IT bi­mo­dal, el di­le­ma de adop­tar­lo o no

Des­de que Gart­ner acu­ñó el tér­mino de IT bi­mo­dal, mu­chos CIO se subie­ron en el tren de se­pa­rar sus de­par­ta­men­tos IT en dos campos dis­tin­tos: la par­te de sis­te­mas he­re­da­dos y la mo­der­na.

IT Now Honduras - - NEWS - CIO

Des­de que Gart­ner acu­ñó el tér­mino de IT bi­mo­dal, mu­chos CIO se subie­ron en el tren de se­pa­rar sus de­par­ta­men­tos IT en dos campos dis­tin­tos: la par­te de sis­te­mas he­re­da­dos y la mo­der­na.

L os de­par­ta­men­tos de TI mo­der­nos es­tán lu­chan­do pa­ra equi­li­brar la ne­ce­si­dad en in­no­va­ción mien­tras al mis­mo tiem­po con­ser­van los sis­te­mas he­re­da­dos pa­ra man­te­ner al ne­go­cio fun­cio­nan­do sin pro­ble­mas.

Co­mo re­sul­ta­do, una res­pues­ta po­pu­lar, se­gún lo pro­pues­to por Gart­ner, ha si­do cam­biar a bi­mo­dal de TI. La idea es que bi­mo­dal se­pa­ra el de­par­ta­men­to en dos campos, uno que se cen­tra en un la­do más tra­di­cio­nal de TI y otro que in­vier­te en el rit­mo rá­pi­do de la in­no­va­ción.

Sin em­bar­go, el re­cien­te in­for­me de Fo­rres­ter, “La fal­sa pro­me­sa de Bi­mo­dal de TI”, con­si­de­ra que bi­mo­dal no es el fu­tu­ro pa­ra la em­pre­sa, pe­ro que las com­pa­ñías de­ben adop­tar un en­fo­que de “tec­no­lo­gía de ne­go­cios”.

Es­te in­for­me en­tre­vis­tó a em­pre­sas co­mo Fu­jit­su, Phi­lips, Ge­ne­ral Elec­tric y Hew­lett Pac­kard En­ter­pri­se pa­ra ob­te­ner una vi­sión rea­lis­ta so­bre bi­mo­dal de TI. Fo­rres­ter tam­bién uti­li­zó da­tos de en­cues­tas to­ma­das de Glo­bal Bu­si­ness Tech­no­grap­hic Bu­si­ness and Tec­no­logy Ser­vi­ces Sur­vey, que en­cues­tó a 2 812 ne­go­cios con 500 o más em­plea­dos y tec­no­lo­gía de to­ma de de­ci­sio­nes de Aus­tra­lia, Bra­sil, Ca­na­dá, Chi­na, Fran­cia, Ale­ma­nia, In­dia, Nue­va Ze­lan­da, el Reino Uni­do y los EE.UU.

Los re­sul­ta­dos su­gie­ren abru­ma­do­ra­men­te que es­ta­mos vi­vien­do en la era del clien­te y de acuer­do con Fo­rres­ter, eso sig­ni­fi­ca que el en­fo­que de TI tam­bién tie­ne que im­pli­car a la me­jo­ra de la ex­pe­rien­cia del usua­rio pa­ra los nue­vos pro­duc­tos y soft­wa­re. Pe­ro, tra­di­cio­nal­men­te, se ha sa­bi­do mo­ver más len­to que el rit­mo de la tec­no­lo­gía, man­te­nien­do los sis­te­mas he­re­da­dos de back-end y le­gacy pa­ra ase­gu­rar que las em­pre­sas pue­dan man­te­ner­se efi­cien­tes y se­gu­ros.

Se­pa­rar IT en dos de­par­ta­men­tos, don­de uno es li­bre pa­ra in­no­var rá­pi­da­men­te, mien­tras que el otro pue­de mo­ver­se más len­to en el back-end sue­na co­mo una bue­na idea pa­ra al­gu­nos, pe­ro no pa­ra Fo­rres­ter.

Por el con­tra­rio, el in­for­me de Fo­rres­ter des­ta­ca que TI, no ne­ce­si­ta ser ais­la­do, sino que el de­par­ta­men­to ne­ce­si­ta una re­no­va­ción com­ple­ta y to­tal que di­rec­cio­ne el ne­go­cio de la tec­no­lo­gía co­mo un to­do.

El con­cep­to de­trás de bi­mo­dal to­ma sen­ti­do cuan­do, us­ted tie­ne un equi­po de­di­ca­do al man­te­ni­mien­to de los sis­te­mas he­re­da­dos, re­des y hard­wa­re. Y, por otro la­do, tie­ne un equi­po que se in­vier­te en la crea­ción de la in­no­va­ción, im­ple­men­tan­do lo más gran­de en la in­dus­tria. Sin em­bar­go, el re­cien­te in­for­me de Fo­rres­ter se­ña­la que es­to sim­ple­men­te pue­de dar lu­gar a com­pe­ten­cia in­de­bi­da, obli­gan­do a los dos equi­pos pa­ra lu­char por los ya li­mi­ta­dos re­cur­sos, la fi­nan­cia­ción, las ha­bi­li­da­des y la aten­ción ge­ne­ral de la CSui­te.

“Bi­mo­dal crea un sis­te­ma de dos cla­ses que aña­de com­ple­ji­dad y ma­ta la cul­tu­ra. En un mo­men­to en que las em­pre­sas ne­ce­si­tan ma­ne­jar la ve­lo­ci­dad y agi­li­dad, no tie­ne sen­ti­do te­ner dos gru­pos en com­pe­ten­cia pa­ra la fi­nan­cia­ción, los re­cur­sos, las ha­bi­li­da­des y la aten­ción del ne­go­cio. Así que an­tes de em­pe­zar a con­tra­tar a los pro­fe­sio­na­les de TI con una es­tra­te­gia de TI bi­mo­dal en men­te, us­ted de­be con­si­de­rar si el mo­de­lo real­men­te fun­cio­na bien pa­ra su ne­go­cio y te­ner en cuen­ta si un en­fo­que al­ter­na­ti­vo ser­vi­rá me­jor en el mo­de­lo de ne­go­cio”, di­jo John McCarty, vi­ce­pre­si­den­te y ana­lis­ta prin­ci­pal de Fo­rres­ter.

Bi­mo­dal IT ha­ce las co­sas com­ple­jas

La tec­no­lo­gía ha cam­bia­do las ex­pec­ta­ti­vas de los clien­tes y con­su­mi­do­res, es más fá­cil que nun­ca dis­pa­rar un Tweet que­ján­do­se del ser­vi­cio al clien­te o pa­ra me­nos­pre­ciar a una mar­ca en un post en Facebook. Y, co­mo se­ña­la Fo­rres­ter, eso co­lo­ca una car­ga en IT que no ha ex­pe­ri­men­ta­do an­tes y ellos ne­ce­si­tan con­si­de­rar al clien­te en to­do mo­men­to, lo que sig­ni­fi­ca mi­rar siem­pre ha­cia la úl­ti­ma y me­jor tec­no­lo­gía.

La reali­dad de los ne­go­cios es­tá cam­bian­do y lo que las em­pre­sas nun­ca han te­ni­do en cuen­ta en el pa­sa­do es­tán con­vir­tién­do­se rá­pi­da­men­te en las prio­ri­da­des de cre­ci­mien­to, de he­cho, el es­tu­dio en­con­tró que el 77% de los ser­vi­cios de to­ma de de­ci­sio­nes de los nor­te­ame­ri­ca­nos y eu­ro­peos.

El in­for­me de Fo­rres­ter des­ta­ca que TI, no ne­ce­si­ta ser ais­la­do, sino que el de­par­ta­men­to ne­ce­si­ta una re­no­va­ción com­ple­ta y to­tal que di­rec­cio­ne el ne­go­cio de la tec­no­lo­gía co­mo un to­do.

Tam­bién se en­con­tró que

el 74% re­co­no­ce que ne­ce­si­tan me­jo­rar la in­no­va­ción en TI y su com­pa­ñía en ge­ne­ral. Co­mo re­sul­ta­do, los di­rec­to­res de TI se han con­ver­ti­do de for­ma na­tu­ral a la es­tra­te­gia bi­mo­dal TI de Gart­ner, con la es­pe­ran­za de fo­men­tar la in­no­va­ción me­dian­te la crea­ción de un de­par­ta­men­to de TI dual de los equi­pos exis­ten­tes den­tro de la or­ga­ni­za­ción.

El se­gun­do pun­to de Fo­rres­ter de por qué bi­mo­dal de TI es in­ne­ce­sa­ria­men­te com­ple­jo es que es con­tra­rio a la in­tui­ción en un am­bien­te don­de la sa­tis­fac­ción del clien­te es lo más im­por­tan­te.

“Las ex­pec­ta­ti­vas de los clien­tes ne­ce­si­tan la ra­cio­na­li­za­ción de los pro­ce­sos y sis­te­mas ope­ra­ti­vos. Por ejem­plo, Del­ta Air Li­nes tu­vo que cam­biar los sis­te­mas ope­ra­ti­vos en áreas co­mo la pro­gra­ma­ción de la tri­pu­la­ción de man­te­ni­mien­to pa­ra me­jo­rar la lle­ga­da de tiem­po. En pa­ra­le­lo, la al­te­ra­ción di­gi­tal fuer­za la sim­pli­ci­dad de la or­ga­ni­za­ción y agi­li­dad co­mo las em­pre­sas ha­cen gi­rar ac­ti­vos no esen­cia­les o com­bi­na con otros ac­ti­vos a es­ca­la “, di­jo McCarty.

McCarty afir­mó que IT bi­mo­dal sim­ple­men­te re­fuer­za un en­fo­que en la tec­no­lo­gía, en lu­gar de re­for­zar el del clien­te, que es en úl­ti­ma ins­tan­cia un pa­so atrás en es­te pai­sa­je mo­derno. Otro pun­to del bi­mo­dal es que fo­men­ta la idea de que los sis­te­mas de back- end pue­den ser de­ja­dos so­los. Pe­ro las em­pre­sas que creen que es­to los va ha­cer un des- ser­vi­dor, in­clu­so los sis­te­mas he­re­da­dos en el lu­gar ne­ce­si­tan cam­biar y adap­tar­se al rit­mo del cli­ma rá­pi­do de la tec­no­lo­gía.

La tec­no­lo­gía de ne­go­cios es la res­pues­ta de Fo­rres­ter

Así que si las em­pre­sas no de­be­rían adop­tar bi­mo­dal, en­ton­ces ¿ có­mo de­ben abor­dar es­tas preo­cu­pa­cio­nes cre­cien­tes en los al­re­de­do­res de la ex­pe­rien­cia del clien­te y la in­no­va­ción?

Fo­rres­ter su­gie­re un de­par­ta­men­to uni­fi­ca­do co­no­ci­do co­mo “tec­no­lo­gía de ne­go­cios”, o BT, in­di­can­do que es la me­jor so­lu­ción pa­ra las em­pre­sas que no quie­ren di­vi­dir TI en dos gru­pos.

De acuer­do con Fo­rres­ter, BT pue­de in­vo­lu­crar a la al­ta di­rec­ción, ha­cién­do­los más pro­pen­sos a tra­ba­jar con él pa­ra ayu­dar a me­jo­rar la tec­no­lo­gía den­tro de la em­pre­sa. El es­tu­dio apo­ya es­ta idea, se en­con­tró que el 39% de los res­pon­sa­bles de las to­mas de de­ci­sio­nes de ser­vi­cios nor­te­ame­ri­ca­nos y eu­ro­peos co­men­za­ron a dar prio­ri­dad a di­gi­tal, ma­yor in­for­ma­ción y edu­ca­ción a los eje­cu­ti­vos ocu­rrió na­tu­ral­men­te, pro­du­cien­do que to­dos es­tén me­jor in­for­ma­dos.

Avan­zar ha­cia BT tam­bién pue­de ayu­dar a que los lí­de­res em­pre­sa­ria­les se sien­tan más pro­pie­ta­rios so­bre la tec­no­lo­gía, se­gún el in­for­me.

Es­to sig­ni­fi­ca que los expertos en tec­no­lo­gía de to­dos los de­par­ta­men­tos pue­den tra­ba­jar jun­tos de una ma­ne­ra cohe­si­va pa­ra ele­var la es­tra­te­gia de ne­go­cio di­gi­tal. Crea un am­bien­te que se cen­tra más en la ex­pe­rien­cia del clien­te, abrien­do el ca­mino ha­cia una ver­sión más ágil y efi­cien­te de TI. Bá­si­ca­men­te, Fo­rres­ter quie­re re­de­fi­nir las em­pre­sas de tec­no­lo­gía den­tro de la or­ga­ni­za­ción, en lu­gar de tra­tar de con­ti­nuar con un en­fo­que tra­di­cio­nal de TI.

Y co­mo se­ña­ló McCarty, el es­tu­dio mues­tra que el 67% de las em­pre­sas es­tán “ex­pe­ri­men­tan­do una trans­for­ma­ción del ne­go­cio”, por lo que es un buen mo­men­to pa­ra re­ima­gi­nar TI des­de ce­ro.

“No tie­ne sen­ti­do que las em­pre­sas es­tén bien so­lo po­nien­do a IT en los bor­des. Te­nien­do en cuen­ta el cre­cien­te pa­pel de la tec­no­lo­gía en atraer a los clien­tes y la di­fe­ren­cia­ción de los pro­duc­tos y ser­vi­cios que ne­ce­si­ta una trans­for­ma­ción de TI”, di­jo.

No to­do el mun­do es­tá de acuer­do

Al­gu­nas em­pre­sas, sin em­bar­go, han te­ni­do éxi­to con una es­tra­te­gia de TI bi­mo­dal y en desacuer­do con la pers­pec­ti­va de Fo­rres­ter en el con­cep­to.

El CIO de Av­net, Ste­ve Phi­llips, cam­bió su em­pre­sa a un for­ma­to de TI bi­mo­dal y ha en­con­tra­do que es­to es­tá ha­cien­do que el de­par­ta­men­to co­rra más efi­cien­te­men­te y no ha tra­za­do una lí­nea en la are­na en­tre los campos de “tra­di­cio­na­les” e “in­no­va­do­res”.

“He­mos en­con­tra­do que IT bi­mo­dal pro­por­cio­na un en­fo­que es­tra­té­gi­co pa­ra sa­tis­fa­cer me­jor las ne­ce­si­da­des de nues­tro ne­go­cio. En Av­net, es­ta­mos usan­do un pro­ce­so de desa­rro­llo ágil pa­ra aque­llos sis­te­mas con los que los usua­rios más in­ter­ac­túan. Siem­pre tra­ba­ja­mos en co­la­bo­ra­ción con la em­pre­sa pa­ra desa­rro­llar nues­tros pro­yec­tos de TI “, di­jo.

Pa­ra Phi­llips, bi­mo­dal no ha pro­vo­ca­do una gran can­ti­dad de los re­tos que Fo­rres­ter re­sal­ta; qui­zá por­que al­te­ran su en­fo­que en fun­ción del pro­yec­to.

En Av­net, Phi­llips di­ce que ellos aún se acer­can a los pro­yec­tos de co­la­bo­ra­ción de ma­ne­ra di­fe­ren­te que los que re­quie­ren un en­fo­que más sis­te­má­ti­co. Pa­ra él, bi­mo­dal se tra­ta real­men­te de la se­lec­ción de la he­rra­mien­ta ade­cua­da pa­ra el tra­ba­jo. Y pa­ra las em­pre­sas que desean adop­tar bi­mo­dal, es­to pa­re­ce ser la ver­da­de­ra cla­ve.

“Bi­mo­dal es más so­bre la for­ma en que los re­qui­si­tos son cap­tu­ra­dos y do­cu­men­ta­dos, las ta­reas de desa­rro­llo se prio­ri­zan y se en­tre­gan los sis­te­mas. Los equi­pos de desa­rro­llo han es­ta­do en­tre­gan­do in­no­va­ción a tra­vés de me­to­do­lo­gías tra­di­cio­na­les du­ran­te el tiem­po que ha exis­ti­do, y pa­ra su­ge­rir lo con­tra­rio im­pli­ca­ría que los sis­te­mas nun­ca ha­yan evo­lu­cio­na­do “, di­jo Phi­llips. En es­te ca­so, Av­net ha cons­trui­do su pro­pio en­fo­que de la es­tra­te­gia de TI de Gart­ner bi­mo­dal, y pa­ra ellos ha fun­cio­na­do. Eso su­gie­re que po­dría no ser ne­ce­sa­ria­men­te per­ju­di­cial pa­ra una em­pre­sa si así lo desean po­ner­se del la­do de TI bi­mo­dal so­bre la tec­no­lo­gía de ne­go­cios, pe­ro que ne­ce­si­tan las em­pre­sas pa­ra de­fi­nir su pro­pio en­fo­que. Y, lo que tan­to Gart­ner y Fo­rres­ter pro­po­nen, en un ni­vel fun­da­men­tal, son nue­vas y úni­cas ma­ne­ras de ima­gi­nar el fu­tu­ro de TI.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Honduras

© PressReader. All rights reserved.