In­vI­ta­do Ma­yor crecimiento en Amé­ri­ca La­ti­na pa­sa­rá por acer­car­nos más

Diario El Heraldo - - Opinión -

mo­to­res de crecimiento. La re­gión lle­va seis años de ba­jo crecimiento, in­clu­yen­do dos años de re­ce­sión eco­nó­mi­ca, que ame­na­zan con es­tan­car la gran trans­for­ma­ción so­cial de la dé­ca­da pa­sa­da.

La Alian­za del Pa­cí­fi­co, con­for­ma­da por Co­lom­bia, Chi­le, Mé­xi­co y Pe­rú, y el nue­vo acer­ca­mien­to en­tre es­ta Alian­za y Mer­co­sur, fun­da­da por Ar­gen­ti­na, Bra­sil, Pa­ra­guay y Uru­guay, son ejem­plos de es­te es­fuer­zo.

Y no son so­lo los lí­de­res y ges­to­res de po­lí­ti­cas la­ti­noa­me­ri­ca­nos los que es­tán pro­mo­vien­do la in­te­gra­ción; la úl­ti­ma en­cues­ta de La­ti­no­ba­ró­me­tro en­con­tró que el 77 por cien­to de la po­bla­ción es­tá a fa­vor de la in­te­gra­ción eco­nó­mi­ca con paí­ses ve­ci­nos y con el mun­do.

Des­de el Ban­co Mun­dial que­re­mos con­tri­buir a es­tos es­fuer­zos con nues­tra investigación y co­no­ci­mien­to. El nue­vo in­for­me “Me­jo­res ve­ci­nos: Ha­cia una re­no­va­ción de la in­te­gra­ción eco­nó­mi­ca en Amé­ri­ca La­ti­na” bus­ca ofre­cer ar­gu­men­tos sus­ten­ta­dos pa­ra un acer­ca­mien­to más am­plio y pro­fun­do en­tre los paí­ses de la re­gión.

El in­for­me pro­po­ne re­vi­ta­li­zar la in­te­gra­ción en­tre nues­tros paí­ses con el do­ble be­ne­fi­cio de re­du­cir tra­bas al in­te­rior de la re­gión y me­jo­rar así nues­tra ca­pa­ci­dad de com­pe­tir a ni­vel mun­dial.

Es­to im­pli­ca ir más allá de una sim­ple re­duc­ción de aran­ce­les. El país pro­me­dio la­ti­noa­me­ri­cano apli­ca hoy un aran­cel del ocho por cien­to a sus so­cios co­mer­cia­les, muy por de­ba­jo al aran­cel del 12 por cien­to que apli­ca­ba a me­dia­dos de los 90. Pe­ro aun así los ex­por­ta­do­res la­ti­noa­me­ri­ca­nos si­guen en­fren­tan­do cos­tos de co­mer­cio que son el do­ble de los de paí­ses de Asia y el Pa­cí­fi­co.

Es­tos cos­tos se atri­bu­yen, por ejem­plo, a ele­va­dos cos­tos de trans­por­te aso­cia­dos a los dé­fi­cits de in­fra­es­truc­tu­ra evi­den­tes en la re­gión. Tam­bién son el re­sul­ta­do de una es­ca­sa ar­mo­ni­za­ción re­gu­la­to­ria que pue­de ha­cer me­nos efi­cien­te el pa­so de car­ga­men­tos en­tre fron­te­ras.

El be­ne­fi­cio de un ma­yor acer­ca­mien­to no so­lo ra­di­ca en re­du­cir tra­bas al co­mer­cio. Más im­por­tan­te aún es el he­cho de que di­cho acer­ca­mien­to abre opor­tu­ni­da­des aún no apro­ve­cha­das pa­ra ser más pro­duc­ti­vos.

Con­si­de­ren, por ejem­plo, el po­ten­cial de ex­plo­rar eco­no­mías a es­ca­la. Una ma­yor in­te­gra­ción en­tre paí­ses pe­que­ños, co­mo los de las is­las del Ca­ri­be, les da­ría opor­tu­ni­da­des que hoy no tie­nen pa­ra en­trar a eco­no­mías más gran­des y ser más com­pe­ti­ti­vos.

O el po­ten­cial de apro­ve­char ple­na­men­te los avan­ces ya sig­ni­fi­ca­ti­vos en in­te­gra­ción ener­gé­ti­ca, ar­mo­ni­zan­do nor­mas re­gu­la­to­rias. Una re­gu­la­ción sim­pli­fi­ca­da po­dría, por ejem­plo, in­cen­ti­var in­ter­cam­bios de elec­tri­ci­dad en­tre los paí­ses cen­troa­me­ri­ca­nos, dan­do co­mo re­sul­ta­do una fuen­te de ener­gía más con­fia­ble y me­nos cos­to­sa pa­ra to­dos.

To­do es­to ilus­tra que la com­pe­ti­ti­vi­dad no de­pen­de so­la­men­te de la po­lí­ti­ca co­mer­cial de ca­da país. No es su­fi­cien­te con que ca­da país re­duz­ca sus aran­ce­les. El po­ten­cial de crecimiento de una in­te­gra­ción más pro­fun­da de­pen­de­rá de que el es­fuer­zo va­ya más allá y abar­que me­di­das conjuntas que re­que­ri­rán creatividad, vi­sión a lar­go pla­zo y coor­di­na­ción en­tre paí­ses.

Ade­más de­be­rá com­ple­men­tar­se de po­lí­ti­cas en­fo­ca­das a apo­yar a aque­llas personas que no es­tén en po­si­ción de sa­car pro­ve­cho in­me­dia­to, de tal for­ma que no que­den re­za­ga­das. In­ver­tir en nues­tra gen­te de­be se­guir sien­do prio­ri­ta­rio; crear igual­dad de opor­tu­ni­da­des, aten­dien­do te­mas co­mo la ca­li­dad de la educación pú­bli­ca, se­rá fun­da­men­tal pa­ra ge­ne­rar las ha­bi­li­da­des que el mer­ca­do laboral del fu­tu­ro de­man­da­rá de nues­tro ca­pi­tal hu­mano.

A lar­go pla­zo, cree­mos que el ím­pe­tu que ha sur­gi­do en la re­gión pa­ra in­te­grar­nos más y me­jor nos brin­da­rá los ré­di­tos de no so­lo ha­ber­nos acer­ca­do más en­tre no­so­tros, sino de ha­ber lo­gra­do con ello un ma­yor crecimiento sos­te­ni­do, in­dis­pen­sa­ble pa­ra re­du­cir la po­bre­za y au­men­tar la pros­pe­ri­dad de nues­tra re­gión

El po­ten­cial de crecimiento de una in­te­gra­ción más pro­fun­da de­pen­de­rá de que el es­fuer­zo va­ya más allá y abar­que me­di­das conjuntas que re­que­ri­rán creatividad, vi­sión a lar­go pla­zo y coor­di­na­ción en­tre paí­ses”.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Honduras

© PressReader. All rights reserved.