In­vi­ta­do UE ce­le­bra el 60 aniver­sa­rio de la fir­ma de los Tra­ta­dos de Ro­ma

Diario El Heraldo - - Opinión -

tiem­pos im­pre­vi­si­bles y el 60 aniver­sa­rio de los Tra­ta­dos de Ro­ma nos brin­da la opor­tu­ni­dad no so­lo de re­afir­mar nues­tro com­pro­mi­so con los va­lo­res y ob­je­ti­vos so­bre los que se sus­ten­ta el pro­yec­to eu­ro­peo, sino de dar pa­sos prag­má­ti­cos y am­bi­cio­sos ha­cia ade­lan­te.

Los mis­mos va­lo­res que de­fi­nen nues­tra pro­pia his­to­ria co­mo UE tam­bién for­man la ba­se de nues­tro com­pro­mi­so fue­ra de nues­tras fron­te­ras. Con es­to en men­te, va­le la pe­na des­ta­car que la aso­cia­ción de la UE con Hon­du­ras es ca­da día más fuer­te. Hon­du­ras es el se­gun­do país de La­ti­noa­mé­ri­ca que más fon­dos re­ci­be por par­te de la Unión Eu­ro­pea en coope­ra­ción in­ter­na­cio­nal. Es ayu­da que be­ne­fi­cia a los más po­bres y vul­ne­ra­bles en áreas co­mo se­gu­ri­dad ali­men­ta­ria,em­pleo de­cen­te, Es­ta­do de de­re­cho y me­dio am­bien­te. Sos­te­ne­mos ade­más un im­por­tan­te y per­ma­nen­te diá­lo­go po­lí­ti­co con di­fe­ren­tes ac­to­res de la so­cie­dad y par­ti­ci­pa­mos con mi­sio­nes de ob­ser­va­ción elec­to­ral pa­ra el for­ta­le­ci­mien­to del sis­te­ma de­mo­crá­ti­co. Por otra par­te, el co­mer­cio UE-Hon­du­ras cre­ce más ca­da día y las ex­por­ta­cio­nes de pro­duc­tos hon­du­re­ños ha­cia Eu­ro­pa van en au­men­to, su­peran­do por pri­me­ra vez los 1,000 mi­llo­nes de USD el año pa­sa­do.

La UE es la se­gun­da eco­no­mía mun­dial. So­mos el ma­yor mer­ca­do mun­dial y el prin­ci­pal in­ver­sor ex­tran­je­ro en la ma­yor par­te del mundo. In­ver­ti­mos más que to­do el res­to del mundo en coope­ra­ción pa­ra el desa­rro­llo y ayu­da hu­ma­ni­ta­ria. La UE es ca­da vez más ac­ti­va co­mo pro­vee­dor mun­dial de se­gu­ri­dad. La Unión Eu­ro­pea es y se­gui­rá sien­do una po­ten­cia só­li­da, coope­ra­ti­va y fia­ble. Nues­tros so­cios sa­ben lo que re­pre­sen­ta­mos.

Re­pre­sen­ta­mos el mul­ti­la­te­ra­lis­mo, los de­re­chos hu­ma­nos, la coope­ra­ción in­ter­na­cio­nal. Re­pre­sen­ta­mos el desa­rro­llo sos­te­ni­ble, las so­cie­da­des in­te­gra­do­ras, la lu­cha con­tra to­das las de­sigual­da­des en ma­te­ria de edu­ca­ción, de de­mo­cra­cia y de de­re­chos hu­ma­nos. Pa­ra no­so­tros, no se tra­ta de ca­ri­dad: es tam­bién una in­ver­sión in­te­li­gen­te en nues­tra pro­pia se­gu­ri­dad y pros­pe­ri­dad.

La Unión Eu­ro­pea es el ma­yor do­nan­te fi­nan­cie­ro del mundo de ayu­da pa­ra el desa­rro­llo. Desem­pe­ña­mos un pa­pel de­ci­si­vo en la pla­ni­fi­ca­ción de los Ob­je­ti­vos de Desa­rro­llo Sos­te­ni­ble de las Na­cio­nes Uni­das, que ya es­ta­mos apli­can­do, al igual que es­ta­mos la­bo­ran­do en pro de la ac­tua­li­za­ción del Con­sen­so Eu­ro­peo so­bre Desa­rro­llo. La ayu­da al desa­rro­llo de la UE se des­ti­na a unos 150 paí­ses de to­do el mundo y se cen­tra ca­da vez más en los lu­ga­res más po­bres del mundo. La Unión Eu­ro­pea per­ma­ne­ce asi­mis­mo dis­pues­ta a ayu­dar a las po­bla­cio­nes afec­ta­das por ca­tás­tro­fes na­tu­ra­les o de ori­gen hu­mano.

Cua­les­quie­ra que sean los acon­te­ci­mien­tos que pue­da de­pa­rar­nos el fu­tu­ro, una co­sa es se­gu­ra: la UE se­gui­rá si­tuan­do el fo­men­to de la paz y la se­gu­ri­dad in­ter­na­cio­nal, la coope­ra­ción pa­ra el desa­rro­llo, los de­re­chos hu­ma­nos y la res­pues­ta a las cri­sis hu­ma­ni­ta­rias en el cen­tro de sus po­lí­ti­cas ex­te­rior y de se­gu­ri­dad

Luz Er­nes­ti­na Me­jía P.

Hon­du­ras es el se­gun­do país de La­ti­noa­mé­ri­ca que más fon­dos re­ci­be por par­te de la Unión Eu­ro­pea en coope­ra­ción in­ter­na­cio­nal”.

l frau­de elec­to­ral se ha ac­tua­do con in­di­fe­ren­cia, des­pre­cio, mie­do o con­ve­nien­cia. La so­li­da­ri­dad pro­ver­bial hon­du­re­ña ha te­ni­do ex­cep­ción: una mar­ca­da a la ho­ra de de­fen­der el de­re­cho de ele­gir y ser elec­to. El apu­ro co­ti­diano de los hon­du­re­ños re­le­gan a lo su­per­fluo lo que no sean sus ne­ce­si­da­des bá­si­cas, en­tre las que ele­gir a los di­ri­gen­tes na­cio­na­les no se en­cuen­tra. Otros, las in­con­for­mi­da­des in­di­vi­dua­les con los re­sul­ta­dos elec­to­ra­les, les pa­re­cen des­pre­cia­bles, son de­bi­li­dad. Hay quien cons­cien­te de los efec­tos ne­ga­ti­vos a la de­mo­cra­cia, con­de­na, pe­ro en ín­ti­mas ter­tu­lias. El mie­do a de­nun­cia­dos y pa­dri­nos les pa­ra­li­za e im­pi­de evi­den­ciar ilí­ci­tos y au­to­res. Y es­tán los que no acu­san por con­ve­nien­cia, pa­ra no ser víc­ti­mas del enojo de los que sus­ten­tan la di­rec­ción for­mal o in­for­mal en el partido po­lí­ti­co y que­dar ex­clui­dos de las ven­ta­jas del po­der ac­tual o po­ten­cial. El des­gas­te emo­cio­nal y has­ta eco­nó­mi­co que im­pli­ca, tam­bién re­traen la de­fen­sa de de­re­chos elec­to­ra­les. Por lo que sea, la im­pu­ni­dad ha fo­men­ta­do el irres­pe­to a la vo­lun­tad popular ma­ni­fies­ta en las ur­nas. Que­dan elec­tos per­so­nas que los vo­tan­tes no ele­gi­mos. Y no hay res­pon­sa­bi­li­dad por las de­ci­sio­nes to­ma­das. El frau­de elec­to­ral una vez más ha si­do ver­gon­zo­so. Ha vuel­to a res­tre­gar­se una pe­na gran­de, la no­mi­na­ción “elec­cio­nes es­ti­lo Hon­du­ras”, ga­na­da a pul­so. ¿Has­ta cuán­do? La UNAH, ASJ e Im­pac­tos, en­tes de ciu­da­da­nía ac­ti­va, han ini­cia­do un ca­mino a la trans­pa­ren­cia elec­to­ral. En­ten­di­da no so­lo co­mo la eli­mi­na­ción de los de­li­tos elec­to­ra­les sino de to­do lo que es co­rrup­ción, in­clui­do el uso de di­ne­ros es­ta­ta­les, del nar­co­trá­fi­co y de cual­quier otro ori­gen ra­ro. Jun­to al Di­plo­ma­do en De­re­cho Elec­to­ral de la Fa­cul­tad de Cien­cias Ju­rí­di­cas de la UNAH y de la Fun­da­ción Kon­rad Ade­nauer ge­ne­ran es­pe­ran­za de que al­gún día las elec­cio­nes en Hon­du­ras sean di­fe­ren­tes: ex­pre­sión de la vo­lun­tad popular. Y no la per­so­nal de ba­ro­nes de la po­lí­ti­ca o de otros po­de­res fác­ti­cos

“Es ayu­da que be­ne­fi­cia a los más po­bres y vul­ne­ra­bles en áreas co­mo se­gu­ri­dad ali­men­ta­ria, em­pleo de­cen­te, Es­ta­do de de­re­cho y me­dio am­bien­te”.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Honduras

© PressReader. All rights reserved.