Cua­tro es­ce­na­rios se te­jen al­re­de­dor de las alian­zas po­lí­ti­cas

Pró­xi­mos dos me­ses se­rán de reunio­nes se­cre­tas, ne­go­cia­cio­nes y re­par­ti­cio­nes. PN no des­car­ta alian­zas

Diario El Heraldo - - País Política - Faustino Or­dó­ñez Ba­ca TE­GU­CI­GAL­PA El Heraldo faustino.or­do­nez@el­he­ral­do.hn

Cua­tro son los es­ce­na­rios po­si­bles que pue­den ocu­rrir de aquí al 24 de ma­yo en el pro­ce­so de con­for­ma­ción de la alian­za en­tre par­ti­dos que tie­nen ape­nas dos me­ses pa­ra con­ci­liar una ca­de­na de in­tere­ses que van des­de ideo­ló­gi­cos has­ta la ela­bo­ra­ción in­te­gral de una pro­pues­ta de país a la al­tu­ra de las cir­cuns­tan­cias.

To­do de­pen­de­rá del nú­me­ro de par­ti­dos po­lí­ti­cos que par­ti­ci­pa­rán en los acuer­dos y de los in­tere­ses que al in­te­rior de ca­da uno se ju­ga­rán, so­bre to­do aque­llos que tie­nen di­fe­ren­tes fac­cio­nes so­bre las cua­les pre­do­mi­nan in­tere­ses ideo­ló­gi­cos, po­lí­ti­cos y eco­nó­mi­cos, se­gún las in­da­ga­cio­nes de EL HERALDO.

El pri­me­ro

El pri­mer es­ce­na­rio es que la alian­za so­lo la for­men tres par­ti­dos; Li­ber­tad y Re­fun- da­ción (Li­bre), Par­ti­do An­ti­co­rrup­ción (Pac) y Par­ti­do In­no­va­ción y Uni­dad (Pi­nu). De uno de es­tos tres par­ti­dos sal­dría el can­di­da­to o can­di­da­ta pre­si­den­cial. Mu­cho se ru­mo­ra que el can­di­da­to se­ría Sal­va­dor Nasralla, quien ya pre­sen­tó par­te de su plan de go­bierno. Con es­te pa­no­ra­ma se iría so­lo a las elec­cio­nes ge­ne­ra­les el Par­ti­do Li­be­ral; aun­que no se des­car­ta que se le su­me el par­ti­do Alian­za Pa­trió­ti­ca Hon­du­re­ña (Alian­za), que la di­ri­ge el ge­ne­ral Romeo Vás­quez Ve­lás­quez, de afi­ni­dad li­be­ral y quien no se ve in­te­gra­do con Li­bre por lo ocu­rri­do en 2009. El se­gun­do es­ce­na­rio que pue­de ocu­rrir es que el Par­ti­do Li­be­ral se su­me a la alian­za que ya tie­nen Li­bre, Pac y Pi­nu, con lo cual for­ma­rían una fuer­te agru­pa­ción opo­si­to­ra, pe­ro aquí se con­ju­ga­rían mu­chos in­tere­ses por­que en el Par­ti­do Li­be­ral, so­bre to­do, hay sec­to­res con­ser­va­do­res que no acep­tan es­tar jun­tos con Li­bre. To­do lo con­tra­rio, quie­ren que Li­bre des­apa­rez­ca del es­ce­na­rio po­lí­ti­co. Por otro la­do, en es­ta alian­za de cua­tro par­ti­dos, ¿quién se­ría el can­di­da­to o can­di­da­ta pre­si­den­cial?.

“In­vi­ta­ción” li­be­ral

El ter­cer es­ce­na­rio con­sis­te en que el Par­ti­do Li­be­ral “in­vi­te” a Sal­va­dor Nasralla y al Pi­nu a for­mar par­te de una alian­za tri­par­ti­dis­ta, de­jan­do so­lo a Li­bre por ra­zo­nes ideo­ló­gi­cas y es­tra­té­gi­cas. Es­te es­ce­na­rio se pue­de dar so­lo si Nasralla trai­cio­na la alian­za de la que ya for­ma par­te y don­de ya tie­ne ase­gu­ra­da la can­di­da­tu­ra pre­si­den­cial, car­go que no le da­ría el Par­ti­do Li­be­ral, se­gún los ex­per­tos con­sul­ta­dos por EL HERALDO. Hay un cuar­to es­ce­na­rio. ¿Y aca­so so­lo la opo­si­ción pue­de ha­cer alian­zas?, se pre­gun­tan los na­cio­na­lis­tas, que no des­car­tan que tam­bién su par­ti­do lle­gue a acuer­dos con en­ti­da­des que son de su afi­ni­dad co­mo Uni­fi­ca­ción De­mo­crá­ti­ca (UD) -otro­ra par­ti­do de iz­quier­da-, De­mo­cra­cia Cris­tia­na (DC), Va Mo­vi­mien­to So­li­da­rio (Va­mos) y Fren­te Am­plio (an­tes Fren­te Am­plio Po­lí­ti­co Elec­to­ral en Resistencia, FAPER). Hay sec­to­res no po­lí­ti­cos, pro­fe­sio­na­les, agru­pa­cio­nes cam­pe­si­nas, sin­di­ca­les, po­pu­la­res, ét­ni­cos que tam­bién pue­den su­mar­se a cual­quier ti­po de alian­za par­ti­dis­ta.

La re­par­ti­ción

En es­tos dos me­ses los ac­to­res ten­drán que ne­go­ciar la dis­tri­bu­ción de lo que his­tó­ri­ca­men­te se ha co­no­ci­do co­mo el “pas­tel”, que no es más que la re­par­ti­ción del en­gra­na­je administrativo del Es­ta­do, tan­to a ni­vel de en­ti­da­des del go­bierno cen­tral co­mo des­cen­tra­li­za­das, pa­san­do por pues­tos cla­ves en el Con­gre­so Na­cio­nal co­mo la pre­si­den­cia de es­te po­der del Es­ta­do. De lo me­nos que que­rrán ha­blar los po­lí­ti­cos se­rá de la dis­tri­bu­ción de pues­tos, pe­ro es­to es al­go inevi­ta­ble en to­da ne­go­cia­ción so­bre to­do cuan­do se tra­ta de di­ri­gir los des­ti­nos de una na­ción. Es­ta ne­go­cia­ción ten­drá su pun­to de par­ti­da la can­di­da­tu­ra pre­si­den­cial, en pri­me­ra ins­tan­cia y, en se­gun­do lu­gar, la pre­si­den­cia del Po­der Le­gis­la­ti­vo.

Lo de­más vie­ne por aña­di­du­ra. Las alian­zas de­be­rán ins­cri­bir­se an­tes del 25 de ma­yo. Es­tos y otros es­ce­na­rios se te­jen en di­ver­sos circu­los de la sociedad lue­go de los re­sul­ta­dos que arro­ja­ron las elec­cio­nes pri­ma­rias ce­le­bra­das el 12 de mar­zo, en las que el Par­ti­do Li­be­ral dio la sor­pre­sa so­bre­pa­san­do en vo­tos a Li­bre y re­cu­pe­ran­do la po­si­ción co­mo se­gun­da fuer­za po­lí­ti­ca. Es­te re­sul­ta­do po­ne a los li­be­ra­les en una cla­ra ven­ta­ja fren­te a una even­tual ne­go­cia­ción pa­ra la cons­ti­tu­ción de cual­quier alian­za

FOTO: EL HERALDO

La pri­me­ra se­ñal de una alian­za opo­si­to­ra ocu­rrió en la asam­blea de enero del par­ti­do Li­bre en la ca­pi­tal.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Honduras

© PressReader. All rights reserved.