La ATIC via­ja a Mia­mi a traer al hi­jo del co­mi­sio­na­do

En­tre­ga Ayer, el hon­du­re­ño in­for­mó que jun­to a su es­po­sa ha­bían to­ma­do la de­ter­mi­na­ción de en­tre­gar­se vo­lun­ta­ria­men­te a la jus­ti­cia es­ta­dou­ni­den­se, pe­ro al filo de las 8:00 de la no­che no lo ha­bían he­cho

Diario El Heraldo - - Portada - TE­GU­CI­GAL­PA

El hon­du­re­ño Jor­ge Ba­rra­la­ga (29) no se en­tre­gó ayer a las au­to­ri­da­des de Es­ta­dos Uni­dos, tal y co­mo él lo ha­bía anun­cia­do.

De acuer­do a in­for­ma­ción en po­der del Mi­nis­te­rio Pú­bli­co (MP) y la Agen­cia Téc­ni­ca de In­ves­ti­ga­ción Cri­mi­nal (ATIC), el jo­ven, al filo de las 8:00 de la no­che de ayer, to­da­vía no se ha­bía en­tre­ga­do.

“Men­ti­ra que se en­tre­gó, va­mos a cap­tu­rar­lo”, de­ta­lló a EL HE­RAL­DO una fuen­te li­ga­da al pro­ce­so de in­ves­ti­ga­ción en torno a es­te ca­so.

En ese sen­ti­do, los agen­tes de la ATIC co­men­za­ron a ha­cer ges­tio­nes con el Bu­ró Fe­de­ral de In­ves­ti­ga­cio­nes (FBI) pa­ra ace­le­rar el pro­ce­so de captura.

“Se es­tán ha­cien­do las ges­tio­nes, pe­ro es un pro­ce­so”, ase­gu­ró la fuen­te.

Ayer, un equi­po de fis­ca­les y agen­tes del MP via­ja­ron a la ciu­dad de Mia­mi, Flo­ri­da, Es­ta­dos Uni­dos, pa­ra cap­tu­rar a Jor­ge Ba­rra­la­ga y su es­po­sa Mar­ta Mo­ra­les, ase­gu­ró la fuen­te.

Am­bos tie­nen pen­dien­te un re­que­ri­mien­to fis­cal con or­den de captura pen­dien­te en el país, por el su­pues­to de­li­to de la­va­do de ac­ti­vos.

El pro­ce­so de re­pa­tria­ción de los dos hon­du­re­ños tar­da­ría va­rios días, con­fir­ma­ron las au­to­ri­da­des del MP.

Su­pues­ta en­tre­ga

Ayer, el mis­mo Ba­rra­la­ga in­for­mó en ho­ras de la ma­ña­na que “den­tro de un par de ho­ras” iba a en­tre­gar­se vo­lun­ta­ria­men­te a las au­to­ri­da­des es­ta­dou­ni­den­ses pa­ra en­fren­tar los car­gos que le impu­ta la jus­ti­cia hon­du­re­ña.

“En efec­to, es­ta­mos en esos pla­nes. La idea es ha­cer­lo hoy mis­mo (ayer)”, di­jo Ba­rra­la­ga en una en­tre­vis­ta otor­ga­da a Ra­dio Glo­bo.

En­se­gui­da ase­gu­ró que “ca­da ac­ción es muy per­so­nal de ca­da quien, lo que me sorprende es por qué nos vin­cu­lan a to­dos, en el ca­so de al­guien tu­vie­ra cier­ta cul­pa­bi­li­dad, co­sa que no es así, se­ría muy per­so­nal”.

Ma­ni­fes­tó que se su­po­ne que hay una in­ves­ti­ga­ción y por lo tan­to tie­nen que lle­gar a fon­do por­que “to­do lo que hay son re­la­cio­nes co­mer­cia­les, que aho­ra han sa­li­do per­so­nas que son so­li­ci­ta­das por el go­bierno de Es­ta­dos Uni­dos y que en su mo­men­to no­so­tros tu­vi­mos al­gu­na re­la­ción co­mer­cial no es pro­ble­ma de no­so­tros”, jus­ti­fi­có.

Ase­gu­ró que ni la ga­so­li­ne­ra ni los plan­te­les ase­gu­ra­dos el lu­nes an­te­rior por el Mi­nis­te­rio Pú­bli­co son de su pro­pie­dad. Pe­ro sí cer­ti­fi­có que la lu­jo­sa vi­vien­da de­co­mi­sa­da en San Pe­dro Su­la es de su pro­pie­dad. “La ca­sa era mía, se sa­có por me­dio de un prés­ta­mo ban­ca­rio, pe­ro se ven­dió el año pa­sa­do”, di­jo.

Ba­rra­la­ga di­jo que no tie­ne nin­gu­na vin­cu­la­ción co­mer­cial con su pa­dre, el exo­fi­cial de Po- li­cía, pe­ro sí con Xio­ma­ra Ro­ca, que fue cap­tu­ra­da el do­min­go pa­sa­do. “Con ella me crié yo. Yo me de­bo, eco­nó­mi­ca­men­te ha­blan­do, a ellos, me apo­ya­ron, mi pri­mer ca­rro, ca­sa, ellos me lo re­ga­la­ron”, di­jo.

Los abo­ga­dos de Ba­rra­la­ga ya in­ter­pu­sie­ron un re­cur­so an­te el juez de ga­ran­tía que per­mi­ta en­tre­gar­se vo­lun­ta­ria­men­te a la jus­ti­cia hon­du­re­ña.

Via­je

El jo­ven con­fir­mó que des­de ha­ce un par de días reali­zó un via­je de rutina a la ciu­dad de Mia­mi, don­de se en­con­tra­ría con su es­po­sa.

Una fuen­te con­fió a EL HE­RAL­DO que el jo­ven via­jó a Es­ta­dos Uni­dos pa­ra ob­ser­var un par­ti­do de fút­bol que se lle­va­ría a ca­bo en Mia­mi, en­tre el Real Ma­drid y Bar­ce­lo­na de Es­pa­ña, que se ce­le­bró el pa­sa­do sá­ba­do en ho­ras de la no­che.

Pre­sun­ta­men­te, el jo­ven al con­cluir el par­ti­do se en­te­ró del ope­ra­ti­vo que se te­nía pre­pa­ra­do en su con­tra y que se lle­va­ría a ca­bo al día si­guien­te.

En me­dio del ner­vio­sis­mo, el mu­cha­cho de 29 años de­ci­dió huir vía aé­rea a Cu­ba, don­de pre­ten­día re­fu­giar­se, pe­ro so­lo per­ma­ne­ció por un par de ho­ras, por­que al en­te­rar­se que ha­bían cap­tu­ra­do a su ma­má de crian­za de­ci­dió re­tor­nar a Mia­mi, don­de jun­to a su es­po­sa de­ter­mi­na­ron en­tre­gar­se a la jus­ti­cia.

Or­den de captura

EL HE­RAL­DO tam­bién su­po que en torno a es­te ca­so exis­te otra or­den de captura pen­dien­te. Se tra­ta del re­que­ri­mien­to fis­cal con­tra el

exal­cal­de del mu­ni­ci­pio de Sa­bá, Co­lón, San­tia­go Ba­rra­la­ga. El ex­dil es her­mano del ex­sub­co­mi­sio­na­do de Po­li­cía, Jor­ge Ba­rra­la­ga, es­po­so de la se­ño­ra Edith Xio­ma­ra Ro­ca y tío del jo­ven Jor­ge Ba­rra­la­ga.

Des­de el do­min­go an­te­rior, agen­tes de la ATIC co­men­za­ron una ca­ce­ría en con­tra del exal­cal­de de Sa­bá, sin em­bar­go, es­te no ha si­do cap­tu­ra­do.

Su­pues­ta­men­te, San­tia­go Ba­rra­la­ga se de­di­ca al ru­bro del trans­por­te de car­ga. Y es que des­de ha­ce 25 años se de­di­ca al al­qui­ler de fur­go­nes a la em­pre­sa trans­na­cio­nal Stan­dard Fruit Com­pany.

No­viaz­go

In­for­ma­ción en po­der del Mi­nis­te­rio Pú­bli­co re­ve­la que la se­ño­ri­ta Mon­tse Fra­ga man­tu­vo una re­la­ción sen­ti­men­tal con el jo­ven Ba­rra­la­ga.

“Es­ta per­du­ró va­rios años, pe­ro al tiem­po se de­ja­ron”, di­jo la fuen­te.

Du­ran­te el no­viaz­go, Fra­ga hi­zo una se­rie de de­pó­si­tos a las cuen­tas de Ba­rra­la­ga sin al­gu­na jus­ti­fi­ca­ción.

Pre­sun­ta­men­te, es­te di­ne­ro se mo­vía a tra­vés de las em­pre­sas que fue­ron ase­gu­ra­das en el trans­cur­so de la se­ma­na.

Al fi­na­li­zar el no­viaz­go con Ba­rra­la­ga, Mon­tse Fra­ga se con­vir­tió en la pa­re­ja sen­ti­men­tal del ca­po hon­du­re­ño ex­tra­di­ta­do a Es­ta­dos Uni­dos, Wil­ter Nep­taly Blanco.

In­clu­si­ve, Fra­ga era la mu­jer que acom­pa­ñó has­ta el úl­ti­mo mo­men­to a Blanco. Y es que ella fue cap­tu­ra­da jun­to al ca­po en no­viem­bre de 2016, en el mu­ni­ci­pio de Heredia, Cos­ta Ri­ca.

En­se­gui­da fue pues­ta en li­ber­tad al no exis­tir nin­gu­na acu­sa­ción en su con­tra.

Ayer, las au­to­ri­da­des si­guie­ron con el pro­ce­so de ase­gu­ra­mien­to li­ga­do al clan de los Ba­rra­la­ga. Un motel, va­rias vi­vien­das, di­ne­ro en efec­ti­vo, dos tien­das de ro­pa, una en To­coa y otra en Roa­tán, y 32 man­za­nas de pal­ma afri­ca­na fi­gu­ran en­tre los bie­nes ase­gu­ra­dos

FO­TOS: EL HE­RAL­DO

1 (1) Pe­se a que él jo­ven Jor­ge Ba­rra­la­ga in­for­mó que se ha­bía en­tre­ga­do, las au­to­ri­da­des ase­gu­ra­ron que se­ría cap­tu­ra­do en Mia­mi. (2) El jo­ven de 29 años es un aman­te de los ca­ba­llos pura san­gre, en los que se pa­sea­ba por las fe­rias de la re­gión. (4) El ex­sub­co­mi­sio­na­do Ba­rra­la­ga y su es­po­sa Rey­na Aya­la re­tor­nan ma­ña­na a los juz­ga­dos ca­pi­ta­li­nos. Ella fun­gía co­mo ase­so­ra le­gal de la Po­li­cía Na­cio­nal y ayer fue sus­pen­di­da por la De­pu­ra­do­ra. 2 3

Newspapers in Spanish

Newspapers from Honduras

© PressReader. All rights reserved.