Los CIO tie­nen sus tác­ti­cas pa­ra apro­ve­char un ERP

Des­de ha­cer una bue­na ad­mi­nis­tra­ción de los ser­vi­cios has­ta im­ple­men­tar­lo in hou­se, son al­gu­nas de las re­co­men­da­cio­nes que brin­dan los CIO de la re­gión.

IT Now Honduras - - MANAGEMENT -

“Los datos de la em­pre­sa no pue­den es­tar sien­do ma­ni­pu­la­dos y res­guar­da­dos de for­ma ais­la­da se­gún su fi­na­li­dad in­me­dia­ta, di­chos datos son po­ten­cial­men­te más ri­cos en in­for­ma­ción cuan­do son com­par­ti­dos con to­da la com­pa­ñía. Es im­pres­cin­di­ble dar el pa­so ha­cia una im­ple­men­ta­ción de al­gún ERP, las em­pre­sas que no lo han he­cho lo ha­rán, ya sea por ne­ce­si­da­des in­ter­nas o por exi­gen­cias del mer­ca­do. Pa­ra po­der sa­car­le el ma­yor pro­ve­cho a la im­ple­men­ta­ción de cual­quier ERP se de­ben con­si­de­rar los si­guien­tes pun­tos: em­plea­dos com­pro­me­ti­dos, en­ten­der lo que se quie­re lo­grar, rea­li­zar ca­pa­ci­ta­cio­nes, con­tar con part­ner es­pe­cia­li­za­do y siem­pre in­no­var”.

Ale­jan­dro Ro­drí­guez Ve­láz­quez

Pro­cess & IT Ma­na­ger en Ce­mex Ni­ca­ra­gua

“Apro­ve­char un ERP o un sis­te­ma de al­to im­pac­to im­pli­ca, bá­si­ca­men­te, un en­fo­que en los ob­je­ti­vos prin­ci­pa­les de es­te sis­te­ma que son: op­ti­mi­zar y au­to­ma­ti­zar los pro­ce­sos em­pre­sa­ria­les; pro­veer ac­ce­so a la in­for­ma­ción pa­ra la to­ma de de­ci­sio­nes; y com­par­tir in­for­ma­ción con to­dos los in­tere­sa­dos de la or­ga­ni­za­ción. Re­co­mien­do que la con­cen­tra­ción en los mis­mos de­be es­tar ba­sa­da en la ad­mi­nis­tra­ción de ser­vi­cios de IT con una vi­sión es­tra­té­gi­ca que im­pli­que: es­tra­te­gia, gen­te, pro­ce­sos y tec­no­lo­gía. Pa­ra cum­plir con es­te ci­clo es re­le­van­te la ali­nea­ción de la tec­no­lo­gía a la es­tra­te­gia del ne­go­cio”.

Si­món Ge­nao

Ge­ren­te de Tec­no­lo­gía en Aso­cia­ción Ci­bao de Aho­rros y Prés­ta­mos, Re­pú­bli­ca Do­mi­ni­ca­na.

“La reali­dad es que ha­cien­do una bue­na ad­mi­nis­tra­ción de los ser­vi­cios y be­ne­fi­cios por los que ya pa­ga­mos, se pue­de ha­cer más efi­cien­te la ope­ra­ción de los sis­te­mas. Al­gu­nos de los as­pec­tos po­cos apro­ve­cha­dos que in­clu­yen es­tos pa­gos anua­les, que va­rían se­gún el pro­duc­to co­mo: apli­ca­ción au­to­má­ti­ca de co­rrec­cio­nes sin ne­ce­si­dad de pro­gra­ma­ción y cos­tos aso­cia­dos a es­ta, vi­si­ta anual “on­si­te” pa­ra re­vi­sión de fun­cio­na­mien­to del pro­duc­to y ca­pa­ci­da­des nue­vas, ad­mi­nis­tra­dor de pro­yec­tos pro­veí­do por el fa­bri­can­te del ERP, pa­ra nue­vas ver­sio­nes, up­gra­des y pa­que­tes de so­por­te ex­ten­di­dos”

Cristian Oli­vier Ta­bar

Di­rec­tor Tec­no­lo­gía en Pla­za La­ma S.A., Re­pú­bli­ca Do­mi­ni­ca­na

“Co­mo CIO de­bes co­no­cer a fon­do to­dos los pro­ce­sos de la em­pre­sa en los cua­les ve­rás im­pac­tos con el ERP, con es­to ase­gu­ras que la se­lec­ción que se ha­ga sea la co­rrec­ta apro­ve­chan­do la in­ver­sión eco­nó­mi­ca. El ERP se­lec­cio­na­do de­be adap­tar­se a mu­chas de las prác­ti­cas del ne­go­cio, ge­ne­ral­men­te a las aso­cia­das a la par­te ope­ra­ti­va del ne­go­cio. Si ya eva­luas­te que el ERP se adap­ta a tu em­pre­sa, lo ideal es que reali­ces una im­ple­men­ta­ción in­vo­lu­cran­do a to­da la or­ga­ni­za­ción si es po­si­ble. Con una bue­na se­lec­ción y una im­ple­men­ta­ción exi­to­sa tie­nes las ba­ses pa­ra apro­ve­char el ERP”.

Erick Mu­ñoz

CIO Gru­po Sa­gri­sa, El Sal­va­dor

“Ya sea que se tra­te de una nue­va im­ple­men­ta­ción o un ERP en pro­duc­ción hay va­rios as­pec­tos a to­mar en cuen­ta pa­ra sa­car el ma­yor pro­ve­cho a la in­ver­sión: con­tar con el per­so­nal cla­ve, ya sea pa­ra la ad­qui­si­ción de un ERP o pa­ra nue­vos re­que­ri­mien­tos, con­trol de fun­cio­na­li­da­des; es­to es iden­ti­fi­car es­tas no so­lo sean las re­que­ri­das pa­ra sol­ven­tar una pro­ble­má­ti­ca ac­tual o mo­men­tá­nea y fi­nal­men­te ca­pa­ci­ta­ción. Es­to cuan­do sur­ge la ma­yor can­ti­dad de so­li­ci­tu­des de mo­di­fi­ca­cio­nes y adi­cio­nes”.

Ju­lián Al­va­ra­do

Ge­ren­te de In­for­má­ti­ca en Al­ma­ce­nes Vi­drí S.A. De C.V., El Sal­va­dor

“Una em­pre­sa se en­fren­ta a un pri­mer di­le­ma ini­cial desa­rro­llar un ERP pro­pio (con­lle­va gas­tos im­por­tan­tes de desa­rro­llo y man­te­ni­mien­to de soft­wa­re) o usar uno exis­ten­te en el mer­ca­do (aho­rra cos­tes, pe­ro ¿se adap­ta­rá ple­na­men­te a la reali­dad y fi­lo­so­fía de la em­pre­sa?) La ten­den­cia en los úl­ti­mos años pa­re­ce de­can­tar­se por el uso de ERP exis­ten­tes en el mer­ca­do, qui­zás con mó­du­los adi­cio­na­les desa­rro­lla­dos es­pe­cí­fi­ca­men­te pa­ra la em­pre­sa. Una vez ele­gi­do el ERP el si­guien­te pa­so es im­plan­tar­lo den­tro de la em­pre­sa. Un ERP tie­ne una for­ma de fun­cio­nar y una or­ga­ni­za­ción de datos a los que ha­brán de adap­tar­se los em­plea­dos y di­rec­ti­vos de la com­pa­ñía”

Ale­jan­dro Gó­mez

Ge­ren­te de IT Equi­pos y Con­tro­les, Hon­du­ras

Newspapers in Spanish

Newspapers from Honduras

© PressReader. All rights reserved.