Pon­le sa­bor a tu re­la­ción

Diario El Heraldo - - Vida -

En cier­ta oca­sión co­no­cí a una jo­ven que te­mía al ma­tri­mo­nio, yo le pla­ti­ca­ba so­bre lo lin­do que po­dría lle­gar a ser un ma­tri­mo­nio que dos per­so­nas es­tu­vie­ran con una con­vi­ven­cia ar­mó­ni­ca y al­truis­ta po­drían ha­cer la di­fe­ren­cia en­tre mu­chos otros ma­tri­mo­nios, pe­ro ella es­ta­ba ce­rra­da en su pun­to de vis­ta so­bre el te­ma. Le com­par­tí mis ex­pe­rien­cias y fra­ca­sos pa­sa­dos que me hi­cie­ron ce­rrar la puer­ta de mi co­ra­zón y no que­rer ca­sar­me, pe­ro em­pe­cé a creer que lle­ga­ría a ser fe­liz, te­nía fe que lo lo­gra­ría un día. En­ton­ces su res­pues­ta fue: “Bue­na suer­te en tu bús­que­da”. En ese mo­men­to se me ocu­rrió dar­le una ex­pli­ca­ción sen­ci­lla y efi­caz, le ha­blé so­bre có­mo ha­cer una piz­za. Y le co­men­té que pa­ra mu­chos pa­re­cía com­pli­ca­do ha­cer una piz­za, pe­ro era muy fá­cil y lo me­jor es que uno po­dría ele­gir el in­gre­dien­te a su gus­to, y le men­cio­né que si no gus­ta­ba el ca­ma­rón no de­be­ría ser obli­ga­da a co­mer­la. A lo que ella me res­pon­dió “co­rrec­to”, y yo le di­je, pe­ro po­dría ha­cer una de cho­co­la­te con fre­sas y sa­bo­rear­la. Ella me res­pon­dió así: “Has­ta me dio ham­bre”. En­ton­ces le sim­pli­fi­qué que el ma­tri­mo­nio es co­mo es­ta piz­za, si no te gus­ta el ca­ma­rón, no lo agre­gues; co­mo te gus­ta el cho­co­la­te, agré­ga­lo y sea fe­liz, la ma­yor par­te de ma­tri­mo­nios son feos y ma­los ejem­plos por lo mis­mo, las pa­re­jas no su­pie­ron ele­gir sus piz­zas, acep­ta­ron cual­quie­ra y hoy pa­de­cen por eso. Aque­lla plá­ti­ca dio fru­tos y hoy en día ya es­tá ca­sa­da, for­mó una lin­da fa­mi­lia y ac­tual­men­te es mi lin­da es­po­sa, ma­dre de mis hi­jos, aun­que al­gu­nos de los in­gre­dien­tes no son sus fa­vo­ri­tos, lo arre­gla­mos de ma­ne­ra sen­ci­lla, ha­ce­mos a un la­do los in­gre­dien­tes que no son de nues­tros gus­to y agre­ga­mos nues­tros com­ple­men­tos fa­vo­ri­tos: Dios, amor, pa­sión, in­ten­si­dad, bus­ca­mos sa­lir de la ru­ti­na y en­ten­der­nos. Quie­res lo­grar un ma­tri­mo­nio lin­do, re­cuér­da­lo 1 Cor. 13:5 “El amor no ha­ce na­da in­de­bi­do, no es egoís­ta, no se irri­ta, no guar­da ren­cor”. De­je los ren­co­res de un la­do, ámen­se in­ten­sa­men­te, de­je de ser egoís­ta con su pa­re­ja, per­dó­nen­se, apar­ten lo in­de­bi­do de su re­la­ción y sea fe­liz. Re­cuer­de, aun­que la piz­za lle­gue a que­mar­se, no es mo­ti­vo por desis­tir, vuel­van a in­ten­tar y pre­pa­ren una me­jor al gus­to.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Honduras

© PressReader. All rights reserved.