Re­pú­bli­ca Do­mi­ni­ca­na le de­cla­ra la gue­rra a los ci­ber­de­li­tos

En un pe­rio­do de sie­te años el país re­gis­tró más de 5 000 ca­sos de de­li­tos in­for­má­ti­cos, es por ello que el go­bierno y la FIADI eje­cu­tan un pro­yec­to.

IT Now Honduras - - BROWSER - Helen Já­quez

L os de­li­tos in­for­má­ti­cos son ca­da vez más re­cu­rren­tes en la Re­pú­bli­ca Do­mi­ni­ca­na. Se han vuel­to un pro­ble­ma co­ti­diano que afec­ta a per­so­nas y a em­pre­sas. De acuer­do con datos del De­par­ta­men­to de In­ves­ti­ga­ción con­tra Crí­me­nes y De­li­tos de Al­ta Tec­no­lo­gía, DICAT, de la Po­li­cía Na­cio­nal de la Re­pú­bli­ca Do­mi­ni­ca­na, en­tre ju-

“el phis­hing fue el ter­cer ti­po pe­nal in­for­má­ti­co más de­nun­cia­do y per­se­gui­do en los úl­ti­mos años”.

nio del 2007 y ju­nio del 2015 se re­gis­tra­ron al­re­de­dor de de 5 406 ca­sos de de­li­tos in­for­má­ti­cos en el país. Lo que quie­re de­cir que un pe­río­do de ocho años se de­nun­ció, apro­xi­ma­da­men­te, po­cas más de 55 in­frac­cio­nes al mes.

Las de­nun­cias más re­cu­rren­tes en es­te mis­mo pe­río­do de tiem­po co­rres­pon­die­ron a: sus­trac­ción de equi­pos elec­tró­ni­cos (con 912 ca­sos), phis­hing (con 776 ca­sos), ame­na­zas vía email (con 373 ca­sos), clo­na­ción de tar­je­tas (con 339 ca­sos), frau­de elec­tró­ni­co a per­so­nas y em­pre­sas (con 292 ca­sos), sin de­jar de la­do el ro­bo de iden­ti­dad y hac­king (cer­ca de 200 per­ju­di­ca­dos).

“A pe­sar de que el phis­hing fue el ter­cer ti­po pe­nal in­for­má­ti­co más de­nun­cia­do y per­se­gui­do en los úl­ti- mos años, po­de­mos de­cir que ge­ne­ró ma­yo­res da­ños eco­nó­mi­cos en las em­pre­sas do­mi­ni­ca­nas”, co­men­tó Em­ma­nuel Al­cán­ta­ra, miem­bro de la Fe­de­ra­ción Ibe­roa­me­ri­ca­na de Aso­cia­cio­nes de De­re­cho e In­for­má­ti­ca, (FIADI), una en­ti­dad de na­tu­ra­le­za aca­dé­mi­ca con 32 años de tra­yec­to­ria, en De­re­cho y la In­for­má­ti­ca.

Un 97% del to­tal de ca­sos re­gis­tra- dos de phis­hing afec­ta­ron a los prin­ci­pa­les ban­cos del país. El 3% res­tan­te afec­tó a una em­pre­sa te­le­fó­ni­ca, de­ta­lla Al­cán­ta­ra, quien agre­gó que, afor­tu­na­da­men­te, los ban­cos afec­ta­dos pu­die­ron re­cu­pe­rar en­tre el 2007-2015 un mon­to cer­cano a los 105 mi­llo­nes de pe­sos do­mi­ni­ca­nos en pér­di­das oca­sio­na­das por es­ta po­pu­lar prác­ti­ca.

Pa­ra re­gu­lar la si­tua­ción, Al­cán­ta­ra, abo­ga­do es­pe­cia­lis­ta en De­re­cho In­for­má­ti­co, de­ta­lló que el país cuen­ta con una Ley de Crí­me­nes y De­li­tos de Al­ta Tec­no­lo­gía la No. 53-07 del año 2007; con otras le­gis­la­cio­nes ad­ya­cen­tes co­mo La Ley Ge­ne­ral de Te­le­co­mu­ni­ca­cio­nes No.153-98, del 27 de ma­yo de 1998, la Ley No.126-02, del 4 de sep­tiem­bre del 2002, de Co­mer-

Em­ma­nuel Al­cán­ta­ra, FIADI.

“Nues­tra Ley 5307 re­quie­re se le in­cor­po­ren ti­pos pe­na­les in­for­má­ti­cos na­ti­vos o do­més­ti­cos que no se con­tem­pla­ron ocho años atrás cuan­do se pro­mul­gó. Nues­tra Ley 172-13 de Pro­tec­ción In­te­gral de Datos Per­so­na­les de­be in­cor­po­rár­se­le, en­tre otras co­sas, una Au­to­ri­dad Na­cio­nal de Pro­tec­ción de Datos”.

cio Elec­tró­ni­co, Do­cu­men­tos y Fir­mas Di­gi­ta­les, la Ley No.20-00, del 8 de ma­yo del 2000, de Pro­pie­dad In­dus­trial, la Ley No.65-00, del 21 de agos­to del 2000, del De­re­cho de Au­tor, la Ley 172-13 de Pro­tec­ción In­te­gral de Datos Per­so­na­les del 15 de di­ciem­bre de 2013, en­tre otras tan­tas.

“Nos en­con­tra­mos co­mo país en me­dio de la dis­cu­sión de nues­tra Es­tra­te­gia Na­cio­nal de Se­gu­ri­dad Ci­ber­né­ti­ca, que con­tem­pla, en­tre otras he­rra­mien­tas im­por­tan­tes y bue­nas prác­ti­cas, el es­ta­ble­ci­mien­to de un Cen­tro de Res­pues­tas a In­ci­den­tes In­for­má­ti­cos, CIRTS”, co­men­tó Al­cán­ta­ra, quien di­jo que Re­pú­bli­ca Do­mi­ni­ca­na es­tá sus­crip­ta en el Con­ve­nio de Ci­ber­de­lin­cuen­cia del Con­se­jo de Eu­ro­pa del año 2001.

Al­cán­ta­ra con­si­de­ra que se ha­ce ne­ce­sa­ria una mo­di­fi­ca­ción que ac­tua­li­ce el mar­co le­gal y lo ro­bus­tez­ca.

“Nues­tra Ley 53-07 re­quie­re se le in­cor­po­ren ti­pos pe­na­les in­for­má­ti­cos na­ti­vos o do­més­ti­cos que no se con­tem­pla­ron ocho años atrás cuan­do se pro­mul­gó. Nues­tra Ley 172-13 de Pro­tec­ción In­te­gral de Datos Per­so­na­les de­be in­cor­po­rár­se­le, en­tre otras co­sas, una Au­to­ri­dad Na­cio­nal de Pro­tec­ción de Datos”, agre­gó.

Tam­bién re­sal­ta que el Po­der Ju­di­cial de­be in­ver­tir en ca­pa­ci­ta­ción de jue­ces, fis­ca­les, los pe­ri­tos in­for­má­ti­cos del INA­CIF y los múl­ti­ples ac­to­res del apa­ra­to en su con­jun­to, que les per­mi­ta en­ten­der y dar su de­bi­da im­por­tan­cia a es­tos de­li­tos de ma­ne­ra in­te­gral; es­ta in­ver­sión de­be con­tem­plar do­tar de las he­rra­mien­tas que les ha­gan fal­ta a los in­ves­ti­ga­do­res y per­se­cu­to­res.

“Las es­tra­te­gias en las que tra­ba­ja la FIADI pa­ra con­tri­buir con el com­ba­te de los de­li­tos in­for­má­ti­cos no so­lo en la Re­pú­bli­ca Do­mi­ni­ca­na sino tam­bién en la re­gión es la de apor­tar doc­tri­na que per­mi­ta en­ten­der la na­tu­ra­le­za de ca­da uno de los ti­pos pe­na­les in­for­má­ti­cos y pro­po­ner mo­de­los de pre­ven­ción y cas­ti­go de ca­da uno de ellos ba­sán­do­nos en los es­tu­dios y ex­pe­rien­cias con­ti­nuas de ca­da uno de nues­tros miem­bros, in­ves­ti­ga­do­res de al­ta ga­ma, de los di­fe­ren­tes paí­ses que nos con­for­man”, con­clu­yó.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Honduras

© PressReader. All rights reserved.