La re­vo­lu­ción 4.0 ya lle­gó y la tec­no­ló­gi­ca con­fía to­mar ven­ta­ja con sus 20.000 pa­ten­tes

A un año de la fu­sión de Dell y EMC la nue­va com­pa­ñía mues­tra el fu­tu­ro de un ne­go­cio que apun­ta a una nue­va re­vo­lu­ción in­dus­trial: la tec­no­ló­gi­ca, tam­bién co­no­ci­da co­mo la re­vo­lu­ción 4.0

Estrategia y Negocios - - Contenido - TEXTOS JO­SÉ BA­RRE­RA, DES­DE LAS VEGAS

Dell EMC emer­gió en 2016 co­mo uno de los ti­ta­nes de la in­dus­tria tec­no­ló­gi­ca. La em­pre­sa en­fi­la sus es­fuer­zos a em­pu­jar al ca­da vez más va­lio­so ne­go­cio de la “nu­be”.

La nue­va com­pa­ñía su­mó fuer­zas de dos gran­des del sec­tor (Dell y EMC). Na­ció con una va­lo­ri­za­ción de US$2.000 mi­llo­nes y con un uni­ver­so de pa­ten­tes ba­jo la man­ga, las que se­gún el pro­pio Mi­chael Dell, fun­da­dor y CEO de Dell, los po­ne al fren­te del ini­cio de la nue­va re­vo­lu­ción in­dus­trial.

El ca­da vez más in­ten­si­vo uso de la tec­no­lo­gía con­lle­va la au­to­ma­ti­za­ción de pro­ce­sos. Dell es op­ti­mis­ta so­bre es­te en­torno y le­jos de con­si­de­rar­lo hos­til sos­tie­ne que ve más una re­la­ción po­si­ti­va con los hu­ma­nos, que una de “tec­no­lo­gía con­tra hu­ma­nos”.

El eje­cu­ti­vo, una de las le­yen­das vi­vien­tes del sec­tor, ha­bló con pro­pie­dad an­te un au­di­to­rio hi­per­co­nec­ta­do en el Dell EMC World en Las Vegas un es­ce­na­rio don­de la tec­no­lo­gía cu­brió ca­da cen­tí­me­tro del cen­tro de con­ven­cio­nes.

El pri­mer gran even­to de Dell EMC -des­de el anun­cio de su fu­sión- con­gre­gó a unas 13.000 per­so­nas.

Mi­chael Dell di­jo que la hu­ma­ni­dad es­tá en ru­ta de enfrentar cua­tro trans­for­ma­cio­nes: la di­gi­tal, la de tec­no­lo­gías de la in­for­ma­ción, la del pues­to de tra­ba­jo y la co­rres­pon­dien­te a se­gu­ri­dad.

La ma­si­fi­ca­ción de la tec­no­lo­gía ha traí­do con­si­go una gran apues­ta por la mo­vi­li­dad, con­di­ción que po­ne pre­sión prin­ci­pal­men­te so­bre las úl­ti­mas dos de las trans­for­ma­cio­nes que men­cio­nó el eje­cu­ti­vo.

Dell EMC quie­re ex­plo­tar su po­ten­cial. La em­pre­sa ad­mi­nis­tra una en­vi­dia­ble car­te­ra de pa­ten­tes (unas 20.000 pa­ten­tes y so­li­ci­tu­des) con las que bus­ca dar soluciones a un di­ver­so aba­ni­co de pro­ble­mas de to­das las in­dus­trias.

Nu­bes hí­bri­das, cen­tros de da­tos, in­fra­es­truc­tu­ra, aná­li­sis de big da­ta, mo­vi­li­dad y se­gu­ri­dad ci­ber­né­ti­ca son la nue­va fron­te­ra y la com­pa­ñía bus­ca apun­ta­lar sus es­fuer­zos en la ru­ta de la in­no­va­ción.

En el even­to de Las Vegas se mos­tró el po­ten­cial y la co­la­bo­ra­ción que Dell EMC es­tá desa­rro­llan­do en con­jun­to con em­pre­sas lí­de­res co­mo Boeing, Sony y Ja­gua­rLand Ro­ver, en­tre otras.

La po­de­ro­sa ae­ro­náu­ti­ca es­ta­dou­ni­den­se es uno de los prin­ci­pa­les so­cios de Dell EMC, la re­la­ción tie­ne un al­can­ce que abar­ca ca­si to­da la ga­ma de pro­duc­tos y ser­vi­cios que la tec­no­ló­gi­ca ad­mi­nis­tra y la apues­ta en di­cha co­la­bo­ra­ción es­tá en­fo­ca­da en ha­cer más efi­cien­te a

LA AM­PLIA CAR­TE­RA DE PA­TEN­TES (UNAS 20.000) PONDRIA A DELL EMC AL FREN­TE DE LA CUARTA REVOLUCION IN­DUS­TRIAL

una in­dus­tria que li­te­ral­men­te mue­ve al pla­ne­ta.

En el ca­so de Sony, es­ta re­la­ción atien­de a la demanda de la in­dus­tria del en­tre­te­ni­mien­to que ur­ge de equi­pos más po­ten­tes pa­ra pro­ce­sar los efec­tos CGI

(Com­pu­ter-ge­ne­ra­ted ima­gery) que re­quie­ren su­per­pro­duc­cio­nes de Holly­wood que el mer­ca­do demanda con ma­yor ra­pi­dez.

Mien­tras que con Jaguar-Land Ro­ver la co­la­bo­ra­ción es­tá en­fo­ca­da en el desa­rro­llo de una nue­va apues­ta de au­to eléc­tri­co y de conducción au­tó­no­ma. Otras fir­mas, co­mo Ni­ke, es­tán in­clui­das en la ola de nue­vas co­la­bo­ra­cio­nes que van más allá del ne­go­cio de ser­vi­do­res y ser­vi­cios en la nu­be que dis­tin­guen al ti­tán tec­no­ló­gi­co.

Le­jos de un me­ro in­ten­to por de­mos­trar múscu­lo, Dell EMC pu­so so­bre la mesa un am­plio por­ta­fo­lio de soluciones y apli­ca­cio­nes reales que los pon­drían al fren­te de la com­pe­ten­cia quien, al igual que ellos, es­tá en­fi­lan­do es­fuer­zos pa­ra el desa­rro­llo de apli­ca­cio­nes, big da­ta, ra­pi­dez, in­te­li­gen­cia ar­ti­fi­cial y au­to­ma­ti­za­ción.

El vi­deo de pre­sen­ta­ción que Dell EMC mos­tró al au­di­to­rio in­clu­yó apli­ca­cio­nes del gru­po tec­no­ló­gi­co en di­ver­sos cam­pos co­mo la sa­ni­dad, agri­cul­tu­ra, mo­vi­li­dad, en­tre otros, un pro­ce­so don­de la ge­ne­ra­ción de da­tos es ma­si­vo.

La “nu­be” es cla­ve y la fu­sión ha lo­gra­do dar en el cla­vo del ne­go­cio y es­tá atra­yen­do a nue­vas em­pre­sas que se su­man a co­la­bo­ra­cio­nes pa­ra desa­rro­llos de cor­to y lar­go pla­zo.

Las po­nen­cias fue­ron vistas por de­le­ga­cio­nes pro­ve­nien­tes de 144 paí­ses, los mer­ca­dos don­de Dell bus­ca des­pun­tar an­te sus com­pe­ti­do­res co­mo Ora­cle o Goo­gle.

In­no­va­cIón en una era de ‘star­tups’

Sin em­bar­go, el múscu­lo glo­bal no es ga­ran­tía exac­ta del éxi­to. El au­ge de star­tups en el ám­bi­to tec­no­ló­gi­co con ham­bre por ga­nar re­nom­bre y mer­ca­do ha­ce que la com­pe­ten­cia en el sec­tor sea más du­ra.

Mi­chael Dell in­sis­tió en que la adop­ción tec­no­ló­gi­ca es “co­mo ma­gia” pa­ra los ne­go­cios.

Dell con­si­de­ró que aho­ra las em­pre­sas compiten con­tra star­tups ca­da vez más so­fis­ti­ca­das y que por ello se ne­ce­si­ta de una es­tra­te­gia bien de­fi­ni­da pa­ra se­guir sien­do lí­der, es­to sin de­jar de la­do un ries­go ca­da vez más la­ten­te: el de la in­se­gu­ri­dad.

“Te­ne­mos 8.000 mi­llo­nes de dis­po­si­ti­vos co­nec­ta­dos y en los pró­xi­mos 15 años se­rán 200.000 mi­llo­nes o más”, di­jo Dell, quien re­cal­có que es­to se­rá 25 ve­ces más que la po­bla­ción del pla­ne­ta.

Es­ta can­ti­dad de dis­po­si­ti­vos co­nec­ta­dos, más allá

ALIAN­ZA CON JAGUAR-LAND RO­VER ES­TÁ EN­FO­CA­DA EN EL DESA­RRO­LLO DE UNA NUE­VA APUES­TA DE AU­TO ELÉC­TRI­CO Y DE CONDUCCIÓN AUTONOMA

del im­pac­to de la cifra, da­rá al mun­do la lla­ve pa­ra una nue­va era de apli­ca­cio­nes di­gi­ta­les que pro­vee­rán de to­rren­tes inima­gi­na­bles de da­ta re­la­cio­na­da con el in­ter­net de las co­sas (IoT, por sus si­glas en in­glés).

Es­te cau­dal de in­for­ma­ción, di­jo Dell, de­man­da­rá de igual po­der de pro­ce­sa­mien­to y co­nec­ti­vi­dad y se­rá jus­ta­men­te la lla­ma­da pa­ra la si­guien­te re­vo­lu­ción in­dus­trial, al­go que de­fi­nió co­mo “un sal­to cuán­ti­co en el pro­gre­so hu­mano”.

Es­ta nue­va reali­dad su­pon­drá gran­des pro­gre­sos en el área de la reali­dad vir­tual y au­men­ta­da, con­cep­tos que re­de­fi­ni­rán el apren­di­za­je, el tra­ba­jo y el en­tre­te­ni­mien­to.

Sin em­bar­go, es­tos con­cep­tos no es­ta­rán so­los, ya que tam­bién en la vi­sión de Dell su­pon­drán el au­ge de la in­te­li­gen­cia ar­ti­fi­cial pa­ra ges­tio­nar la nue­va ge­ne­ra­ción de da­ta, la que pro­me­te am­pli­fi­car la crea­ti­vi­dad hu­ma­na.

“Es­ta ava­sa­llan­te era de tec­no­lo­gía pro­me­te ayu­dar a re­sol­ver al­gu­nos de los gran­des desafíos de la hu­ma­ni­dad, lo que la con­vier­te en el ama­ne­cer de una nue­va era”, di­jo Mi­chael Dell

FO­TO DE CORTESÍA

Mi­chael Dell es op­ti­mis­ta con la au­to­ma­ti­za­ción de pro­ce­sos y no ve “tec­no­lo­gía con­tra hu­ma­nos”

Newspapers in Spanish

Newspapers from Honduras

© PressReader. All rights reserved.