el cra­que­la­do invade el ho­gar

Di­se­ño Ya sea en por­ce­la­na, ma­de­ra o vi­drio, las pie­zas con as­pec­to agrie­ta­do se han con­ver­ti­do en el cen­tro de aten­ción de la de­co­ra­ción

Diario El Heraldo - - Habitar - TE­GU­CI­GAL­PA El He­ral­do ele­na.cas­ti­llo@el­he­ral­do.hn Ele­na Cas­ti­llo

La de­co­ra­ción del ho­gar es un am­plio mun­do por ex­plo­rar en el que abun­dan tan­to las ideas co­mo los gus­tos.

Si en­tre to­das esas op­cio­nes pierde su no­ción de­co­ra­ti­va, hoy nos en­fo­ca­re­mos en una que le pue­de gus­tar: el cra­que­la­do.

Sí, esos ador­nos que se ven co­mo des­con­cha­dos o res­que­bra­ja­dos son los que in­te­gran es­ta pro­pues­ta de­co­ra­ti­va que, de­pen­dien­do del as­pec­to de la pie­za, pue­de in­cor­po­rar­da

se a una apues­ta vin­ta­ge, rús­ti­ca o mo­der­na; se tra­ta de ju­gar con ca­da ele­men­to, ge­ne­ran­do una rup­tu­ra agra­da­ble den­tro del en­torno res­pec­to al res­to de los im­ple­men­tos, o in­te­grán­do­lo den­tro de una pro­pues­ta si­mi­lar.

Al­gu­nos de los ador­nos ela­bo­ra­dos en es­ta téc­ni­ca son más ver­sá­ti­les que otros, así que ob­ser­ve bien qué le va me­jor a lo que tie­ne en men­te pa­ra su ho­gar.

Ori­gi­nal­men­te el cra­que­la­do es un mé­to­do de en­ve­je­ci­mien­to

na­tu­ral de la pin­tu­ra y bar­ni­ces. Ac­tual­men­te es­te se ha con­ver­ti­do en una téc­ni­ca con la que se pue­de ace­le­rar ar­ti­fi­cial­men­te el en­ve­je­ci­mien­to de las pie­zas.

El cra­que­la­do lo pue­de en­con­trar en ador­nos, mar­cos de es­pe­jos, puer­tas, me­sas, si­llas, ban­de­jas, etc.

Al te­ner grie­tas, la lim­pie­za de es­tas pie­zas es más me­ticu­losa que las que tie­nen una su­per­fi­cie li­sa, ya que si hay pol­vo de­be uti­li­zar un ce­pi­llo sua­ve o un lien­zo que pue- lle­gar a esos re­co­ve­cos.

Ti­pos

Hay dos ti­pos de cra­que­la­do, el que tie­ne dos co­lo­res con­tras­tan­tes, por ejem­plo un mar­co de es­pe­jo blan­co con grie­tas en co­lor bei­ge, o el de dos com­po­nen­tes ba­se, don­de el adorno tie­ne un co­lor con una ba­se tras­lú­ci­da.

El cra­que­la­do lo pue­de en­con­trar en una di­ver­si­dad de ma­te­ria­les co­mo la ma­de­ra, la por­ce­la­na, el vi­drio, el lien­zo y el ba­rro, en­tre otros

Téc­ni­ca El cra­que­la­do es un mé­to­do de en­ve­je­ci­mien­to na­tu­ral de la pin­tu­ra y bar­ni­ces. fO­TO: DAviD rO­mE­rO

FRUTERO Es­te adorno pue­de in­cor­po­rar­lo co­mo cen­tro de me­sa.

vi­drio Los ador­nos cra­que­la­dos en vi­drio le apor­ta­rán el detalle vin­ta­ge y ele­gan­te a los es­pa­cios.

de co­lo­res Una es­fe­ra de es­te es­ti­lo pue­de com­ple­men­tar la de­co­ra­ción, si la co­lo­ca en una ban­de­ja de me­tal.

FO­TOS: DAVID RO­ME­RO

ver­sá­til Es­te es otro di­se­ño en frutero que tam­bién pue­de im­ple­men­tar en la de­co­ra­ción de su co­me­dor.

pa­ra cual­quier es­pa­cio Si bus­ca al­go más dis­cre­to, pue­de ele­gir una es­fe­ra cra­que­la­da en la mis­ma ga­ma de to­nos, pa­ra te­ner­la en la ofi­ci­na o la sa­la.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Honduras

© PressReader. All rights reserved.