Apun­tes

Diario El Heraldo - - País -

luz. El olan­chano no se ha an­da­do por las ra­mas pa­ra ad­mi­tir que lo pri­me­ri­to que ha­rá si ga­na la alian­za se­rá en­ca­ra­mar aquí una cons­ti­tu­yen­te, igua­li­ta a la de Ma­du­ro, y tam­bién anun­cia que el go­bierno de su pu­pi­lo Sal­va­dor solo se­ría de tran­si­ción ...¡ Va­ya, jo­di­do !... Quién con una luz se pier­de.

ÚNI­CO. A “Ne­tan­yahu” na­die le saca de la ca­be­za que lo úni­co que bus­ca Mel con su tal cons­ti­tu­yen­te, pa­ra “re­fun­dir” la Pa­tria, es des­apa­re­cer el Con­gre­so. Se tra­ta, di­ce el po­wer del Poder Le­gis­la­ti­vo, del mis­mo sue­ño que siem­pre ha te­ni­do el lí­der su­pre­mo de Li­bre.

AK-47. Por cier­to, Mau­ri­cio Oli­va no sa­be de qué se asus­tan cuan­do es­cu­chan al can­di­da­to de Li­bre, ame­na­zan­do con to­mar las ar­mas si no ga­na, si su lí­der, el olan­chano, ha­ce días que lla­mó a su “peo­ple” a em­pu­ñar las AK-47. Do you re­mem­ber?... An­dan de­ses­pe­ra­dos y quie­ren ga­nar a la bra­va, di­ce el doc­tor.

TRES. La pe­sa­di­lla del se­ñor de la te­le­vi­sión aho­ra le es­tá pi­dien­do a los tres tris­tes ti­gres tri­lla­dos tran­qui­los co­mie­ron que pro­ce­dan, ip­so fac­to, a in­ha­bi­li­tar­lo co­mo can­di­da­to por es­tar lla­man­do a la vio­len­cia el día de las elec­cio­nes. De re­ma­te, la Mar­le­ne le exi­ge cuen­tas cla­ras, amis­ta­des largas, con los 16 mi­llo­nes de la deu­da po­lí­ti­ca.

OTROS. “Gua­la­co” y el de los cho­co­yos lle­ga­ron ayer en car­ne y hue­so a los apo­sen­tos de los David, los Erick y los Saú­les a pe­dir que las cre­den­cia­les azu­les lle­ven nom­bre y ape­lli­do y que ciu­da­da­ni­cen las me­sas elec­to­ra­les. Por lo me­nos le echa­ron la vio­la a la “peo­ple” de los otros partidos.

uÑA. Pa­re­cie­ra que en el gon­fa­lón ro­jo-blan­co-ro­jo no es­tán bien co­mo es­tán. Aho­ra re­sul­ta que le pa­sa­ron la pa­pa ca­lien­te al rec­tor pa­ra que de­ci­da, co­mo dios del Olim­po, quién va o no va en tal o cual car­go de elec­ción po­pu­lar. Por qué no se echa el trom­po a la uña to­do el Cen­tral Eje­cu­ti­vo... Me­jor no me ayu­des, com­pa­dre...

CCEPl. En círcu­los po­lí­ti­cos tras­cen­dió ayer que del im­pe­rio ha­bían man­da­do a lla­mar de ur­gen­cia al rec­tor, pe­ro en el CCEPL ase­gu­ra­ron que el hom­bre no ha sa­li­do dis­pa­ra­do a nin­gún la­do y que se en­con­tra­ba en es­ta ca­pi­tal.

ANu­lAR. El can­di­da­to li­be­ral le pe­di­rá a los ilus­tres del TSE que pro­ce­dan, ip­so fac­to, a anu­lar to­dos los tras­la­dos elec­to­ra­les por to­do el des­ma­dre que han crea­do con la to­ma de al­cal­días. El ex­rec­tor ase­gu­ra que los tras­la­dos son obra de los ca­chos, por­que sien­ten que ya per­die­ron va­rios mu­ni­ci­pios... Se­rá...

DÍAS. “Más le va­le a Co­rea del Nor­te no ha­cer más ame­na­zas a Es­ta­dos Uni­dos. Se en­con­tra­rán con un fue­go y una fu­ria nun­ca an­tes vis­tos en el mun­do”, le man­da a de­cir Do­nald Trump al jo­ven co­reano. Ya días le di­je­ron ca­si lo mis­mo al Ma­du­ro ve­ne­zo­lano, y el hom­bre ha he­cho lo que ha que­ri­do, y ne­les pas­te­les.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Honduras

© PressReader. All rights reserved.