A la conquista del Ist­mo

Estrategia y Negocios - - Contenido - TEX­TOS DA­NIEL ZUERAS IMÁ­GE­NES KURT AUMAIR

La coope­ra­ti­va ha mos­tra­do su ca­pa­ci­dad in­no­va­do­ra. . En los úl­ti­mos años se ha di­ver­si­fi­ca­do com­pran­do nue­vos ne­go­cios y crean­do un no­ve­do­so con­cep­to de he­la­de­rías. Con 2.000 aso­cia­dos, su­po­ne el 2 % del PIB de Cos­ta Ri­ca; y de­mos­tró que sa­be com­pe­tir más allá de sus fron­te­ras: en cua­tro años ha cua­dru­pli­ca­do su vo­lu­men de ne­go­cio en el ex­te­rior, que hoy su­po­ne el 30 % de su fac­tu­ra­ción en lácteo.

La coope­ra­ti­va ti­ca Dos Pinos ha mos­tra­do al­tas do­sis de in­no­va­ción y ca­pa­ci­dad de rein­ven­tar­se. En los úl­ti­mos años se ha di­ver­si­fi­ca­do –pe­ro man­te­nien­do su co­ra­zón

lácteo, com­pran­do nue­vos ne­go­cios (en 2016, se hi­zo con Be­mix, de­di­ca­da al ne­go­cios de los tés, y con Ga­lli­to, una em­ble­má­ti­ca mar­ca ti­ca de cho­co­la­tes, que es­ta­ba ago­ni­zan­do), y crean­do un no­ve­do­so con­cep­to de he­la­de­rías.

Con 2.000 aso­cia­dos, su­po­ne el 2 % del Pro­duc­to In­terno Bru­to de Cos­ta Ri­ca; y de­mos­tró que sa­be com­pe­tir más allá de sus fron­te­ras. En ape­nas cua­tro años ha cua­dru­pli­ca­do su vo­lu­men de ne­go­cio en el ex­te­rior, que hoy su­po­ne el 30 % de su fac­tu­ra­ción en lácteo. Ha­ce sie­te dé­ca­das 25 ga­na­de­ros se unie­ron pa­ra ob­te­ner ven­ta­jas en la com­pra de in­su­mos agrí­co­las, y me­jo­rar sus ven­tas.: tras el re­lan­za­mien­to del ne­go­cio agro­co­mer­cial, ha­ce tres años, es­te área su­po­ne ya una cuar­ta par­te del pas­tel.

los ti­cos con­su­men un pro­me­dio de 205 li­tros de le­che por ha­bi­tan­te y año, fren­te a 100 en el res­to del ist­mo, una bue­na opor­tu­ni­dad de ne­go­cio

Del pas­to a la me­sa. Una ca­de­na in­te­gra­da des­de el ini­cio has­ta el fi­nal lle­va los pro­duc­tos de la coope­ra­ti­va cos­ta­rri­cen­se Dos Pinos has­ta los ho­ga­res cen­troa­me­ri­ca­nos.

Sí, cen­troa­me­ri­ca­nos, por­que la re­gión su­po­ne ya cer­ca de una ter­ce­ra par­te del ne­go­cio lácteo pa­ra Dos Pinos (en el que in­clu­yen ju­gos, tés, be­bi­das car­bo­na­ta­das, ali­men­tos, y nue­vos con­cep­tos de tien­das). Y con un cre­ci­mien­to de dos dí­gi­tos en to­dos los paí­ses fue­ra de Cos­ta Ri­ca.

El gi­gan­te re­gio­nal bus­ca cre­cer en to­dos los seg­men­tos, y ha­cer­lo ade­más “agre­si­va­men­te”, ex­pli­ca el ge­ren­te ge­ne­ral de Dos Pinos, Gonzalo Cha­ves. “En el mer­ca­do ex­te­rior he­mos prác­ti­ca­men­te cua­dru­pli­ca­do nues­tras ven­tas en los úl­ti­mos cua­tro años, eso di­ce mu­cho de lo que es­ta­mos ha­cien­do, ca­da vez más con pro­duc­tos de va­lor agre­ga­do. Y no he­mos de­ja­do de ha­cer­lo en Cos­ta Ri­ca”, abun­da el eje­cu­ti­vo.

Con 70 años de exis­ten­cia, la coope­ra­ti­va tie­ne un “alma de jo­ven”, ase­gu­ra su pre­si­den­te, Ber­nar­do Ma­ca­ya,.

El he­cho de es­tar en ré­gi­men coo­pe­ra­ti­vo, ha­ce que sea un dis­tri­bui­dor de ri­que­za, con 1.400 aso­cia­dos pro­duc­to­res (en su ma­yo­ría pe­que­ños y me­dia­nos), más otros 600 so­cios em­plea­dos. A jui­cio de Ma­ca­ya, es­to “de­mo­cra­ti­za” a Dos Pinos y ha­ce lle­gar bie­nes­tar a “mu­chí­si­mas fa­mi­lias”. Se­gún sus es­ti­ma­cio­nes, al­re­de­dor de 60.000 per­so­nas de­pen­den di­rec­ta­men­te de ellos.

Ese gen coo­pe­ra­ti­vo le ha­ce ser es­pe­cial. Por un la­do, de­be de com­por­tar­se y ser una em­pre­sa co­mo cual­quie­ra otra, te­ner su estrategia, sus pla­nes, su ges­tión de pun­ta, pa­ra po­der ser com­pe­ti­ti­va en un mer­ca­do ca­da vez más com­ple­jo y po­der aten­der ope­ra­cio­nes ma­si­vas. “Pe­ro tie­ne es­ta otra ca­ra so­cial. Es una em­pre­sa que se de­be a la so­cie­dad. To­do lo que ha­ce­mos es fi­nal­men­te en be­ne­fi­cio del aso­cia­do, pe­ro par­tien­do de sa­tis­fa­cer las ne­ce­si­da­des de nues­tros con­su­mi­do­res”, abun­da Cha­ves.

au­Ge en el ex­te­rior

Des­de 2013, las ope­ra­cio­nes de Dos Pinos en el ex­te­rior crecen a do­ble dí­gi­to. Ese año com­pró la plan­ta de Ne­va­da en Pa­na­má (con sus mar­cas Ne­va­da y La Chi­ri­ca­na co­mo gran­des em­ble­mas); y en 2016 se hi­zo con La Com­ple­ta, en Ni­ca­ra­gua. Des­de 2007 cuen­ta con plan­ta en Gua­te­ma­la.

El cre­ci­mien­to en Cen­troa­mé­ri­ca vie­ne da­do, prin­ci­pal­men­te, con pro­duc­tos fa­bri­ca­dos des­de Cos­ta Ri­ca. “Nos he­mos en­fo­ca­do mu­chí­si­mo en ge­ne­rar cre­ci­mien­to en pro­duc­tos de ma­yor va­lor agre­ga­do”, co­mo yo­gu­res, que­sos, o he­la­dos. Eso sí, la par­te fuer­te del ne­go­cio en la re­gión es la dis­tri­bu­ción de pro­duc­tos am­bien­te, que ge­ne­ran una ma­sa crí­ti­ca de dis­tri­bu­ción, “pe­ro so­bre es­to he­mos mon­ta­do ya y es­ta­mos en to­da una estrategia en los úl­ti­mos tres años de re­de­fi­ni­ción del por­ta­fo­lio pa­ra ba­lan­cear esos pro­duc­tos que sue­len ser más ‘com­mo­di­ti­za­dos’, co­mo la le­che UHT, o en pol­vo, por pro­duc­tos de ma­yor va­lor agre­ga­do. Eso nos es­tá ge­ne­ran­do una gran si­ner­gia”, ase­gu­ra el CEO.

To­do ello con­vier­te a Dos Pinos en un ac­tor muy re­le­van­te a ni­vel re­gio­nal.

Los paí­ses cen­troa­me­ri­ca­nos, y Re­pú­bli­ca Do­mi­ni­ca­na, su­po­nen al­re­de­dor del 30% del to­tal del ne­go­cio lácteo de la coope­ra­ti­va (in­clu­ye ex­por­ta­cio­nes des­de Cos­ta Ri­ca y pro­duc­ción en el ex­te­rior). En es­te mo­men­to se ha­llan fo­ca­li­za­dos en la ope­ra­ción re­gio­nal, y va­lo­ran­do la en­tra­da en Ja­mai­ca, Cu­ba, o Tri­ni­dad y To­ba­go. So­bre sus re­sul­ta­dos en 2016, pa­ra los pró­xi­mos 4-5 años bus­ca­rán du­pli­car el ta­ma­ño de ne­go­cio en el ex­te­rior, “y se­guir cre­cien­do en Cos­ta Ri­ca de ma­ne­ra sos­te­ni­da, a rit­mo del cre­ci­mien­to eco­nó­mi­co y un po­qui­to más, fun­da­men­ta­do eso en la in­cur­sión en nue­vos ne­go­cios”, ex­pli­ca Cha­ves.

Ga­lli­to, em­ble­ma ti­co

Den­tro de sus pla­nes de di­ver­si­fi­ca­ción, y en la bús­que­da de cre­cer sos­te­ni­da­men­te en Cos­ta Ri­ca, el úl­ti­mo año ha si­do muy in­ten­so pa­ra Dos Pinos.

A me­dia­dos del año pa­sa­do anun­ció la com­pra de Be­mix (be­bi­das car­bo­na­ta­das), ape­nas unos me­ses des­pués se hi­zo con Ga­lli­to, una mar­ca em­ble­má­ti­ca pa­ra los ti­cos y que ago­ni­za­ba en­tre el ca­tá­lo­go de la mul­ti­na­cio­nal Mon­de­lez (es­ta­ba al bor­de del cie­rre); dos ne­go­cios que tu­vie­ron que ab­sor­ber en­tre agos­to y di­ciem­bre de 2016; y en mar­zo de es­te año abrió un no­ve­do­so con­cep­to de he­la­de­rías, La Es­ta­ción (ver re­cua­dro en pá­gi­na 36).

El ge­ren­te ge­ne­ral mues­tra su or­gu­llo con es­tos pro­ce­sos, lle­van­do a ca­bo no so­lo las in­ver­sio­nes que se pro­pu­sie­ron, sino ade­más ab­sor­bien­do unos ne­go­cios mien­tras con­ti­núan ope­ran­do, ha­cien­do fun­cio­nar las si­ner­gias por las que apos­ta­ron des­de el prin­ci­pio: “He­mos lo­gra­do ha­cer mu­chí­si­mo con los mis­mos re­cur­sos, y con la mis­ma gen­te. Y es­to so­lo es po­si­ble ha­cer­lo cuan­do hay ta­len­to en las or­ga­ni­za­cio­nes”.

Man­te­nien­do el co­re bu­si­ness de em­pre­sa lác­tea, han orien­ta­do y di­ver­si­fi­ca­do los ne­go­cios. “El te­ma de be­bi­das ha si­do una in­ver­sión muy in­tere­san­te –ex­ter­na Gonzalo Cha­ves-. La hi­ci­mos en agos­to, y en sep­tiem­bre ya es­tá­ba­mos pro­du­cien­do en esa plan­ta, y es­ta­mos cre­cien­do a do­ble dí­gi­to en el ne­go­cio de tés”.

Y si esa ini­cia­ti­va fue rá­pi­da­men­te res­pal­da­da por los con­su­mi­do­res, lo de Ga­lli­to fue una lo­cu­ra, de­bi­do a las ex­pec­ta­ti­vas crea­das tras el anun­cio de su ad­qui­si­ción. Tal y co­mo cuen­ta el ge­ren­te ge­ne­ral de Dos Pinos, “es una his­to­ria que pa­ra no­so­tros ha si­do im­pre­sio­nan­te también”. Ga­lli­to es una mar­ca ti­ca de con­fi­tes y cho­co­la­tes con 108 años en el mer­ca­do, que es­ta­ba arrin­co­na­da por la mul­ti­na­cio­nal Mon­de­lez. “Cuan­do anun­cia­mos su com­pra nun­ca, nun­ca, nos ima­gi­na­mos el ni­vel de im­pac­to que iba a te­ner en el país esa no­ti­cia. Sí sa­bía­mos que era una bue­na no­ti­cia pa­ra el mer­ca­do, pe­ro nun­ca nos ima­gi­na­mos a qué ni­vel iba a lle­gar”.

Fue un sen­ti­mien­to de or­gu­llo na­cio­nal que dos mar­cas em­ble­má­ti­cas se unie­ran.

Ga­lli­to evo­ca mu­chas co­sas de la in­fan­cia en Cos­ta Ri­ca, eran dos mar­cas que al rea­li­zar el aná­li­sis es­tra­té­gi­co de in­ver­sión “ha­cían match in­me­dia­ta­men­te”, apun­ta Cha­ves. Ade­más del pú­bli­co nos­tál­gi­co, con su estrategia han con­se­gui­do lle­gar a un pú­bli­co jo­ven, re­ju­ve­ne­cien­do así el tar­get de las dos.

Ha­ce unos me­ses, Dos Pinos anun­ció el lan­za­mien­to del he­la­do Gua­ya­bi­ta (un con­fi­te tra­di­cio­nal de Ga­lli­to) y, de nuevo, se desató la lo­cu­ra. La pro­duc­ción se ha­ce ca­si in­su­fi­cien­te, y en mu­chas ocasiones es com­pli­ca­do en­con­trar­lo en las gón­do­las de los su­per­mer­ca­dos.

“Ya vien­do pro­duc­tos en el mer­ca­do que ‘si­ner­gi­zan’ las dos mar­cas se da co­mo re­sul­ta­do el éxi­to del he­la­do Gua­ya­bi­ta, don­de es­tán pre­sen­tes las dos mar­cas más que­ri­das del país y son un ro­tun­do éxi­to”, apun­ta Ber­nar­do Ma­ca­ya, pre­si­den­te de la coope­ra­ti­va. Den­tro del plan de si­ner­gias, con­ti­nua­rán con lan­za­mien­tos de ese ti­po de pro­duc­tos.

La idea co­rrió a car­go de los con­su­mi­do-

res, quie­nes han to­ma­do la pa­la­bra.

“Eso nos ha­ce fe­li­ces, por­que no so­lo he­mos sa­tis­fe­cho una ini­cia­ti­va del con­su­mi­dor, he­mos es­cu­cha­do su voz; y a la vez he­mos lo­gra­do un pro­duc­to que evo­ca mu­chos sen­ti­mien­tos”, ex­pre­sa el CEO.

El otro ele­men­to im­por­tan­te con Ga­lli­to fue la po­si­bi­li­dad de res­ca­tar una mar­ca y una em­pre­sa na­cio­nal que es­ta­ba por ce­rrar. “Y a eso también le su­ma­mos la can­ti­dad de fa­mi­lias y tra­ba­ja­do­res que lo­gra­ron con­ser­var su em­pleo con no­so­tros”.

Ga­lli­to se ex­por­ta ya a Gua­te­ma­la, Ni­ca­ra­gua, Pa­na­má, y pron­to lle­ga­rá a Hon­du­ras. Esa fuer­za de dis­tri­bu­ción de Dos Pinos es de las si­ner­gias im­por­tan­tes que le agre­ga, apro­ve­char esa fuer­za pa­ra pe­ne­trar aún más, den­tro y fue­ra del país.

Pa­ra ob­te­ner éxi­tos co­mo es­te, es fun­da­men­tal la in­ver­sión en In­ves­ti­ga­ción y De­sa­rro­llo (I+D). En 2016, Dos Pinos me­tió US$15 mi­llo­nes en in­no­va­ción y equi­pos, fa­ci­li­da­des pa­ra ello y lan­za­mien­tos de pro­duc­tos y con­cep­tos; si bien el pre­su­pues­to asig­na­do al de­par­ta­men­to co­mo tal es­tá en torno a los US$1,5 mi­llo­nes. Anual­men­te sa­can a la ca­lle de 50 a 60 nue­vos pro­duc­tos.

Pe­se a to­dos es­tos mo­vi­mien­tos, Ber­nar­do Ma­ca­ya tie­ne muy cla­ro cuál es el cen­tro del ne­go­cio: “To­do el te­ma de di­ver­si­fi­ca­ción no nos ale­ja de nin­gu­na ma­ne­ra de que Dos Pinos es una coope­ra­ti­va esen­cial­men­te lác­tea. Los due­ños so­mos pro­duc­to­res de le­che, don­de te­ne­mos nues­tros ha­tos de ga­na­do, las in­ver­sio­nes en fin­cas, en te­rre­nos, y no po­de­mos des­viar­nos de nues­tro ne­go­cio cen­tral. A ve­ces con­fun­de un po­co. Nues­tro en­fo­que siem­pre se­rán lác­teos, sin ol­vi­dar en lo es­tra­té­gi­co es­ta di­ver­si­fi­ca­ción co­mo una em­pre­sa de ali­men­tos”.

Aho­ra bien, des­de la ge­ren­cia ven gran­des po­si­bi­li­da­des en ne­go­cios re­la­cio­na­dos con el área de otros ali­men­tos, no so­la­men­te lác­teos, y va­lo­ran rea­li­zar nuevas in­ver­sio­nes en ese sec­tor. “Pe­ro también con­so­li­dar el ne­go­cio lácteo. Por eso le di­go, no nos ve­mos de­cre­cien­do en nin­gu­na lí­nea”, apun­ta Cha­ves.

Com­pe­ten­cia es bien­ve­ni­da

2016 fue un año mo­vi­do pa­ra el sec­tor lácteo en Cen­troa­mé­ri­ca. El ger­men de una gue­rra lar­va­da (cie­rres de fron­te­ras de Ni­ca­ra­gua con Hon­du­ras y Cos­ta Ri­ca) es­tá en las de­sigual­da­des de re­gu­la­cio­nes, ca­li­dad, sa­ni­dad...

“Cos­ta Ri­ca y par­ti­cu­lar­men­te Dos Pinos, ha tra­ba­ja­do mu­cho en ese cam­po. Te­ne­mos le­che Pre­mium en un 99,8%, que ha­ce una gran di­fe­ren­cia con al­gu­nas le­ches

de la re­gión”, ase­gu­ra Ma­ca­ya.

Al en­con­trar las au­to­ri­da­des sa­ni­ta­rias de Cos­ta Ri­ca pro­ble­mas en al­gu­nas plan­tas en Ni­ca­ra­gua, ce­rra­ron sus fron­te­ras a los lác­teos ni­cas, y sus or­ga­nis­mos ac­tua­ron en re­ci­pro­ci­dad, “por cues­tio­nes su­per­fluas”, acla­ra Ma­ca­ya, pe­ro tras las co­rrec­cio­nes per­ti­nen­tes to­do vol­vió a la nor­ma­li­dad.

“En Cen­troa­mé­ri­ca hay que tra­ba­jar bas­tan­te en ca­li­dad, pa­ra que ten­ga­mos en al­gún mo­men­to le­ches co­mo la de Cos­ta Ri­ca”; y el pre­si­den­te de Dos Pinos re­cla­ma com­pe­tir en igual­dad de con­di­cio­nes: “Es bien­ve­ni­da la com­pe­ten­cia en la me­di­da en que en­tran a com­pe­tir en igual­dad de con­di­cio­nes, en cuan­to a ca­li­dad, y nor­mas téc­ni­cas bien es­ta­ble­ci­das”.

Ma­ca­ya cree que la com­pe­ten­cia im­po­ne un re­to pa­ra bus­car me­jo­res opor­tu­ni­da­des.

Un fac­tor des­ta­ca­ble en es­te sen­ti­do es la dis­mi­nu­ción de aran­ce­les al sec­tor lácteo des­de 2016, que lle­ga­rá a ce­ro en 2025, pa­ra los pro­duc­tos pro­ve­nien­tes de EE.UU., por el acuer­do en el DR-CAFTA. “Eso ya es una reali­dad en el mer­ca­do. A ni­vel de Cen­troa­mé­ri­ca el aran­cel ce­ro exis­te des­de ha­ce mu­cho tiem­po, y com­pe­ti­mos des­de ha­ce ra­to ya con mar­cas cen­troa­me­ri­ca­nas en to­dos los paí­ses, in­clu­yen­do Cos­ta Ri­ca. Y lo que ven­ga de otras la­ti­tu­des ba­sa­do en tra­ta­dos co­mer­cia­les ya es­tá lle­gan­do y no­so­tros se­gui­mos in­vir­tien­do en in­no­va­ción, en ca­pa­ci­da­des pa­ra que la pro­pues­ta de va­lor de nues­tros pro­duc­tos sea la pre­fe­ri­da de los con­su­mi­do­res”, co­men­ta Ma­ca­ya.

La me­xi­ca­na Sig­ma es su prin­ci­pal com­pe­ten­cia en el mer­ca­do cos­ta­rri­cen­se, pe­ro muy le­jos en par­ti­ci­pa­ción (82% de Dos Pinos, fren­te al 14 % de Sig­ma, se­gún ci­fras de la Cá­ma­ra de Pro­duc­to­res de Le­che de Cos­ta Ri­ca) y la re­cien­te en­tra­da de La­la en Cos­ta Ri­ca hi­zo que se pu­sie­ran los ojos en el gi­gan­te, también pro­ve­nien­te de Mé­xi­co. El pre­si­den­te de la coope­ra­ti­va ti­ca se mues­tra tran­qui­lo: “Te­ne­mos que com­pe­tir con una can­ti­dad de mar­cas na­cio­na­les, glo­ba­les, re­gio­na­les... Es­ta­mos to­dos los días en eso. En­tran y sa­len com­pe­ti­do­res de los mer­ca­dos per­ma­nen­te­men­te. Pa­ra no­so­tros el te­ma de quién en­tra y quién sale es im­por­tan­te, pe­ro no es lo más re­le­van­te”.

Re­le­vo ge­neRa­cio­nal

No es nin­gún se­cre­to que to­das las em­pre­sas, a ni­vel glo­bal, buscan atraer el me­jor ta­len­to; y que hoy exis­te una gue­rra por con­se­guir que los mi­llen­nials se de­can­ten por una u otra.

Dos Pinos es­tá en un mix ge­nera­cio­nal, un lu­gar en el que tra­di­cio­nal­men­te los tra­ba­ja­do­res du­ran mu­chos años. “Ha­ce po­co se pen­sio­nó un se­ñor que vino a des­pe­dir­se de mí con 48 años de tra­ba­jar aquí, y eso no es ex­cep­ción”, cuen­ta Gonzalo Cha­ves.

Pe­ro a la vez han co­men­za­do a tra­ba­jar en el re­le­vo. Em­pie­za a lle­gar nuevas ge­ne­ra­cio­nes y han co­men­za­do nue­vos es­que­mas de tra­ba­jo.

La coope­ra­ti­va cuen­ta con un cen­tro de ser­vi­cios com­par­ti­dos (CSC), que aca­ba de im­ple­men­tar. “Son lu­ga­res más pro­pi­cios pa­ra atraer ese ti­po de per­fi­les –ase­gu­ra el ge­ren­te ge­ne­ral–, por­que nos per­mi­te ser mu­cho más fle­xi­bles en ho­ra­rio, am­bien­tes, etc., y es par­te de la estrategia que es­ta­mos tra­ba­jan­do pa­ra que es­tos nue­vos ta­len­tos que in­gre­san al mer­ca­do la­bo­ral em­pie­cen a en­trar con no­so­tros”.

El CSC es­tá ubi­ca­do en Be­lén de He­re­dia, en la plan­ta de be­bi­das que ad­qui­rie­ron con Be­mix, los que es par­te de las si­ner­gias con esa com­pra. “Fue pen­sa­do así, no so­la­men­te com­prar la plan­ta, sino im­ple­men­tar nues­tro CSC. Ya le da ser­vi­cios a to­da la cor­po­ra­ción, y te­ne­mos ahí cer­ca de 200 per­so­nas tra­ba­jan­do”.

Sean mi­llen­nials, o no, pre­si­den­te y ge­ren­te re­sal­tan la im­por­tan­cia de trans­mi­tir a sus tra­ba­ja­do­res el sen­ti­do de per­te­nen­cia que tie­nen sus em­plea­dos.

Pa­ra se­guir, mí­ni­mo, otros 70 años en las me­sas de to­da Cen­troa­mé­ri­ca

DOS PINOS TIE­NE MÁS DE 600 PRO­DUC­TOS EN EL MER­CA­DO Y PRE­SEN­CIA EN PAÍ­SES: LOS SIE­TE DE AMÉ11 RI­CA CEN­TRAL, RE­PÚ­BLI­CA DO­MI­NI­CA­NA, CO­LOM­BIA (SAN AN­DRÉS), EE.UU. Y VE­NE­ZUE­LA

Ber­nar­do Ma­ca­ya (iz­quier­da) y

Gonzalo Cha­ves, pre­si­den­te y ge­ren­te ge­ne­ral de la coope­ra­ti­va cos­ta­rri­cen­se Dos Pinos.

FO­TO: COR­TE­SÍA

En 2016, Dos Pinos in­vir­tió US$15 mi­llo­nes en in­no­va­ción y equi­pos, fa­ci­li­da­des pa­ra ello y lan­za­mien­tos de pro­duc­tos y con­cep­tos.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Honduras

© PressReader. All rights reserved.