La cre­di­bi­li­dad del pró­xi­mo pro­ce­so elec­to­ral

Diario El Heraldo - - País -

Juan

Fe­rre­ra Em­pre­sa­rio

La cre­di­bi­li­dad es un va­lor im­pres­cin­di­ble en una per­so­na y si es hon­ra­da, se­gu­ro que es­ta se­rá res­pe­ta­da don­de quie­ra que se pa­re. La hon­ra­dez y la cre­di­bi­li­dad ge­ne­ran con­fian­za. Men­ciono es­tos dos va­lo­res en mo­men­tos en que nos acer­ca­mos a una nue­va con­tien­da elec­to­ral pa­ra ele­gir a nues­tros go­ber­nan­tes.

Des­de ha­ce mu­cho tiem­po ve­ni­mos ha­blan­do de las elec­cio­nes “es­ti­lo Hon­du­ras”, don­de se di­ce que la elec­ción pre­si­den­cial, de dipu­tados y de alcaldes, se ga­na en el con­teo irres­pe­tan­do la vo­lun­tad de la ciu­da­da­nía. Pue­de ha­ber mu­cho o po­co de cier­to, pe­ro la du­da es­tá ahí.

An­te es­ta des­con­fian­za, el Tri­bu­nal Su­pre­mo Elec­to­ral (TSE) tie­ne hoy un nue­vo re­to: lle­var a ca­bo un pro­ce­so elec­to­ral lim­pio, trans­pa­ren­te, que no so­lo ge­ne­re con­fian­za, sino que se con­vier­ta en un ejem­plo pa­ra la de­mo­cra­cia la­ti­noa­me­ri­ca­na. No de­be­mos per­der ese ca­mino.

Se ha ve­ni­do plan­tean­do en las re­for­mas a la Ley Elec­to­ral, que no han si­do apro­ba­das, que el en­te que di­ri­ge las elec­cio­nes sea ciu­da­da­ni­za­do, que sea gen­te de gran cre­di­bi­li­dad que lo in­te­gre, per­so­nas que in­fun­dan tran­qui­li­dad en el elec­tor, evi­tan­do así una se­rie de du­das en la rec­ta fi­nal.

Yo no ha­blo de al­gu­na per­so­na en par­ti­cu­lar ocu­pan­do un car­go de ma­gis­tra­do, pien­so no so­lo en la cre­di­bi­li­dad de un sis­te­ma im­par­cial de elec­ción que va­ya más allá de ob­te­ner el aval de la co­mu­ni­dad in­ter­na­cio­nal, sino que al­can­ce la acep­ta­ción de los re­sul­ta­dos tan­to de los can­di­da­tos co­mo de los vo­tan­tes.

Si se­gui­mos en­re­da­dos en lo po­lí­ti­co, y con la tri­qui­ñue­la, no va­mos a avan­zar, el país se­gui­rá es­tan­ca­do en su desa­rro­llo, nues­tros go­ber­nan­tes no se­rán re­pre­sen­ta­ti­vos de la vo­lun­tad de la ma­yo­ría y la ines­ta­bi­li­dad po­lí­ti­ca, eco­nó­mi­ca y so­cial con­ti­nua­rá su cur­so des­truc­tor de es­ta so­cie­dad. De­be­mos te­ner cla­ro que nues­tro pro­yec­to de desa­rro­llo de­be pa­sar por la con­fian­za de quie­nes nos go­bier­nan.

Por eso ca­da vez de­be­mos as­pi­rar a pro­ce­sos elec­to­ra­les trans­pa­ren­tes, di­ri­gi­dos por per­so­nas con al­ta cre­di­bi­li­dad y res­pon­sa­bi­li­dad con la ley, de lo con­tra­rio se ter­mi­na­rá de ani­qui­lar la po­ca vo­lun­tad que aho­ra tie­nen los ciu­da­da­nos pa­ra ir a las ur­nas

"Si se­gui­mos en­re­da­dos en lo po­lí­ti­co, y con la tri­qui­ñue­la, no va­mos a avan­zar".

Newspapers in Spanish

Newspapers from Honduras

© PressReader. All rights reserved.