Il­ya Es­pino de Ma­rot­ta

La pa­na­Me­ña que Li­de­ró La aM­pLia­ción deL ca­naL de pa­na­Má

Estrategia y Negocios - - +50 Mujeres Desafiantes De Centroamérica -

País: Pa­na­má Car­go: Vi­ce­pre­si­den­ta eje­cu­ti­va de in­ge­nie­ría y ad­mi­nis­tra­ción del pro­gra­ma de am­plia­ción del Ca­nal de Pa­na­má. Edad: 54 años Su ma­yor lo­gro: Li­de­rar el pro­gra­ma pa­ra la am­plia­ción del Ca­nal de Pa­na­má. Sue­ña con: Ser un ejem­plo de te­na­ci­dad y una bue­na in­fluen­cia en nues­tra so­cie­dad. Fra­se: “No le ten­go mie­do al re­to ni a to­mar de­ci­sio­nes”

Un año y me­dio des­pués de re­gre­sar a Pa­na­má y cuan­do vio que las po­si­bi­li­da­des de ejer­cer la ca­rre­ra de Bio­lo­gía Ma­ri­na pa­ra la cual ha­bía ga­na­do una be­ca Ful­bright de Es­ta­dos Uni­dos no eran las me­jo­res, la jo­ven Il­ya Es­pino, apa­sio­na­da del mar, to­mó la de­ci­sión de cam­biar de ca­rre­ra y es­tu­diar In­ge­nie­ría Ma­ri­na en Te­xas A&M Uni­ver­sity, lo que sin sa­ber­lo en ese mo­men­to, mar­ca­ría el ca­mino que la lle­va­ría a la po­si­ción en que es­tá hoy.

Co­mo vi­ce­pre­si­den­ta eje­cu­ti­va de in­ge­nie­ría y ad­mi­nis­tra­ción del pro­gra­ma de am­plia­ción del Ca­nal de Pa­na­má es la res­pon­sa­ble de li­de­rar el pro­gra­ma de ex­pan­sión de la vía in­ter­oceá­ni­ca, uno de los pro­yec­tos más am­bi­cio­sos de la in­ge­nie­ría con­tem­po­rá­nea y el sue­ño de cual­quier in­ge­nie­ro, hom­bre o mu­jer.

“Mi ma­yor sa­tis­fac­ción co­mo mu­jer y pro­fe­sio­nal, ha si­do de­mos­trar que las mu­je­res sí po­de­mos al­can­zar las me­tas que nos im­pon­ga­mos”, re­su­mió Es­pino de Ma­rot­ta en en­tre­vis­ta so­bre lo que ha re­pre­sen­ta­do su ex­pe­rien­cia li­de­ran­do es­te me­ga-pro­yec­to que am­plió la ca­pa­ci­dad del ata­jo en­tre el Atlán­ti­co y el Pa­cí­fi­co, por el que se es­ti­ma se trans­por­ta 6% del co­mer­cio glo­bal.

Es­pino de Ma­rot­ta re­co­no­ce que si­gue sien­do par­te de un equi­po hu­mano con una enor­me res­pon­sa­bi­li­dad en re­la­ción con to­dos los tra­ba­jos de in­ge­nie­ría y los con­tra­tos de cons­truc­ción del Ca­nal de Pa­na­má, que in­clu­yen pro­yec­tos co­mo un nue­vo puen­te en el la­do Atlán­ti­co.

Es­pino se iden­ti­fi­ca co­mo una lí­der de puer­tas abier­tas, que brin­da apo­yo y guía a to­do el equi­po. “Me en­can­ta ir al cam­po lo más po­si­ble pa­ra com­par­tir, apren­der y ex­pe­ri­men­tar las fun­cio­nes de mis com­pa­ñe­ros”, com­par­tió.

En­tre desafíos

Pe­ro el ca­mino pa­ra lle­gar a es­ta po­si­ción no fue fá­cil pa­ra la in­ge­nie­ra, que pa­só por di­fe­ren­tes res­pon­sa­bi­li­da­des en el Ca­nal de Pa­na­má. Se enamo­ró de su ca­rre­ra cuan­do em­pe­zó a tra­ba­jar en el as­ti­lle­ro de re­pa­ra­ción del Equi­po Flo­tan­te. Pa­ra ella fue muy gra­ti­fi­can­te en esa eta­pa di­se­ñar al­go en la ofi­ci­na, ir a los ta­lle­res en don­de es­ta­ban cons­tru­yen­do y lue­go ver una em­bar­ca­ción ope­ran­do con di­se­ños que ha­bía he­cho. No obs­tan­te, fue un ca­mino con al­gu­nos tro­pie­zos. Re­cuer­da cuan­do es­tan­do en el di­que de re­pa­ra­ción de un as­ti­lle­ro de equi­po flo­tan­te se abrió una po­si­ción de bu­zo pro­fe­sio­nal pa­ra el Ca­nal, sien­do ella bu­zo pro­fe­sio­nal y con ex­pe­rien­cia fue­ra del país. Apli­có pa­ra el pues­to y le di­je­ron lue­go que no iban a lle­nar la va­can­te en ese mo­men­to, pe­ro ella sa­bía que no la ele­gi­rían por­que era mu­jer.

“Uno lo su­pera y va apren­dien­do. Hu­bo lue­go otras po­si­cio­nes pa­ra las que no me es­co­gie­ron, pe­ro con el tiem­po su­pe­ré con cre­ces esas po­si­cio­nes que no me lle­ga­ron a dar en un mo­men­to da­do”, re­cor­dó.

En su ca­mino, Es­pino de Ma­ro­ta ha ro­to mu­chos te­chos de cristal. Re­cuer­da que ca­da vez que avan­za­ba en su ca­rre­ra, su pre­de­ce­sor siem­pre ha­bía si­do un hom­bre. “Creo que he­mos de­mos­tra­do (las mu­je­res) que nin­gún cam­po es­tá ve­da­do, es só­lo un te­ma de que se den las opor­tu­ni­da­des”, sos­tu­vo.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Honduras

© PressReader. All rights reserved.