Se­pa có­mo de­be dar­le el ba­ño a su pe­rro

A LA HO­RA DE ASEAR A SU MAS­CO­TA DE­BE UTI­LI­ZAR PRO­DUC­TOS ES­PE­CIA­LES Y CUI­DAR SU PIEL DE LOS HON­GOS

Diario El Heraldo - - Portada - TE­GU­CI­GAL­PA Re­dac­ción El Heraldo dia­rio@el­he­ral­do.hn

La hi­gie­ne de una mas­co­ta es al­go im­por­tan­te, no so­lo por su sa­lud, sino tam­bién por­que com­par­te el es­pa­cio en el que us­ted es­tá. Sin em­bar­go, es­ta ta­rea que a sim­ple vis­ta pa­re­ce fá­cil, no siem­pre es­tá exen­ta de erro­res.

Con­se­jos

Al ba­ñar a su pe­rro to­me en cuen­ta al­gu­nas con­si­de­ra­cio­nes que, de po­ner­las en prác­ti­ca, le evi­ta­rán pro­ble­mas: -Ge­ne­re un cli­ma po­si­ti­vo. A la ma­yo­ría de ca­nes no les gus­ta que los ba­ñen, por lo que to­mar­los por sor­pre­sa so­lo re­for­za­rá un com­por­ta­mien­to ne­ga­ti­vo que con to­da pro­ba­bi­li­dad los ha­rá sa­lir co­rrien­do a es­con­der­se. Una al­ter­na­ti­va pa­ra evi­tar es­te ti­po de ac­cio­nes es ser cons­tan­te con los ba­ños a ma­ne­ra de crear un há­bi­to. -Ce­pí­lle­lo an­tes del ba­ño. Si su pe­rro es de pe­lo lar­go o me­dio, de­be ce­pi­llar­lo pre­vio a mo­jar­lo pa­ra eli­mi­nar los en­re­dos en el pe­lo. -Use un cham­pú es­pe­cial. Usar cham­pú pa­ra ca­be­llo hu­mano es qui­zá uno de los

erro­res más fre­cuen­tes, pues se sue­le pen­sar que por ser pa­ra per­so­nas, los be­ne­fi­cios se­rán igua­les pa­ra el pe­rro, no obs­tan­te, lo que lo­gra­rá es re­se­car la piel del ani­mal.

-Pro­té­ja­le los oí­dos. Otro cui­da­do a te­ner pre­sen­te es ta­par los oí­dos del pe­rro pa­ra evi­tar que se in­tro­duz­ca agua, ya que es­to pro­vo­ca la pro­li­fe­ra­ción de hon­gos.

-Re­ti­re to­do el pro­duc­to. Los ani­ma­les, al igual que los se­res hu­ma­nos, ne­ce­si­tan de un buen ba­ño, así que tó­me­se el tiem­po pa­ra re­ti­rar­le to­do el ex­ce­so de pro­duc­tos, ya que no ha­cer­lo po­dría con­tri­buir a ge­ne­rar al­gún ti­po de aler­gia u hon­go. -Sé­que­lo bien. Des­pués de dar un ade­cua­do ba­ño al ani­mal se le de­be se­car co­rrec­ta­men­te con una toa­lla lim­pia pa­ra así evi­tar ma­los olo­res o, en el peor de los ca­sos, res­fria­dos. -Re­gu­le la tem­pe­ra­tu­ra del agua. Pro­cu­re que no es­té ni de­ma­sia­do ca­lien­te ni muy fría. -El lu­gar ade­cua­do. Bus­que un si­tio don­de pue­da rea­li­zar el pro­ce­so, ya sea en el ex­te­rior o in­te­rior, ade­más ten­ga a mano to­dos los pro­duc­tos a uti­li­zar, es­to mi­ni­mi­za­rá el tiem­po del ba­ño y con­tri­bui­rá a ba­jar la an­sie­dad de su ami­go pe­lu­do. Tam­bién pue­de usar pa­la­bras ca­ri­ño­sas pa­ra lo­grar que el ani­mal se man­ten­ga re­la­ja­do du­ran­te el aseo.

En ca­so de pre­sen­tar pro­ble­mas de piel, el ve­te­ri­na­rio le re­co­men­da­rá cham­pús es­pe­cí­fi­cos pa­ra ca­da pro­ble­ma

Use una toa­lla y no una se­ca­do­ra pa­ra eli­mi­nar el ex­ce­so de agua.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Honduras

© PressReader. All rights reserved.