Mir­ci­ni Mo­li­via­tis Gas­tro­no­mía cha­pi­na

La po­pu­lar chef es el ros­tro de la gas­tro­no­mía gua­te­mal­te­ca en el ex­tran­je­ro, gra­cias a sus li­bros, sus re­ce­tas y sus pro­gra­mas de te­le­vi­sión

Estrategia y Negocios - - En Las Artes + Economía Naranja - Tex­to: In­grid roldán

Su pro­yec­ción co­mo chef ha tras­cen­di­do las fron­te­ras de Gua­te­ma­la, con pro­gra­mas de te­le­vi­sión en va­rios paí­ses y mi­llo­nes de au­dien­cia. Su li­bro, “Vi­vien­do la re­ce­ta”, ob­tu­vo un premio en Chi­na y pro­du­ce sus pro­pios pro­gra­mas.

La re­ce­ta del éxi­to in­clu­ye va­rios in­gre­dien­tes, uno de ellos es el tra­ba­jo ar­duo. “El éxi­to se cons­tru­ye y es un tra­ba­jo de mu­chas ho­ras, de mu­cho es­fuer­zo, de mu­cho sa­cri­fi­cio, de mu­chas puer­tas que to­car y mu­chas puer­tas que se cie­rran. No a la pri­me­ra puer­ta que una to­ca se abre, eso es men­ti­ra”.

Su tra­yec­to­ria da cuen­ta de ese tra­ba­jo ar­duo. Jun­to con su her­mano ad­mi­nis­tra cua­tro de los seis res­tau­ran­tes fa­mi­lia­res de­no­mi­na­dos 7 Cal­dos, de 25 años de tra­yec­to­ria, con un me­nú de co­mi­da clá­si­ca gua­te­mal­te­ca.

Ade­más, en lo in­di­vi­dual, tie­ne des­de 2005 un ser­vi­cio de ca­te­ri­ng de al­ta gas­tro­no­mía cor­po­ra­ti­va, es­pe­cial pa­ra em­pre­sas.

Pe­ro su pro­yec­ción va más allá. Sus apa­ri­cio­nes en te­le­vi­sión han he­cho de ella un ros­tro co­no­ci­do pa­ra la po­bla­ción de su país y una re­pre­sen­tan­te de la gas­tro­no­mía de és­te en el ex­tran­je­ro. Su pri­me­ra ex­pe­rien­cia co­mo pre­sen­ta­do­ra fue en el pro­gra­ma de te­le­vi­sión “El sa­bor de mi tie­rra”, en Gua­te­ma­la. A es­te si­guie­ron las invitaciones a for­mar par­te de “Pu­ro Chef” en Uti­lí­si­ma y Fox Li­fe don­de apor­tó el sa­bor gua­te­mal­te­co.

Ade­más par­ti­ci­pó en “Mas­ter Chef” y “Bi­za­rre Foods”, el co­no­ci­do pro­gra­ma de An­drew Zim­mern, que con au­dien­cia de 115 mi­llo­nes.

“Me ha to­ca­do ir a mu­chí­si­mos lu­ga­res, ha co­ci­na­do con gran­des per­so­na­jes co­mo Vir­gi­lio Martínez, Paco Ron­ce­ro y Jor­ge Raush. He ido por to­das par­tes del mu­cho pa­ra lle­var los sa­bo­res de mi país”, re­me­mo­ra.

Pe­ro no ha de­ja­do de la­do la te­le­vi­sión de su país, allí ha crea­do los desafíos cu­li­na­rios pa­ra adul­tos y pa­ra ni­ños don­de los ga­na­do­res han re­ci­bi­do be­cas de es­tu­dio en gas­tro­no­mía.

“Cuan­do yo em­pe­cé re­cuer­do que la gas­tro­no­mía gua­te­mal­te­ca no es­ta­ba bien vis­ta”, con­fie­sa. Mir­ciny lle­va más de 10 años in­ves­ti­gan­do, ana­li­zan­do, com­par­tien­do la gas­tro­no­mía de su país. “Me ha to­ca­do la suer­te de ser una por­ta­voz de los ver­da­de­ros guar­dia­nes de la gas­tro­no­mía: las per­so­nas que man­tie­nen vi­vas las tra­di­cio­nes”, com­par­te.

Pa­ra ella, la gas­tro­no­mía de su país es­tá di­vi­di­da en tres gran­des es­ce­na­rios: la pre­co­lom­bi­na o prehis­pá­ni­ca, la hí­bri­da que es la que vino con los es­pa­ño­les, y la glo­ba­li­za­da. “To­da tie­ne una his­to­ria, to­da tie­ne al­go que con­tar, y eso es lo que ha­ce gran­des nues­tros sa­bo­res, lo que ha­ce gran­de nues­tra gas­tro­no­mía”, afir­ma.

Agre­ga en­fá­ti­ca que “ne­ce­si­ta­mos una po­lí­ti­ca que fo­men­te nues­tra gas­tro­no­mía por­que no pue­de ha­cer­lo un chef, tie­ne que ser po­lí­ti­ca de país”.

Re­fle­xio­na con res­pec­to al pa­pel que los chefs es­tán ju­gan­do a ni­vel in­ter­na­cio­nal. “Aho­ra el gre­mio de la gas­tro­no­mía es un gre­mio muy im­por­tan­te. Los co­ci­ne­ros aho­ra te­ne­mos una voz y es una voz muy po­ten­te”, afir­ma.

Mo­li­via­tis re­fie­re nom­bre co­mo el de Gas­tón Acu­rio, un lí­der na­to en Pe­rú.” An­tes la gen­te iba por el Ma­chu Pi­chu, aho­ra van a co­mer a Pe­rú y fue gra­cias a él”, co­men­ta. Re­fie­re tam­bién a José An­drés, “otro gran chef que vino a apo­yar a los dam­ni­fi­ca­dos a Gua­te­ma­la, es­tu­vo en Puer­to Ri­co, se ele­va contra Trump, ya no so­lo se vuel­ven es­tre­llas cu­li­na­rias sino se vuel­ven una voz y la gen­te ca­da vez los es­tá es­cu­chan­do más”, agre­ga.

Re­fle­xio­na ade­más en que “ya no so­lo es una res­pon­sa­bi­li­dad de no­so­tros el co­ci­nar ri­co y plas­mar lo que que­re­mos en un pla­to sino que a mu­chos co­ci­ne­ros les to­ca te­ner ese mo­de­lo a se­guir de po­der co­mu­ni­car lo que pa­sa en el país”.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Honduras

© PressReader. All rights reserved.