el de­sa­rro­llo de vi­vien­da y co­mer­cial re­tor­na a la ciu­dad

Gua­te­ma­la vi­ve un boom de desa­rro­llos verticales, muy atrac­ti­vos pa­ra un mer­ca­do que, hu­yen­do del trá­fi­co, es­tá vol­vien­do a vi­vir -y a con­su­mir- den­tro de la ciu­dad.

Estrategia y Negocios - - Especial Bienes Raíces - Tex­Tos ve­lia ja­ra­mi­llo

El sec­tor cons­truc­ción en Gua­te­ma­la se mue­ve a rit­mo de­sigual: un sec­tor pri­va­do que se man­tie­ne di­ná­mi­co, en con­tras­te con un sec­tor pú­bli­co cu­ya in­ver­sión se des­plo­mó en la úl­ti­ma dé­ca­da. El cre­ci­mien­to del sec­tor, por el or­den de 3,4% en 2015, ca­yó al 1,8% en 2016 de­bi­do a re­gu­la­cio­nes que com­pli­ca­ron la apro­ba­ción de per­mi­sos, y mues­tra una ten­den­cia a reac­ti­var­se en 2017, cuan­do pro­yec­ta cre­ci­mien­tos del 3,6% se­gún la Cá­ma­ra Gua­te­mal­te­ca de la Cons­truc­ción (CGC).

En 2016, el nú­me­ro de licencias de cons­truc­ción de viviendas au­to­ri­za­das fue de 3.645, (más de 988.000 me­tros cua­dra­dos de cons­truc­ción). En el es­tu­dio “La Hue­lla Eco­nó­mi­ca del sec­tor cons­truc­ción”, Pau­lo de León di­rec­tor eje­cu­ti­vo del Cen­tral Ame­ri­ca Bu­si­ness In­te­lli­gen­ce (CABI) des­ta­ca que en 2015, la hue­lla del sec­tor en la eco­no­mía fue de US$6.270 mi­llo­nes, equi­va­len­te al 9,1% del PIB. De acuer­do al es­tu­dio, un 85% de las ven­tas del sec­tor cons­truc­ción pro­vie­nen del sec­tor pri­va­do, y so­lo 15% las ge­ne­ró el sec­tor pú­bli­co.

Otro da­to re­le­van­te: 30% de lo fac­tu­ra­do por el sec­tor cons­truc­ción se da en la zo­na me­tro­po­li­ta­na, y el 70% en otras ciu­da­des y mu­ni­ci­pios del país, lo que mues­tra un cre­cien­te fe­nó­meno de ur­ba­ni­za­ción.

En el país, el dé­fi­cit ha­bi­ta­cio­nal al­can­za a 1,5 mi­llo­nes de fa­mi­lias, es­ti­ma el vi­ce­mi­nis­tro de Vi­vien­da Car­los Es­tuar­do Ba­ri­llas Estrada. Más de 50.000 fa­mi­lias se su­man ca­da año a ese dé­fi­cit. El fun­cio­na­rio ad­vier­te en el es­tu­dio “Si­tua­ción ac­tual de la vi­vien­da en Gua­te­ma­la” que el sec­tor de la cons­truc­ción se ha en­fo­ca­do en ge­ne­rar vi­vien­da pa­ra cla­ses me­dias y al­tas. “El Es­ta­do de­be ge­ne­rar las con­di­cio­nes pa­ra que el sec­tor pri­va­do in­vier­ta en vi­vien­da de interés so­cial, y pa­ra que los po­si­bles com­pra­do­res ten­gan me­ca­nis­mos de ac­ce­so a cré­di­tos y dis­tin­tas op­cio­nes”, sos­tie­ne.

La in­ver­sión del sec­tor cons­truc­tor pri­va­do si­gue au­men­tan­do en Gua­te­ma­la, en­fo­ca­da en de­sa­rro­llo de vi­vien­da y co­mer­cial “pen­sa­mos que vie­ne una eta­pa de cre­ci­mien­to que va a ser fun­da­men­tal pa­ra el país, pe­ro es­tán fre­nan­do el de­sa­rro­llo la fal­ta de in­ver­sión pú­bli­ca y el dé­fi­cit de vi­vien­da so­cial”, afir­mó Jo­sé Re­né Gon­zá­lez Cam­po, pre­si­den­te de la Cá­ma­ra Gua­te­mal­te­ca de la Cons­truc­ción.

Juan Pa­blo Estrada, Pre­si­den­te de la Aso­cia­ción Na­cio­nal de Cons­truc­to­res de

Vi­vien­da, (Ana­co­vi), in­for­mó que en la fe­ria Ex­poCa­sa, ce­le­bra­da en ju­nio de 2017, se pre­sen­ta­ron 76 de los más de 100 pro­yec­tos que es­tán eje­cu­tán­do­se en el área me­tro­po­li­ta­na. “Hu­bo un in­cre­men­to del 40% en ven­tas res­pec­to a años an­te­rio­res”, in­for­mó.

“Si bien te­ne­mos bue­na demanda, los trá­mi­tes son ca­da vez más com­pli­ca­dos. Po­ner en mar­cha un proyecto, des­de el mo­men­to de la se­lec­ción del te­rreno has­ta el ini­cio de la pri­me­ra pie­dra lle­va en­tre año y me­dio y dos años”, ex­pu­so Estrada.

RETORNO A LA CIU­DAD

En los úl­ti­mos años Gua­te­ma­la se desa­rro­lló ha­cia las afue­ras, crean­do nue­vos po­los de vi­vien­da y co­mer­cio en zo­nas co­mo ca­rre­te­ra a El Sal­va­dor y El Na­ran­jo, en el mu­ni­ci­pio de Mix­co. Pe­ro esa ten­den­cia cam­bió: la gen­te es­tá re­gre­san­do a vi­vir den­tro de la ciu­dad, prio­ri­zan­do la ca­li­dad de vi­da, coin­ci­den los ex­per­tos.

Eso ha de­to­na­do un boom en el de­sa­rro­llo de edi­fi­cios de apar­ta­men­tos. “El 90% de los pro­yec­tos de apar­ta­men­tos que es­tán en de­sa­rro­llo en 2017 lle­van ín­di­ces de ven­ta muy al­tos y los que se es­tán ter­mi­nan­do, en su ma­yo­ría es­tán to­tal­men­te ven­di­dos”, ase­gu­ró Die­go Flo­res, pre­si­den­te de la Cá­ma­ra de Co­rre­do­res de Bie­nes Raíces.

En la zo­na me­tro­po­li­ta­na de Gua­te­ma­la, el 53% de los pro­yec­tos que se pro­mue­ven son vi­vien­da ver­ti­cal y el 47% vi­vien­da ho­ri­zon­tal, un cam­bio sig­ni­fi­ca­ti­vo en la ofer­ta que has­ta ha­ce tres era un 35% ver­ti­cal contra 65% ho­ri­zon­tal. “Ya no hay tie­rra pa­ra se­guir ha­cien­do pro­yec­tos de gran ex­ten­sión de vi­vien­da ho­ri­zon­tal, a me­nos que es­tén le­jos de la ciu­dad. Con los pro­ble­mas de trá­fi­co y de infraestructura vial que tie­ne el área me­tro­po­li­ta­na eso es in­sos­te­ni­ble, la úni­ca so­lu­ción de vi­vien­da que se le pue­de dar a la gen­te es vi­vien­da ver­ti­cal”, in­di­có.

La ma­yo­ría de edi­fi­cios ofre­cen apar­ta­men­tos de 100 me­tros cua­dra­dos. El ran­go de pre­cios os­ci­la en­tre US$1.300 has­ta US$2.000 el m2, ex­pu­so Flo­res.

Ade­más, agre­gó, el mer­ca­do es­tá desa­rro­llan­do pro­yec­tos de apar­ta­men­tos más gran­des pa­ra fa­mi­lias que es­tán re­tor­nan­do de zo­nas co­mo ca­rre­te­ra a El Sal­va­dor a sec­to­res pre­mium den­tro de la ciu­dad, co­mo las zo­nas 10, 14 o 15. Pa­ra es­tos com­pra­do­res, hay desa­rro­lla­do­res que ofre­cen apar­ta­men­tos gran­des, de arri­ba de 200 me­tros cua­dra­dos, ex­pli­có el pre­si­den­te de la Cá­ma­ra de Co­rre­do­res de Bie­nes Raíces.

Den­tro de esos pro­yec­tos verticales, hay desa­rro­llos de usos mix­tos. “En la me­di­da que la gen­te re­gre­se a la ciu­dad, esa ten­den­cia se va a se­guir mul­ti­pli­can­do. La gen­te quie­re te­ner mu­cho más cer­ca los ser­vi­cios, y el de­sa­rro­llo mixto es el fu­tu­ro”, pre­vió el pre­si­den­te de la Cá­ma­ra de la Cons­truc­ción.

CEN­TROS CO­MER­CIA­LES: A LA BAJA

En la ca­pi­tal gua­te­mal­te­ca, la cons­truc­ción de gran­des cen­tros co­mer­cia­les han en­tra­do en un im­pas­se, des­pués de años de mu­cha in­ver­sión. En 2017 no se ob­ser­van gran­des pro­yec­tos co­mer­cia­les, ob­ser­vó el pre­si­den­te de la Cá­ma­ra de la Cons­truc­ción.

Lo que si cre­ce son los pe­que­ños co­mer­cia­les de con­ve­nien­cia. “Es una ten­den­cia que acom­pa­ña el re­gre­so de la gen­te a vi­vir a la ciu­dad. Si, ya no voy a re­co­rrer 30 ki­ló­me­tros pa­ra lle­gar a mi ca­sa, don­de ten­go op­ción de pa­rar en cin­co di­fe­ren­tes cen­tros co­mer­cia­les, sino que voy a re­co­rrer diez cua­dras, en esas cua­dras tie­ne que ha­ber ser­vi­cios, (el ban­co, la la­van­de­ría, el su­per­mer­ca­do). Ade­más la mu­ni­ci­pa­li­dad de Gua­te­ma­la in­cen­ti­va los usos mix­tos, en­ton­ces mu­chos desa­rro­lla­do­res es­co­gen te­ner un lo­cal co­mer­cial en el pri­mer ni­vel de los edi­fi­cios, con eso se lo­gra co­mu­ni­dad y se fa­vo­re­ce cier­ta con­vi­ven­cia de los ve­ci­nos del edi­fi­cio don­de es­tá el lo­cal y de los ale­da­ños”, ex­pli­có León.

En cuan­to a pro­yec­tos de edi­fi­cios de ofi­ci­nas, también se ob­ser­va un cre­ci­mien­to mo­de­ra­do. “En el mundo lo que se ve es que las ofi­ci­nas se com­pri­men, una em­pre­sa no ne­ce­si­ta 500 me­tros de ofi­ci­na sino 200 m2, con un uso efi­cien­te del es­pa­cio, mu­cha gen­te tra­ba­ja en ca­sa. Eso de­ri­va en que es­te­mos vien­do un achi­ca­mien­to de los es­pa­cios de ofi­ci­na, no hay en la ciu­dad gran­des pro­yec­tos cor­po­ra­ti­vos im­por­tan­tes”, di­jo el di­rec­tor de CABI.

City Haus, en de­sa­rro­llo en la zo­na 10 de Gua­te­ma­la, ofre­ce “ca­li­dad de vi­da”.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Honduras

© PressReader. All rights reserved.