La en­mien­da de los ma­los

Diario La Prensa - - OPINIÓN - MAX BALARIN

Los que fui­mos ma­los, en­men­da­mos con la gra­cia de Dios, a fin de con­ver­tir­nos en los me­jo­res bue­nos del mun­do. Esa es la ma­ra­vi­lla del ser hu­mano. La ca­pa­ci­dad de in­no­va­ción que con­vier­te a un men­di­go en prín­ci­pe, a una pe­ca­do­ra en san­ta, a un per­de­dor en ga­na­dor, por­que ac­tuar en el lado de los bue­nos es ga­nar. Exis­ten 1,500 ha­bi­li­da­des y, en una de ellas en­ca­ja per­fec­ta­men­te nues­tra per­so­na arre­pen­ti­da de fra­ca­sar y fra­ca­sar. Como ejem­plo, per­mí­tan­me pre­sen­tar la historia ve­rí­di­ca que de ver­dad nos con­ven­za de en­men­dar nues­tras vi­das. Un ni­ño re­bel­de e in­con­for­me se pre­sen­tó an­te sus pa­dres adoptivos, quie­nes lo ama­ban con lo­cu­ra y es­pe­ra­ban lo mejor al ins­cri­bir­lo en la uni­ver­si­dad: “Yo voy a fa­bri­car una ca­ji­ta má­gi­ca que se ven­da como man­za­nas”, ex­pre­só ter­mi­nan­te y de­ci­di­do. An­tes de alar­mar­se, lo apo­ya­ron en su pro­yec­to y lo ayu­da­ron a ins­ta­lar un pe­que­ño ta­ller en la co­che­ra de la ca­sa. Allí, su­ce­dió la ma­ra­vi­lla de la vi­da. El ta­ller se lla­mó Ap­ple (man­za­na) y la ca­ji­ta má­gi­ca se con­vir­tió en iPod, el ce­lu­lar mó­vil más ven­di­do del mun­do. Es­ta­mos hablando de Ste­ve Jobs, el ge­nio es­tu­dio­so de la historia mo­der­na. Esa ma­ra­vi­lla su­ce­de en todas las fa­mi­lias del mun­do, al ce­le­brar una in­no­va­ción en los hi­jos. ¿Y es que la en­mien­da lle­ga como por en­can­to y nos trans­for­ma en bue­nos? No es de esa ma­ne­ra que­ri­do lec­tor y lec­to­ra, siem­pre de­be ha­ber un ejem­plo bueno que nos mo­ti­va a la en­mien­da, un es­cri­to de su­pera­ción o un pa­dre o ma­dre que ac­túa con sa­bi­du­ría y bue­na vo­lun­tad. Un pa­dre ebrio, de mal ca­rác­ter y una ma­dre que hu­mi­lla a los hi­jos nun­ca son bue­nos ejem­plos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Honduras

© PressReader. All rights reserved.