Em­pleos

Las claves para lo­grar el éxi­to em­pre­sa­rial

Diario El Heraldo - - Portada - El He­ral­do pao­la.lo­pez@el­he­ral­do.hn

Lo­grar el éxi­to em­pre­sa­rial es lo que to­do em­pren­de­dor desea, sin em­bar­go, el fu­tu­ro exi­to­so de un ne­go­cio no so­lo de­pen­de de una bue­na idea o con­tar con el ca­pi­tal eco­nó­mi­co ne­ce­sa­rio, sino tam­bién de su ca­pi­tal hu­mano.

Para co­no­cer más so­bre có­mo lo­grar el éxi­to en su em­pre­sa, la doc­to­ra Pa­tri­cia Co­fi­ño, di­rec­to­ra de ca­pi­tal hu­mano para McDo­nald’s Me­soa­mé­ri­ca, brin­dó una en­tre­vis­ta ex­clu­si­va para Su­per­guía Em­pleos en la que abor­dó di­fe­ren­tes as­pec­tos, des­de los ad­mi­nis­tra­ti­vos has­ta la aten­ción al clien­te, vi­ta­les para al­can­zar el ob­je­ti­vo.

Co­fi­ño es­tu­vo de vi­si­ta en Hon­du­ras en el mar­co de las Con­ven­cio­nes 2017, even­to or­ga­ni­za­do por McDo­nald’s.

¿Qué ha­bi­li­da­des de­be te­ner un buen ad­mi­nis­tra­dor? Tie­ne que ser muy bueno en lo que ha­ce, si es po­si­ble ha­cer­lo me­jor que to­dos los de­más. Ade­más de­be te­ner ha­bi­li­da­des de tra­to con la gen­te, ser res­pe­tuo­so y ama­ble con las per­so­nas. Tam­bién de­be co­no­cer bien cuál es la ma­ne­ra de ob­te­ner ga­nan­cias en su ne­go­cio: cal­cu­lar cos­tos, uti­li­dad y ga­nan­cias, por su­pues­to la hos­pi­ta­li­dad ha­cia los clien­tes.

Yo re­su­mi­ría to­do es­to en guiar a tra­vés del ejem­plo, que los de­más pue­dan ver la ma­ne­ra có­mo él tra­ta a la gen­te y ha­cer­lo de la mis­ma for­ma.

¿Qué ca­rac­te­rís­ti­cas de­be te­ner un buen lí­der? La hu­mil­dad, sa­ber re­co­no­cer sus erro­res y po­der ro­dear­se de per­so­nas que se­pan más que él para po­der crear si­ner­gia, y a tra­vés de to­das las re­co­men­da­cio­nes y to­do lo que nos di­cen las per­so­nas de nues­tro al­re­de­dor, po­der to­mar las me­jo­res de­ci­sio­nes que van a guiar la em­pre­sa ha­cia el éxi­to.

Por su­pues­to que las per­so­nas de­ben te­ner co­no­ci­mien­tos no so­lo ad­mi­nis­tra­ti­vos, sino tam­bién del ne­go­cio en sí para po­der to­mar bue­nas de­ci­sio­nes, es­to re­quie­re co­no­cer el ne­go­cio a fon­do ha­bien­do tra­ba­ja­do en to­das las po­si­cio­nes ope­ra­ti­vas (aun­que sea por po­co tiem­po), para po­der di­ri­gir­lo co­rrec­ta­men­te más ade­lan­te.

Tam­bién es im­por­tan­te que pue­da te­ner vi­sión ha­cia el fu­tu­ro y que sea em­pren­de­dor para ade­lan­tar­se a los he­chos, de es­ta for­ma po­drá an­ti­ci­par­se a lo que nues­tros clien­tes quie­ren y tam­bién a las ne­ce­si­da­des que va a te­ner el mer­ca­do co­mo tal.

¿Qué ac­ti­tu­des de­ben po­seer las per­so­nas en­car­ga­das de su­per­vi­sar al per­so­nal? Que­rer ha­cer las co­sas bien, tra­tar a las per­so­nas de una ma­ne­ra res­pe­tuo­sa, éti­ca y jus­ta. No to­das las per­so­nas te­ne­mos el mis­mo ca­rác­ter, hay al­gu­nas que son más son­rien­tes, otras más es­tric­tas, pe­ro to­dos de­ben te­ner la ha­bi­li­dad de po­der tra­tar a las per­so­nas de una ma­ne­ra res­pe­tuo­sa, ho­nes­ta y ser jus­tos con ellas.

¿Qué re­pre­sen­ta el

Tie­ne un Doc­to­ra­do Ho­no­ris Cau­sa en Ad­mi­nis­tra­ción y Desa­rro­llo por la Uni­ver­si­dad Ga­li­leo de Gua­te­ma­la (2012). Cer­ti­fi­ca­ción en la im­ple­men­ta­ción de Lí­der para Lí­de­res (Gua­te­ma­la 2015). Coach On­to­ló­gi­co Em­pre­sa­rial, New­field Con­sul­ting, Bo­go­tá, Co­lom­bia (2009). ca­pi­tal hu­mano den­tro de una em­pre­sa? Yo creo que es­te es un pun­to cla­ve den­tro de una em­pre­sa, cuan­do no­so­tros te­ne­mos el com­pro­mi­so de nues­tros co­la­bo­ra­do­res se pue­de al­can­zar el éxi­to, de lo con­tra­rio eso va a in­fluir mu­cho para no lo­grar­lo.

Cree­mos que si la per­so­na no ha si­do tra­ta­da de una ma­ne­ra hos­pi­ta­la­ria es di­fí­cil que le va­ya a tras­la­dar al clien­te esa mis­ma hos­pi­ta­li­dad. Cla­ro que para al­can­zar el éxi­to tam­bién in­flu­ye el mer­ca­deo que se le da al lu­gar, el ti­po de pro­duc­to que se es­tá ven­dien­do, pe­ro la cla­ve es nues­tra gen­te.

¿Qué evi­ta que una em­pre­sa ten­ga éxi­to? Creo que uno de los as­pec­tos más im­por­tan­te que evi­tan el éxi­to de una em­pre­sa es la ma­ne­ra en có­mo tra­tan a su gen­te, si la tra­tan de una ma­ne­ra inapro­pia­da o pien­san ha­cer aho­rros que van en con­tra del be­ne­fi­cio del clien­te o to­mar de­ci­sio­nes que van en de­tri­men­to de la ca­li­dad que le es­ta­mos dan­do a nues­tro clien­tes, es­te no­ta la di­fe­ren­cia en el pro­duc­to y va a dejar de pre­fe­rir­nos. Pue­de ser que es­ta sea una de­ci­sión ge­ren­cial, pe­ro tam­bién pue­de ser una de­ci­sión que to­me el per­so­nal, y cuan­do no­so­tros ha­ce­mos al­go in­co­rrec­to o so­mos in­jus­tos con las per­so­nas que la­bo­ran en la em­pre­sa, ellas de al­gu­na ma­ne­ra van a ha­cer­nos pa­gar ese error, dan­do pro­duc­to de ma­la ca­li­dad o sien­do des­cor­te­ses con los clien­tes que lle­gan al ne­go­cio.

Así que una ma­ne­ra se­gu­ra de lle­gar al éxi­to o al fra­ca­so es la for­ma en có­mo tra­te­mos a la gen­te, tan­to a nues­tros em­plea­dos co­mo a los clien­tes.

¿Qué as­pec­tos de la aten­ción al clien­te in­flu­yen en el éxi­to de una em­pre­sa? Aquí tie­ne mu­cho que ver el en­tre­na­mien­to. Una de las claves para lo­grar el éxi­to en la aten­ción al clien­te es­tá en sa­lu­dar a las per­so­nas y ayu­dar­les con el pro­duc­to, por­que no­so­tros so­mos los ex­per­tos y sa­be­mos qué po­de­mos re­co­men­dar o su­ge­rir al clien­te.

¿Qué re­co­men­da­cio­nes pue­de dar­les a quie­nes pien­sen ini­ciar una em­pre­sa? Pien­so que para for­mar una em­pre­sa lo pri­me­ro que no­so­tros te­ne­mos que pen­sar es po­der desa­rro­llar­nos en un tra­ba­jo en don­de qui­zá al prin­ci­pio no re­ci­ba­mos uti­li­dad; tra­ba­jo que po­dría­mos ha­cer 24 ho­ras lu­chan­do para sa­car­lo ade­lan­te, por­que es­to nos apa­sio­na y des­de un prin­ci­pio hay que tra­ba­jar en una re­la­ción ga­nar-ga­nar tan­to por los clien­tes co­mo por los em­plea­dos, por­que es a tra­vés de esos clien­tes fre­cuen­tes que pro­ba­ron nues­tro ser­vi­cio o pro­duc­to y que les gus­tó que nues­tro ne­go­cio va a cre­cer

Cuan­do no­so­tros te­ne­mos el com­pro­mi­so de nues­tros co­la­bo­ra­do­res se pue­de al­can­zar el éxi­to, de lo con­tra­rio eso va a in­fluir mu­cho para no lo­grar­lo”

al­gu­nos as­peC­tos La es­pe­cia­lis­ta se­ña­la co­mo pun­tos de­ter­mi­nan­tes la ca­li­dad del pro­duc­to, el buen tra­to ha­cia los em­plea­dos y los clien­tes.

IM­POR­TAN­TE An­tes de ini­ciar una idea de ne­go­cios es im­por­tan­te que es­ta le apa­sio­ne.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Honduras

© PressReader. All rights reserved.