Co­lom­bia man­tie­ne el rit­mo in­ver­sor en Cen­troa­mé­ri­ca

La ex­pan­sión co­lom­bia­na en Cen­troa­mé­ri­ca si­gue im­pa­ra­ble. De 2013 a 2017, la in­ver­sión co­lom­bia­na en la re­gión pa­só de US$180 millones a US$424 millones. Cen­troa­mé­ri­ca man­tie­ne su en­can­to

Estrategia y Negocios - - Contenido. - TEX­TOS: ZAIDA RO­JAS. CO­LA­BO­RA­RON: JO­SÉ BA­RRE­RA Y LUIS AL­BER­TO SIE­RRA

El flu­jo de la in­ver­sión ex­tran­je­ra di­rec­ta en Cen­troa­mé­ri­ca se sos­tie­ne y cre­ce de ma­ne­ra exi­to­sa. Del 2013 al 2017 ha au­men­ta­do ca­da año; so­lo del 2016 al año pa­sa­do cre­ció en un 4,5%, de acuer­do con in­for­ma­ción ex­clu­si­va pa­ra Es­tra­te­gia & Ne­go­cios de la Co­mi­sión Eco­nó­mi­ca pa­ra Amé­ri­ca La­ti­na y el Ca­ri­be (CE­PAL). Co­lom­bia ha si­do un ac­tor pro­ta­gó­ni­co en es­ta pues­ta en es­ce­na.

La in­ver­sión ex­tran­je­ra di­rec­ta (IED) pa­ra Amé­ri­ca La­ti­na y el Ca­ri­be de­ca­yó con­se­cu­ti­va­men­te en los úl­ti­mos tres años, sin em­bar­go, de es­to no se die­ron por en­te­ra­dos los in­ver­sio­nis­tas co­lom­bia­nos quie­nes han man­te­ni­do, y en al­gu­nos ca­sos, au­men­ta­do el ca­pi­tal o lle­ga­do al ist­mo con nue­vas em­pre­sas.

La in­ver­sión co­lom­bia­na pa­só de US$180 millones en 2013 a US$424 millones en el 2017, con un au­men­to del 25% en­tre el 2016 y el 2017. Es­tos nú­me­ros, que alien­tan las eco­no­mías lo­ca­les, no cuen­tan con la in­for­ma­ción de Pa­na­má, país que no ha des­agre­ga­do aún la in­for­ma­ción so­bre IED pa­ra el 2017, de acuer­do con CE­PAL. Se pre­su­me que el mon­to de in­ver­sión pue­de ser mu­cho ma­yor, ya que Pa­na­má en el prin­ci­pal re­cep­tor de IED en la re­gión, 43% del to­tal (2013-2017) y de ese mon­to, un 75% le co­rres­pon­de so­lo a Co­lom­bia (2013-2016), afir­mó el ofi­cial de Asun­tos Eco­nó­mi­cos de la Uni­dad de Co­mer­cio In­ter­na­cio­nal e In­dus­tria de CE­PAL, Olaf de Groot.

Los mo­vi­mien­tos de ca­pi­ta­les en Co­lom­bia no si­guen la ten­den­cia re­gio­nal. A pe­sar de que el 2017 fue el año con la me­nor IED en el ex­te­rior des­de el 2012, la caí­da de las in­ver­sio­nes co­lom­bia­nas ha si­do mu­cho me­nor que en el res­to de Amé­ri­ca La­ti­na y el Ca­ri­be. “El re­sul­ta­do es que la par­ti­ci­pa­ción de Co­lom­bia ha au­men­ta­do en los úl­ti­mos años y en el 2017, el 15,8% de la IED en el ex­te­rior de Amé­ri­ca La­ti­na y el Ca­ri­be tie­ne su ori­gen en Co­lom­bia”, apun­tó el ex­per­to.

An­te el pa­no­ra­ma tan ha­la­güe­ño la pre­gun­ta obli­ga­da es ¿por qué Cen­troa­mé­ri­ca? “Bús­que­da de nue­vos mer­ca­dos”, ase­gu­ró de Groot. Las em­pre­sas, en ge­ne­ral, tie­nen di­fe­ren­tes ob­je­ti­vos pa­ra ex­pan­dir­se fue­ra de sus fron­te­ras geo­grá­fi­cas, en­tre ellas lle­gar a nue­vos mer­ca­dos, bús­que­da de ma­yo­res re­cur­sos o de una ma­yor efi­cien­cia.

En el ca­so de las in­ver­sio­nes co­lom­bia­nas en Cen­troa­mé­ri­ca, Ce­pal apor­tó las áreas en las que se han con­cen­tra­do, ta­les co­mo: Ser­vi­cios fi­nan­cie­ros (co­mo Ban­co­lom­bia, Gru­po Aval, So­cie­da­des Bo­lí­var, Gru­po Su­ra y Da­vi­vien­da); en el sec­tor ali­men­ti­cio (des­ta­ca gru­po Nu­tre­sa y Gru­po Na­cio­nal de

Cho­co­la­tes); en el sec­tor in­dus­trial (es­tá el Gru­po Mun­dial-pin­tu­co) y en cons­truc­ción (Gru­po Ar­gos); así co­mo em­pre­sas con un en­fo­que en ex­por­ta­cio­nes, co­mo es el ejem­plo de Pro­qui­nal, de­di­ca­da a la ma­nu­fac­tu­ra de te­las re­cu­bier­tas de vi­nil pa­ra uso in­dus­trial, con ope­ra­cio­nes en Cos­ta Ri­ca des­de el 2004 y hoy con más de 300 co­la­bo­ra­do­res.

Si­tua­cio­nes po­lí­ti­cas tam­bién mar­can el cambio en el des­tino de las in­ver­sio­nes co­lom­bia­nas. “En el pa­sa­do, la Re­pú­bli­ca Bo­li­va­ria­na de Ve­ne­zue­la ha si­do un mer­ca­do in­tere­san­te pa­ra los in­ver­sio­nis­tas co­lom­bia­nos. Da­da la si­tua­ción po­lí­ti­ca-eco­nó­mi­ca, in­ver­tir en es­te país no es fá­cil en es­te mo­men­to. Eso im­pli­ca­ría que es po­si­ble que al­gu­nos in­ver­sio­nis­tas co­lom­bia­nos bus­quen nue­vas opor­tu­ni­da­des en otros mer­ca­dos”, ase­gu­ró de Groot.

A Pa­na­má, co­mo el prin­ci­pal des­tino de las in­ver­sio­nes co­lom­bia­nas, le si­gue Cos­ta Ri­ca con el 13,3% y Gua­te­ma­la con el 7,2%, de acuer­do con da­tos de Ce­pal.

A Pa­na­má lo fa­vo­re­ce el Ca­nal y su rol co­mo hub re­gio­nal, a Cos­ta Ri­ca lo po­si­cio­na bien su es­ta­bi­li­dad eco­nó­mi­ca y que es un buen re­cep­tor de IED a es­ca­la in­ter­na­cio­nal. Gua­te­ma­la, por su par­te, es el más gran­de del ist­mo y con el ma­yor mer­ca­do in­terno.

HA­CER­LOS SEN­TIR CO­MO EN CA­SA

En to­da Cen­troa­mé­ri­ca se han crea­do ins­ti­tu­cio­nes es­pe­cia­li­za­das en la atrac­ción de IED y se han he­cho es­fuer­zos, al me­nos en los úl­ti­mos 15 años, por crear una le­gis­la­ción fa­vo­ra­ble a las in­ver­sio­nes fo­rá­neas. En tér­mi­nos ge­ne­ra­les, los cam­bios en la fa­ci­li­dad en Cen­troa­mé­ri­ca pa­ra es­ta­ble­cer ne­go­cios se han con­cen­tra­do en la aper­tu­ra, en los tra­ta­dos de li­bre co­mer­cio, en el re­gis­tro de las pro­pie­da­des, en la pro­tec­ción de las in­ver­sio­nes, en in­cen­ti­vos fis­ca­les y en el ma­ne­jo de per­mi­sos de cons­truc­ción y la ob­ten­ción de ener­gía eléc­tri­ca.

La ofi­ci­na de pro­mo­ción de in­ver­sio­nes de Gua­te­ma­la, In­vest In, des­ta­có que ese país cuen­ta con la eco­no­mía más gran­de de la re­gión (con­cen­tra cer­ca del 30% del Pro­duc­to In­terno Bru­to Re­gio­nal), tie­ne la po­bla­ción más gran­de (cer­ca de 17 millones de ha­bi­tan­tes) y por su cer­ca­nía con el sur de Mé­xi­co, pre­sen­ta opor­tu­ni­da­des de mer­ca­do in­tere­san­tes pa­ra las in­ver­sio­nes.

“La di­ná­mi­ca de la in­ver­sión co­lom­bia­na en Gua­te­ma­la vie­ne cre­cien­do en los úl­ti­mos cin­co años, el to­tal acu­mu­la­do del 2007 al 2017 as­cien­de a US$1,1 millones es­pe­cial­men­te pa­ra los sec­to­res ban­ca y ase­gu­ra­do­ras. El 44% de ese mon­to co­rres­pon­de al pe­rio­do 2015-2017”, afir­mó Jor­ge Es­tra­da, di­rec­tor de In­vest In Gua­te­ma­la. Pa­ra el pri­mer tri­mes­tre del 2018, Co­lom­bia se co­lo­ca co­mo el prin­ci­pal in­ver­sor en Gua­te­ma­la con US$81 millones del to­tal de US$293 millones. Los sec­to­res de in­ver­sión fue­ron elec­tri­ci­dad (60%) y ban­cos y ase­gu­ra­do­ras (38%).

Por su par­te, Jor­ge Se­quei­ra, di­rec­tor ge­ne­ral de la ofi­ci­na de pro­mo­ción de in­ver­sio­nes de Cos­ta Ri­ca, CIN­DE, des­ta­có a su país co­mo un des­tino de in­ver­sión muy po­si­cio­na­do a es­ca­la mun­dial de­bi­do “a su pro­pues­ta, la cual se ba­sa en una tra­yec­to­ria com­pro­ba­da, talento hu­mano ca­li­fi­ca­do, lo­ca­li­za­ción es­tra­té­gi­ca, ex­ce­len­te cli­ma de ne­go­cios, una ro­bus­ta in­fra­es­truc­tu­ra y ca­li­dad de vi­da”.

De acuer­do con CIN­DE, Cos­ta Ri­ca es re­co­no­ci­do co­mo un des­tino es­tra­té­gi­co pa­ra in­ver­sio­nes ti­po green­field -aque­llos pro­yec­tos que empiezan des­de ce­ro o que cam­bian en su to­ta­li­dad- y pa­ra sec­to­res co­mo: ser­vi­cios cor­po­ra­ti­vos, cien­cias de la vi­da, ma­nu­fac­tu­ra avan­za­da, ma­nu­fac­tu­ra li­via­na e in­dus­tria ali­men­ta­ria. “Hoy en día agre­ga­mos un nue­vo sec­tor es­tra­té­gi­co lla­ma­do tec­no­lo­gías di­gi­ta­les ba­jo el cual se bus­ca in­ver­sión en áreas de ana­lí­ti­ca e in­for­má­ti­ca, ani­ma­ción, ga­ming, fil­mes, te­le­vi­sión y

vi­deo”, con­tó Se­quei­ra.

Ese país pa­só de ex­por­tar so­lo cua­tro pro­duc­tos agrí­co­las ha­ce 30 años, a unos 4.500 a más de 150 des­ti­nos en el mun­do. “Hoy los prin­ci­pa­les pro­duc­tos de ex­por­ta­ción in­dus­trial son los dis­po­si­ti­vos mé­di­cos y en ser­vi­cios lo­gra­mos ex­por­tar 70 ti­pos de ser­vi­cios en diez idio­mas al mun­do en­te­ro”, pre­ci­só Se­quei­ra. Unos 100.000 cos­ta­rri­cen­ses tie­nen un em­pleo di­rec­to y bien re­mu­ne­ra­do gra­cias a las em­pre­sas de IED y más de 50.000 em­pleos in­di­rec­tos tam­bién se ge­ne­ra­ron a par­tir de es­tas em­pre­sas.

En re­la­ción con la in­ver­sión de Co­lom­bia, la IED pa­ra Cos­ta Ri­ca so­bre­pa­só los US$174 millones en el 2017, pa­ra un cre­ci­mien­to del 108% con res­pec­to al año an­te­rior -se­gún da­tos de CIN­DE-, ese mon­to sig­ni­fi­có un 6% del to­tal de la IED en Cos­ta Ri­ca. Del 2008 al 2017 las in­ver­sio­nes co­lom­bia­nas han te­ni­do un pro­me­dio de cre­ci­mien­to anual de 3,7%.

SIEM­BRA EN TIE­RRA FÉR­TIL

Vo­ce­ros del or­ga­nis­mo pro­mo­tor de ex­por­ta­cio­nes e in­ver­sio­nes de El Sal­va­dor (Proe­sa) co­men­ta­ron que una de las ven­ta­jas de in­ver­tir en su país es su eco­no­mía do­la­ri­za­da des­de el 2001 y que tie­ne la me­nor can­ti­dad de res­tric­cio­nes re­gu­la­to­rias a la in­ver­sión en el ist­mo.

Los em­pre­sa­rios co­lom­bia­nos han con­fia­do en ese país y han he­cho una in­ver­sión acu­mu­la­da de US$786,3 millones al 2017, so­lo en el sec­tor fi­nan­cie­ro y de se­gu­ros.

Los sec­to­res be­ne­fi­cia­dos han si­do elec­tri­ci­dad, in­for­ma­ción y co­mu­ni­ca­cio­nes, ac­ti­vi­da­des fi­nan­cie­ras y de se­gu­ros, tex­ti­les y con­fec­ción, en­tre otros. En­tre ellos las em­pre­sas co­lom­bia­nas Ban­co­lom­bia, Da­vi­vien­da y Gru­po Su­ra. En el área de ener­gía el Gru­po EPM ha in­ver­ti­do US$60,9 millones.

In­for­ma­ción de Proe­sa des­ta­ca a Cen­troa­mé­ri­ca co­mo una pla­ta­for­ma pri­vi­le­gia­da pa­ra ex­por­tar a gran­des mer­ca­dos, de­bi­do a su ubi­ca­ción geo­grá­fi­ca y a la am­plia red de acuer­dos co­mer­cia­les con la que cuen­ta. Hay que su­mar la exis­ten­cia del Mer­ca­do Co­mún Cen­troa­me­ri­cano (MCC) que in­te­gran Gua­te­ma­la, El Sal­va­dor, Hon­du­ras, Ni­ca­ra­gua y Cos­ta Ri­ca. El MCC re­pre­sen­ta una po­bla­ción de un 6,5%, en te­rri­to­rio un 2,1% del to­tal de La­ti­noa­mé­ri­ca y un Pro­duc­to In­terno Bru­to de la re­gión de 2,2%.

El Ban­co Cen­tral de Re­ser­va re­por­ta una IED acu­mu­la­da de ori­gen co­lom­biano en El Sal­va­dor de US$59,2 millones, lo que re­pre­sen­ta el 8,9% del to­tal acu­mu­la­do al 2017, con un cre­ci­mien­to de un 8% con res­pec­to al 2016.

En Hon­du­ras ha si­do bien re­ci­bi­da la in­ver­sión co­lom­bia­na. En el 2017 lle­gó a ca­si US$104 millones, lo que im­pli­có el 9% de la IED to­tal. Eso con­vir­tió a Co­lom­bia en el cuar­to país con más in­ver­sión, lue­go de Pa­na­má, Es­ta­dos Uni­dos y Gua­te­ma­la.

“En los úl­ti­mos años se ha vis­to un in­te­rés por par­te de las em­pre­sas co­lom­bia­nas en los sec­to­res fi­nan­cie­ros y empresarial, in­dus­tria ma­nu­fac­tu­re­ra, co­mer­cio al por ma­yor, cons­truc­ción y vi­vien­da, mi­ne­ría e in­fra­es­truc­tu­ra. Al­gu­nas fir­mas se en­cuen­tran par­ti­ci­pan­do en pro­ce­sos de li­ci­ta­ción de gran­des pro­yec­tos de con­ce­sión de al­gu­nos ser­vi­cios que brin­da el Es­ta­do”, des­ta­có la ofi­ci­na de pro­mo­ción de in­ver­sio­nes Prohon­du­ras

LOS NUE­VOS DEL BA­RRIO

Nue­vos del to­do, no, pe­ro sí ha ha­bi­do un in­cre­men­to im­por­tan­te de la in­ver­sión co­lom­bia­na en Cen­troa­mé­ri­ca en los úl­ti­mos cin­co años, lo cual, pa­ra la his­to­ria eco­nó­mi­ca de la re­gión, es bas­tan­te re­cien­te. Co­lom­bia tie­ne tra­ta­dos de li­bre co­mer­cio con el Trián­gu­lo Nor­te (Gua­te­ma­la, Hon­du­ras y El Sal­va­dor) des­de el 2007; fir­ma­do con Pa­na­má en el 2013 y con Cos­ta Ri­ca ape­nas en el 2016.

Flavia San­to­ro, pre­si­den­ta de Pro­co­lom­bia, afir­mó des­de el país su­ra­me­ri­cano que “Cen­troa­mé­ri­ca es un mer­ca­do muy im­por­tan­te por dos ra­zo­nes: por­que es un des­tino que per­mi­te di­ver­si­fi­car el co­mer­cio ex­te­rior del país y que ofre­ce cer­ca­nía, afi­ni­dad cul­tu­ral y opor­tu­ni­da­des de ne­go­cios den­tro de los acuer­dos co­mer­cia­les vi­gen­tes y por­que Co­lom­bia es­tá po­si­cio­na­do co­mo un pro­vee­dor de con­fian­za y se per­ci­be co­mo un so­cio es­tra­té­gi­co que ofre­ce pro­duc­tos con ca­li­dad”.

Des­de el 2013 has­ta lo que va del 2018, la in­ver­sión di­rec­ta de Co­lom­bia en Cen­troa­mé­ri­ca lle­gó a los US$6.695 millones. Una bue­na ci­fra pa­ra las eco­no­mías lo­ca­les. “En el 2017 las in­ver­sio­nes cre­cie­ron un 180%, pa­san­do de US$322 millones en el 2016 a US$902 millones, con ma­yo­res mo­vi­mien­tos en Pa­na­má, Gua­te­ma­la, Cos­ta Ri­ca y Hon­du­ras. Des­de ese año, 15 em­pre­sas prin­ci­pal­men­te del sec­tor de me­tal­me­cá­ni­ca y otras in­dus­trias, nos han ma­ni­fes­ta­do in­te­rés de ex­pan­sión en Cen­troa­mé­ri­ca”, ex­pli­có San­to­ro.

En­tre las em­pre­sas co­lom­bia­nas “es­tre­lla” que han lle­ga­do a Cen­troa­mé­ri­ca, Pro­co­lom­bia des­ta­có a La­fa­yet­te, Gru­po Ar­gos, Gru­po EPM, Gru­po Et­hus, Co­lom­bi­na, Ger­for, Da­vi­vien­da, In­te­ra­seo, Gru­po AVAL y Qua­la, por el al­to po­si­cio­na­mien­to en sus sec­to­res. En cuan­to a las ex­por­ta­cio­nes co­lom­bia­nas al mer­ca­do cen­troa­me­ri­cano, en­tre 2013 y 2017, el acu­mu­la­do fue de más de US$18.130 millones, de los cua­les US$4.704 millones co­rres­pon­die­ron a pro­duc­tos di­fe­ren­tes a la mi­ne­ría y el pe­tró­leo.

EM­PRE­SAS: OR­GU­LLOS CO­LOM­BIA­NOS EN CA.

Una de esas des­ta­ca­das in­ver­sio­nes que hi­cie­ron los co­lom­bia­nos en la re­gión fue la del gi­gan­te Ban­co­lom­bia, que des­de el 2007 ha en­tra­do vi­go­ro­sa­men­te en Cen­troa­mé­ri­ca ad­qui­rien­do gran­des ope­ra­cio­nes ban­ca­rias. En El Sal­va­dor com­pró el Ban­co Agrí­co­la, en Gua­te­ma­la el Ban­co Agro­mer­can­til y el HSBC en Pa­na­má.

Tras la en­tra­da de Ban­co­lom­bia a Cen­troa­mé­ri­ca los apren­di­za­jes se han da­do en am­bos sen­ti­dos. “En nues­tra ad­qui­si­ción en Ban­co Agrí­co­la, que fue ha­ce 10 años, apren­di­mos de ellos el ne­go­cio de las re­me­sas y al­gu­nas otras for­mas que ve­ni­mos uti­li­zan­do en las di­ver­sas com­pa­ñías y por nues­tra par­te, he­mos lle­va­do pro­duc­tos nue­vos co­mo ban­ca-se­gu­ro, y nue­vas tec­no­lo­gías co­mo el uso de In­ter­net y las apli­ca­cio­nes mó­vi­les”, afir­mó el vi­ce­pre­si­den­te Fi­nan­cie­ro de Ban­co­lom­bia, Jo­sé Hum­ber­to Acos­ta.

“De las co­sas que nos he­mos pro­pues­to lle­var, es el ne­go­cio de ban­ca-se­gu­ros pa­ra Gua­te­ma­la; la com­pa­ñía tie­ne un área de se­gu­ros y Ban­co­lom­bia ha desa­rro­lla­do en la re­gión un ex­per­ti­se muy gran­de en ven­der­los a tra­vés de la red de su­cur­sa­les”, con­tó el vi­ce­pre­si­den­te de Es­tra­te­gia y Fi­nan­zas del ban­co, Jai­me Ve­lás­quez.

Esa es­tra­te­gia ya fue desa­rro­lla­da en Co­lom­bia y en Pa­na­má. En el Ban­co Agrí­co­la de El Sal­va­dor es la prin­ci­pal fuen­te de in­gre­sos, por co­mi­sio­nes del ban­co, y es­tán sa­tis­fe­chos por lo que han lo­gra­do en Gua­te­ma­la. “Es­ta­mos tras­la­dan­do a nues­tros ban­cos las co­sas en las que Ban­co­lom­bia es fuer­te”, agre­gó.

Una más. Quien haya pues­to sus pies en al­guno de los más gran­des cen­tros co­mer­cia­les de Cen­troa­mé­ri­ca sin du­da se ha to­pa­do con la mar­ca Vé­lez, una em­pre­sa de ma­rro­qui­ne­rías que se adue­ñó del con­cep­to de ca­li­dad y buen gus­to. Con 52 años de exis­ten­cia hoy ope­ra en Cos­ta Ri­ca, Gua­te­ma­la, Pa­na­má, Pe­rú y Mé­xi­co; 20 tien­das en cin­co paí­ses más 244 en Co­lom­bia.

La aper­tu­ra de es­tas tien­das le ge­ne­ró a la em­pre­sa un cre­ci­mien­to de ven­tas del 34% des­de agos­to del 2017. “Cen­troa­mé­ri­ca ha si­do, his­tó­ri­ca­men­te, una re­gión muy im­por­tan­te (pa­ra Vé­lez) y a par­tir de ahí que­re­mos con­ver­tir­nos en una mul­ti­la­ti­na que cuen­te con la mis­ma tec­no­lo­gía trans­ver­sal­men­te, pa­ra que nues­tros clien­tes sien­tan la mis­ma ex­pe­rien­cia de ser un leat­her lo­ver”, afir­mó Os­car

“ES­TE AÑO 15 EM­PRE­SAS, PRIN­CI­PAL­MEN­TE DEL SEC­TOR ME­TAL­ME­CÁ­NI­CA Y OTRAS IN­DUS­TRIAS, NOS HAN MA­NI­FES­TA­DO SU IN­TE­RÉS DE EX­PAN­SIÓN HA­CIA CEN­TROA­MÉ­RI­CA”. FLAVIA SAN­TO­RO, PRE­SI­DEN­TA DE PRO­CO­LOM­BIA.

Meza, di­rec­tor de Sis­te­mas de In­for­ma­ción.

Ve­lez tie­ne 20 tien­das fue­ra de Co­lom­bia y de esas más de 10 tien­das es­tán en Cos­ta Ri­ca, Gua­te­ma­la y Pa­na­má.

El es­ta­ble­ci­mien­to de tan­tas y tan gran­des em­pre­sas co­lom­bia­nas en la re­gión ha si­do acom­pa­ña­do por Pro­co­lom­bia. La en­ti­dad “apoya a los em­pre­sa­rios co­lom­bia­nos en sus pla­nes de ex­pan­sión e in­ter­na­cio­na­li­za­ción, con ase­so­rías per­so­na­li­za­das, pa­ra la com­pren­sión del mar­co le­gal y ju­rí­di­co de ca­da país, pro­por­cio­na in­for­ma­ción a la me­di­da y un con­ti­nuo acom­pa­ña­mien­to y asis­ten­cia en agen­das de ne­go­cios y en la iden­ti­fi­ca­ción de po­ten­cia­les alia­dos y fon­dos de ca­pi­tal pri­va­do”, ex­pli­có San­to­ro.

El ob­je­ti­vo de Pro­co­lom­bia es el de au­men­tar la com­pe­ti­ti­vi­dad empresarial, po­ten­cia­li­zar las ex­por­ta­cio­nes y la con­so­li­da­ción sos­te­ni­ble en los mer­ca­dos in­ter­na­cio­na­les, con­clu­yó la fun­cio­na­ria.

Co­lom­bia lle­gó a Cen­troa­mé­ri­ca pa­ra que­dar­se. En­con­tró un cam­po fér­til don­de po­ner su se­mi­lla y ya em­pe­zó a re­co­ger los fru­tos

La IED co­lom­bia­na en Cen­troa­mé­ri­ca se man­tie­ne, au­men­ta y se di­ver­si­fi­ca.

FO­TO ARCHIVO

Ban­co Agrí­co­la en El Sal­va­dor, uno de los bas­tio­nes de Ban­co­lom­bia en la re­gión.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Honduras

© PressReader. All rights reserved.