CON­SE­CUEN­CIAS

Hola Honduras - - Salud -

El efec­to que ejer­ce so­bre los ado­les­cen­tes en sus ini­cios es en­ga­ño­so, pues al co­mien­zo de la in­ges­tión pro­du­ce un efec­to tó­ni­co y eu­fo­ri­zan­te, con sen­sa­ción de bie­nes­tar, des­in­hi­bi­ción so­cial y re­la­ja­ción psí­qui­ca.A me­di­da que las can­ti­da­des de al­cohol au­men­tan, apa­re­cen sín­to­mas co­mo la dis­mi­nu­ción de los re­fle­jos, ex­ci­ta­ción, len­gua­je con­fu­so, des­equi­li­brio y dis­mi­nu­ción de la sen­si­bi­li­dad con de­pre­sión pro­gre­si­va del sis­te­ma ner­vio­so cen­tral.

Si el con­su­mo de al­cohol es ele­va­do y ha­bi­tual, pro­du­ce pro­ble­mas de sa­lud psí­qui­ca y fí­si­ca con fal­ta de in­te­rés por las co­sas, in­do­len­cia, fal­ta de con­cen­tra­ción, tras­tor­nos del sue­ño, au­men­to de la agre­si­vi­dad y ten­den­cia a la de­pre­sión.A ellos, con el tiem­po, se uni­rán pro­ble­mas fí­si­cos, tras­tor­nos cir­cu­la­to­rios, des­nu­tri­ción y una se­ve­ra afec­ción he­pá­ti­ca.

Las re­per­cu­sio­nes psí­qui­cas y so­cia­les a las que es­te há­bi­to de con­su­mo da lu­gar, con el tiem­po, son de­vas­ta­do­ras: de­te­rio­ro pro­gre­si­vo de la ac­ti­vi­dad aca­dé­mi­ca o la­bo­ral, y/o de las re­la­cio­nes so­cia­les y fa­mi­lia­res, dan­do lu­gar a gra­ves tras­tor­nos de la per­so­na­li­dad.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Honduras

© PressReader. All rights reserved.