La épo­ca do­ra­da del di­se­ño re­gio­nal

Domus en Español Honduras - - Sumario - Bruno Campos

Lleno de en­tu­sias­mo, Car­los Zú­ñi­ga y Amanda Cua­dra mar­ca­ron las fe­chas en el ca­len­da­rio: 29 y 30 de se­tiem­bre del 2017 y no vol­vie­ron a ver atrás. Fue así en­ton­ces co­mo el cen­tro de con­ven­cio­nes Olof Pal­me de Ma­na­gua abrió sus puer­tas pa­ra re­ci­bir a cien­tos de jó­ve­nes an­sio­sos por de­jar­se ins­pi­rar

Cuan­do na­ció el FIDCR (Fes­ti­val In­ter­na­cio­nal de Di­se­ño de Cos­ta Ri­ca) en el 2010, en Cen­troa­mé­ri­ca aun no exis­tía un in­te­rés ge­ne­ra­li­za­do por el di­se­ño o la crea­ti­vi­dad. Fue la vi­sión de Al­fre­do En­ci­so y Pa­co Cer­vi­lla el de­to­nan­te pa­ra el sur­gi­mien­to de una épo­ca do­ra­da en el di­se­ño re­gio­nal; des­de en­ton­ces, sus in­vi­ta­dos han ins­pi­ra­do a mi­les. Uno de ellos fue Car­los Zú­ñi­ga, un ni­ca­ra­güen­se que lle­gó al FID, se con­ta­gió del en­tu­sias­mo y de­ci­dió crear su pro­pio even­to de di­se­ño pa­ra Ni­ca­ra­gua, una tie­rra re­ple­ta de opor­tu­ni­da­des y re­cur­sos. El 29 y 30 de se­tiem­bre del 2017 se desa­rro­lló el Pri­mer Fes­ti­val de di­se­ño de Ni­ca­ra­gua, en el cen­tro de con­ven­cio­nes Olof Pal­me de Ma­na­gua, con la pre­sen­cia de fi­gu­ras re­le­van­tes de fa­ma in­ter­na­cio­nal. El even­to em­pe­zó con un li­ge­ro re­tra­so cau­sa­do por una chis­pa eléc­tri­ca -iro­nías de la vi­da- que se tra­jo aba­jo el sis­te­ma de so­ni­do. A pe­sar de es­to la ma­sa se man­tu­vo pa­cien­te y edu­ca­da, no hu­bo chi­fli­dos ni re­cla­mos. Arran­có el Chis­pa­fest y Las Fla­min­guet­tes, el es­tu­dio de ani­ma­ción me­xi­cano for­ma­do por Ma­ra y Da­nie­la, apa­re­cie­ron en el es­ce­na­rio uni­for­ma­das con un en­te­ri­zo ro­sa­do, la ves­ti­men­ta co­rrec­ta pa­ra una con­ver­sa­ción in­for­mal y sim­pá­ti­ca en­tre dos ami­gas que se co­no­cen de años.

Apa­dri­na­das por un por­ta­fo­lio de tra­ba­jo que in­clu­ye en­tre sus clien­tes a Ni­ke, Cir­que du So­leil y Air Fran­ce, mos­tra­ron el cla­ro re­fle­jo de sus per­so­na­li­da­des, una mez­cla de sim­pa­tía y fe­mi­ni­dad crea­da a par­tir de ani­ma­ción, co­lo­res y co­lla­ges.

Sa­lie­ron las me­xi­ca­nas pa­ra dar­le pa­so a Matt­hew Fal­ki­ner, fun­da­dor de Sim­ple­men­te Ma­de­ra, un in­glés ra­di­ca­do en Ni­ca­ra­gua ha­ce 25 años. Con su es­pa­ñol ya bien mas­ti­ca­do se dis­pu­so a com­par­tir con to­dos el pro­ce­so de crea­ción que ha he­cho de esta com­pa­ñía, una de las más pres­ti­gio­sas del país. Ha­bló de di­se­ño, pro­duc­ción y sus re­sul­ta­dos ba­jo un men­sa­je in­sis­ten­te pe­ro cor­dial: “la sos­te­ni­bi­li­dad no es so­lo un pro­ble­ma de los eco­lo­gis­tas, sino de to­dos no­so­tros”.

El sal­va­do­re­ño Si­món Varela se­ría el si­guien­te en pre­sen­tar sus mun­dos fan­tás­ti­cos he­chos a mano, una mez­cla en­tre lo ve­ro­sí­mil y lo im­po­si­ble. Crea­dos con una téc­ni­ca im­pe­ca­ble, cur­ti­da por años de tra­ba­jo con los es­tu­dios de ani­ma­ción más im­por­tan­tes del mundo; en­tre sus obras se en­cuen­tran pe­lí­cu­las co­mo Bus­can­do a Ne­mo y El ár­bol de la vi­da.

Lle­ga­ría el turno en el es­ce­na­rio pa­ra Fu­tu­ra. De la mano de

Iván Gar­cía, Fu­tu­ra ha lo­gra­do po­si­cio­nar­se co­mo uno de los es­tu­dios de di­se­ño más pro­lí­fi­cos de Mé­xi­co gra­cias a su ob­se­sión por la per­fec­ción, una ca­pa­ci­dad que han lo­gra­do trans­fe­rir a di­fe­ren­tes ra­mas del di­se­ño.

Ni­ca­ra­gua ten­dría a su pri­mer re­pre­sen­tan­te con Shan­tall La­ca­yo, quien for­jó su ca­rre­ra en el di­se­ño de mo­das y for­mó par­te del reality show Pro­ject Run­way. Ac­tual­men­te pro­mo­cio­na su úl­ti­ma co­lec­ción ba­sa­da en la fran­qui­cia My Little

Pony, la cual tam­bién se pre­sen­tó du­ran­te el Mer­ce­des Benz Fas­hion Week Cos­ta Ri­ca.

Al fi­na­li­zar el pri­mer día, el diseñador ale­mán Ei­ke Kö­nig lle­gó a su pre­sen­ta­ción des­cal­zo, vis­tien­do unos shorts ne­gros y una ca­mi­sa ro­ja, lis­to pa­ra edu­car a la au­dien­cia de la for­ma más sin­ce­ra y sen­ci­lla po­si­ble. Ha­bló so­bre la ne­ce­si­dad de no te­ner que acep­tar pro­yec­tos de gran­des mar­cas si su pre­su­pues­to no es jus­to, la im­por­tan­cia de pe­lear por nues­tras ideas y del re­des­cu­bri­mien­to per­so­nal. Bai­ló por un ra­to pa­ra ce­rrar con un men­sa­je de alien­to a las nue­vas ge­ne­ra­cio­nes ni­ca­ra­güen­ses.

El se­gun­do día arran­có con Os­car Po­zue­lo, un jo­ven diseñador con raí­ces es­pa­ño­las y cha­pi­nas, evan­ge­lis­ta del de­sign thin­king y fiel cre­yen­te de que el usua­rio siem­pre de­be es­tar en el cen­tro del di­se­ño. Le re­cor­dó a la au­dien­cia que la crea­ti­vi­dad es una he­rra­mien­ta pa­ra po­der re­sol­ver pro­ble­mas, mien­tras mos­tra­ba ejem­plos de su tra­ba­jo en di­se­ño so­cial. Ape­nas pu­do to­mar alien­to pa­ra dar­se cuen­ta que ha­bía

lle­ga­do la ho­ra pa­ra Sub­cul­tu­re Stu­dios, un es­tu­dio li­de­ra­do por el ni­ca­ra­güen­se Jes­si Flores, quien de­ci­dió no es­cu­char a su ma­dre cuan­do le re­pe­tía: “el van­da­lis­mo no te va a lle­var a nin­gu­na par­te” y gra­cias a esa de­ci­sión aho­ra cuen­ta con una le­gión de se­gui­do­res quie­nes se ta­túan y com­pran sus di­se­ños.

Lle­ga­rían Anton e Ire­ne, una du­pla de di­se­ña­do­res tan pre­ci­sos y mi­li­mé­tri­cos en su char­la co­mo en su tra­ba­jo. Ins­pi­ra­ron a la au­dien­cia a par­tir de sus tra­ba­jos in­de­pen­dien­tes e in­vi­ta­ron al pú­bli­co a ol­vi­dar­se de la ga­nan­cia eco­nó­mi­ca en bús­que­da de pro­yec­tos más emo­ti­vos y sa­tis­fac­to­rios.

Des­pués del or­den lle­ga­ría el caos de la mano del es­tu­dio de di­se­ño cos­ta­rri­cen­se Pu­pi­la, quie­nes fue­ron re­ci­bi­dos en­tre aplau­sos y ri­sas al rit­mo del me­ren­gue

“Se anotó un vi­rao”. Los cua­tro di­se­ña­do­res fie­les a su es­ti­lo in­for­mal y bur­les­co mos­tra­ron sus pro­yec­tos más re­pre­sen­ta­ti­vos, en­tre los cua­les se en­cuen­tran La obra de Mr. Mas­king, el dis­co Ac­ti­vis­tas de Non­pa­li­de­ce -no­mi­na­do al La­tin Grammy por su di­se­ño- y el ca­fé Bocanegra. Ter­mi­na­rían su pre­sen­ta­ción mos­tran­do una se­rie de ví­deos es­ti­lo behind the sce­nes de bro­mas en­tre sus in­te­gran­tes y clien­tes. El pú­bli­co se­guía rien­do cuan­do apa­re­ció Ar­min Vit, fun­da­dor y co­crea­dor de Brand New Con­fe­ren­ce y del afa­ma­do blog de opi­nión de bran­ding e iden­ti­dad de mar­cas Un­der Con­si­de­ra­tion. La pre­sen­ta­ción de Vit fue un via­je per­so­nal e ín­ti­mo a las en­tra­ñas y pre­pa­ra­ción de uno de los even­tos de di­se­ño más re­co­no­ci­dos a ni­vel mun­dial.

Pa­ra ce­rrar el even­to, Chis­pa­fest ha­bía guar­da­do a su me­jor car­ta, Jos­hua Da­vis, el diseñador nor­te­ame­ri­cano que se hi­zo fa­mo­so por su tra­ba­jo con la he­rra­mien­ta Flash y con la cual ini­cia­ría su si­tio Prays­ta­tion. Da­vis no se li­mi­tó a Flash y con­ti­nuó pro­gra­man­do en otros len­gua­jes co­mo JAVA y Pro­ces­sing, los cua­les le han per­mi­ti­do ex­plo­rar el di­se­ño de una for­ma com­ple­ta­men­te di­fe­ren­te al res­to de los di­se­ña­do­res. Sus di­se­ños son una oda a la teo­ría del caos, a la ima­gi­na­ción y a la in­sa­cia­ble bús­que­da de nue­vos y sor­pren­den­tes re­sul­ta­dos. Fue su mú­si­ca es­tri­den­te con vi­sua­les re­car­ga­dos de co­lor y fi­gu­ras el cie­rre per­fec­to que de­jó a to­dos los par­ti­ci­pan­tes encendidos y an­to­ja­dos de mu­chas edi­cio­nes más de Chis­pa­fest.

Chis­pa­fest ya no es par­te de un de­seo o un día de ins­pi­ra­ción, ya en­tró en la lis­ta de even­tos que la región es­pe­ra­rá ca­da año. Una res­pon­sa­bi­li­dad que ca­da vez más gen­te es­tá dis­pues­ta a asu­mir pe­ro que no la ha­ce más sen­ci­lla. Ini­ció un nue­vo ci­clo… el de una Ni­ca­ra­gua más li­bre a par­tir del di­se­ño.

Arri­ba: el desa­rro­llo sos­te­ni­ble de la in­dus­tria ma­de­re­ra de Ni­ca­ra­gua, va de la mano de los di­se­ños ex­qui­si­tos de Sim­ple­men­te Ma­de­ra. Aba­jo iz­quier­da: Os­car Po­zue­lo es­pe­cia­li­za­do en in­no­va­ción so­cial, es un diseñador que bus­ca ge­ne­rar mo­de­los de ne­go­cios so­cia­les re­pli­ca­bles.

Aba­jo de­re­cha: la crea­ti­vi­dad de la di­se­ña­do­ra ni­ca­ra­güen­se Shan­tall La­ca­yo, tras­cien­de las fron­te­ras del país cen­troa­me­ri­cano.

Arri­ba: Anton & Ire­ne mos­tra­ron su tra­ba­jo co­mo di­se­ña­do­res “To­do Te­rreno” reivin­di­can­do su re­nom­bre. Aba­jo: el en­fo­que fe­me­nino se de­mues­tra en la bri­llan­te obra de las me­xi­ca­nas de Fla­min­guet­tes.

Arri­ba iz­quier­da: el de­sen­fa­do del diseñador ale­mán Ei­ke Kö­ning se re­fle­ja en sus tra­ba­jos per­so­na­les o de su es­tu­dio: Hort. Arri­ba de­re­cha: el di­se­ño co­mo pun­to de par­ti­da pa­ra la in­ves­ti­ga­ción de la cui­dad y su grá­fi­ca: Mr. Mas­king, pro­yec­to ini­cia­do por Pu­pi­la que le cam­bió la vi­da a don Gerardo Pi­ca­do. Cen­tro: la ofi­ci­na de di­se­ño me­xi­ca­na Fu­tu­ra de­mos­tró por qué es uno de los es­tu­dios más im­por­tan­tes del mo­men­to. Aba­jo: esta co­lo­ri­da com­po­si­ción vi­sual re­pre­sen­ta la crea­ti­vi­dad del nor­te­ame­ri­cano Jos­hua Da­vis, quien ex­pe­ri­men­ta con có­di­gos y pro­ce­sos alea­to­rios.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Honduras

© PressReader. All rights reserved.