ta­dos Uni­dos, don­de re­si­dió por va­rios años, pe­ro fue de­por­ta­do por en­con­trar­se en si­tua­ción ile­gal en aquel país.

El fa­lle­ci­do era co­no­ci­do ca­ri­ño­sa­men­te en la co­lo­nia Ra­món Vi­lle­da Mo­ra­les con el apo­do de “Pa­to Do­nald”.

Se­gún los ve­ci­nos de la ca­lle prin­ci­pal de ese ve­cin­da­rio, so­lo es­cu­cha­ron las de­to­na­cio­nes pe­ro por lo os­cu­ro de la zo­na no pu­die­ron ob­ser­var a los cri­mi­na­les, que hu­ye­ron sin de­jar ras­tro en me­dio de los ca­lle­jo­nes.

El cuer­po de Po­sa­das Za­mo­ra que­dó iner­te ten­di­do bo­ca arri­ba an­te el asom­bro de sus fa­mi­lia­res.

A la es­ce­na del cri­men lle­ga­ron agen­tes de la Po­li­cía Pre­ven­ti­va y de in­ves­ti­ga­ción, sin em­bar­go, no pu­die­ron dar con el pa­ra­de­ro de los res­pon­sa­bles.

Los res­tos mor­ta­les del hom­bre fue­ron re­ti­ra­dos la ma­dru­ga­da de ayer de la mor­gue del Mi­nis­te­rio Pú­bli­co, en me­dio del llan­to y las mues­tras de pe­sar de fa­mi­lia­res y ami­gos, que aún no asi­mi­la­ban lo su­ce­di­do

FO­TO: EL HE­RAL­DO

Tras ocu­rri­do el he­cho hu­bo pre­sen­cia po­li­cial y militar en la zo­na, pe­ro no se dio nin­gu­na de­ten­ción.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Honduras

© PressReader. All rights reserved.