Re­be­lión en ba­se mi­li­tar de­ja otros dos muer­tos en Ve­ne­zue­la

Con­vul­sión El opo­si­tor Leo­pol­do Ló­pez vol­vió a ser li­be­ra­do tras cua­tro días de arres­to

Diario El Heraldo - - Portada - CA­RA­CAS, VE­NE­ZUE­LA Agen­cia AFP El Heraldo dia­rio@el­he­ral­do.hn

Las úl­ti­mas ho­ras en Ve­ne­zue­la si­guen sien­do una in­cer­ti­dum­bre. Du­ran­te un fin de se­ma­na las co­sas cam­bia­ron tan­to que ha­cer un resumen de acon­te­ci­mien­tos es tan com­ple­jo de de­ci­dir co­mo el mis­mo he­cho de se­guir en el país. Muer­tes, des­ti­tu­cio­nes, in­ten­tos de re­be­lión, mar­chas, po­bre­zas, lla­mas, pe­leas se vi­ven en Ca­ra­cas, en­tre dos ban­dos po­lí­ti­ca­men­te en­fren­ta­dos. Con los po­de­res del es­ta­do par­cia­li­za­dos al cha­vis­mo en su to­ta­li­dad y la presión de la co­mu­ni­dad in­ter­na­cio­nal. Por ello, el úni­co mo­vi­mien­to “en­ga­ño­so” en Mi­ra­flo­res or­de­na­do por Ma­du­ro, fue la li­be­ra­ción del lí­der opo­si­tor Leo­pol­do Ló­pez tras pa­sar cua­tro días en una cár­cel mi­li­tar en las afue­ras de la ca­pi­tal.

El regreso de Ló­pez a su ca­sa coin­ci­de con la des­ti­tu­ción de la fis­cal ge­ne­ral Lui­sa Or­te­ga Díaz por par­te de la Asam­blea Cons­ti­tu­yen­te -ba­jo con­trol del ofi­cia­lis­mo-, con lo que se de­mos­tró que se irá tras los opo­si­to­res, tal co­mo ad­vir­tió el pre­si­den­te Ni­co­lás Ma­du­ro.

Tras el anun­cio, el ca­nal de no­ti­cias Glo­bo­vi­sión di­fun­dió al­gu­nas imá­ge­nes de la lle­ga­da del di­ri­gen­te opo­si­tor, de 46 años, a su vi­vien­da ubi­ca­da en una ex­clu­si­va ur­ba­ni­za­ción del es­te de la ca­pi­tal. Ló­pez lle­gó ba­jo el res­guar­do de va­rios fun­cio­na­rios y pa­tru­llas po­li­cia­les.

Re­cuen­to he­chos

A prin­ci­pios de ju­lio Ló­pez fue li­be­ra­do de la cár­cel mi­li­tar de Ra­mo Ver­de, don­de cum­plía una con­de­na de ca­si 14 años, y tras­la­da­do a su ca­sa por de­ci­sión del Tri­bu­nal Su­pre­mo de Jus­ti­cia que le otor­gó la me­di­da hu­ma­ni­ta­ria debido a su “si­tua­ción de sa­lud” y en vir­tud de que “exis­tían se­rios se­ña­la­mien­tos de irre­gu­la­ri­da­des” en la dis­tri­bu­ción de su ex­pe­dien­te.

Tres se­ma­nas des­pués de que ini­cia­ra su pri­sión do­mi­ci­lia­ria, el ex al­cal­de del mu­ni­ci­pio ca­pi­ta­lino de Cha­cao, fue de­vuel­to nue­va­men­te el pri­me­ro de agos­to a Ra­mo Ver­de por de­ci­sión de un tri­bu­nal, que ale­gó que el opo­si­tor no cum­plió una con­di­ción que le prohi­bía ha­cer pro­se­li­tis­mo po­lí­ti­co. Un tri­bu­nal apli­có una me­di­da si­mi­lar al al­cal­de me­tro­po­li­tano de Ca­ra­cas, An­to­nio Le­dez­ma, quien tam­bién fue re­ti­ra­do de su vi­vien­da el pa­sa­do mar­tes, don­de cum­plía pri­sión do­mi­ci­lia­ria des­de 2015, y tras­la­da­do a la pri­sión de Ra­mo Ver­de. Le­dez­ma re­gre­só a su ca­sa tres días des­pués. Leo­pol­do y Le­dez­ma, los más em­ble­má­ti­cos de un gru­po de 500 “pre­sos po­lí­ti­cos”, ha­bían si­do sa­ca­dos de sus re­si­den­cias por agen­tes del Sebin.

Dos muer­tos por re­be­lión

So­bre­vue­lo de he­li­cóp­te­ros, ba­rri­ca­das, tan­que­tas, de­to­na­cio­nes: la tensión se apo­co.

de­ró de la ciu­dad ve­ne­zo­la­na de Va­len­cia (nor­te), don­de el go­bierno de­nun­ció que fue ata­ca­da es­te do­min­go una ba­se mi­li­tar, con sal­do de dos muer­tos y ocho de­te­ni­dos.

Se­gún el pre­si­den­te Ni­co­lás Ma­du­ro, una vein­te­na de hom­bres, en­tre ellos un ex­mi­li­tar, irrum­pió en la ma­dru­ga­da en el fuer­te Pa­ra­ma­cay y se di­ri­gió al par­que de ar­mas, de don­de sus­tra­jo ma­te­rial bé­li-

Dos asal­tan­tes mu­rie­ron, mien­tras ocho fue­ron de­te­ni­dos, pre­ci­só, quien di­jo que en el des­ta­ca­men­to hu­bo “com­ba­tes” du­ran­te unas tres ho­ras. “Yo es­tu­ve al fren­te de la di­rec­ción co­mo co­man­dan­te en je­fe” de la Fuer­za Ar­ma­da, bu­fó Ma­du­ro

FO­TO: EL HERALDO

Ló­pez fue li­be­ra­do de pri­sión el 8 de ju­lio y co­lo­ca­do ba­jo arres­to do­mi­ci­lia­rio des­pués de cum­plir tres años de una con­de­na de 13 años.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Honduras

© PressReader. All rights reserved.