Ma­te­má­ti­cas y ca­li­dad edu­ca­ti­va

Diario El Heraldo - - Opinión -

La ter­ce­ra se­ma­na de agos­to, unos tres mil maes­tros de­be­rán so­me­ter­se obli­ga­to­ria­men­te a eva­lua­cio­nes en ma­te­má­ti­cas.

Cier­ta­men­te, uno de los pi­la­res en los que des­can­sa la me­jo­ra de la ca­li­dad edu­ca­ti­va tie­ne que ver con la sis­te­má­ti­ca y con­ti­nua eva­lua­ción de los do­cen­tes. Y me­dir el ni­vel de la do­cen­cia en ma­te­má­ti­cas no so­lo ata­ñe a la de­li­mi­ta­ción de un pro­ble­ma sino tam­bién a la so­lu­ción.

Y es que las ma­te­má­ti­cas son fun­da­men­ta­les pa­ra la for­ma­ción in­te­gral del alumno, ya que le per­mi­ten desa­rro­llar sus ca­pa­ci­da­des de com­pren­sión, ló­gi­ca, len­gua­je, pen­sa­mien­to crí­ti­co y abs­trac­to... en fin, pa­ra en­ten­der y cam­biar el mun­do.

Aun­que to­dos los se­res hu­ma­nos na­cen con la ca­pa­ci­dad pa­ra desa­rro­llar esa in­te­li­gen­cia ló­gi­co­ma­te­má­ti­ca, es­ta de­pen­de­rá del es­tí­mu­lo que re­ci­ban. Es allí don­de en­tra en jue­go el maes­tro. Y no so­lo bas­ta que ten­ga el co­no­ci­mien­to sino tam­bién la di­dác­ti­ca ma­te­má­ti­ca. A ma­yor ni­vel, me­jo­res re­sul­ta­dos. Pe­ro sa­be­mos que una de las de­bi­li­da­des de los maes­tros hon­du­re­ños son, pre­ci­sa­men­te, las ma­te­má­ti­cas. Una eva­lua­ción rea­li­za­da a unos 11 mil do­cen­tes a ni­vel na­cio­nal dio como re­sul­ta­do una ca­li­fi­ca­ción de 67 por cien­to en esa ma­te­ria, es de­cir apla­za­dos, se­gún mos­tró un in­for­me de 2015 so­bre ca­li­dad edu­ca­ti­va.

Igual de im­por­tan­te es la ac­ti­tud y el com­pro­mi­so de quie­nes asu­men la tras­cen­den­tal vo­ca­ción de la en­se­ñan­za, la que se­rá de­fi­cien­te si no hay pri­me­ro un apren­di­za­je. To­do maes­tro es­tá obli­ga­do a bus­car la ex­ce­len­cia en la edu­ca­ción, con dis­ci­pli­na, cons­tan­cia y co­no­ci­mien­to, pe­ro si fal­ta uno de ellos ven­drá inevi­ta­ble­men­te un des­equi­li­brio.

En de­fi­ni­ti­va, ele­var el ni­vel de la edu­ca­ción pa­ra me­jo­rar la ca­li­dad de la en­se­ñan­za y del apren­di­za­je pa­sa por ni­ve­lar a los maes­tros, ca­pa­ci­tán­do­los y ac­tua­li­zán­do­los. Pe­ro de na­da sir­ve si, como de­nun­cian los mis­mos pro­fe­so­res, no se les com­par­ten los re­sul­ta­dos de sus eva­lua­cio­nes y me­nos se les pre­pa­ra pa­ra su­plir las fa­len­cias que pro­vo­can ese po­bre ren­di­mien­to.

No hay que ol­vi­dar que Hon­du­ras es uno de los paí­ses de Cen­troa­mé­ri­ca que más in­vier­te en edu­ca­ción, pe­ro los re­sul­ta­dos es­tán le­jos de ser los que ne­ce­si­ta el país

Newspapers in Spanish

Newspapers from Honduras

© PressReader. All rights reserved.