¿Có­mo los De­vOps pue­den crear so­lu­cio­nes ági­les?

La prác­ti­ca de los De­vOps pue­de ayu­dar a crear so­lu­cio­nes de soft­wa­re que los ha­gan mar­car una di­fe­ren­cia en el mer­ca­do.

IT Now Honduras - - BROWSER - Ge­ral­di­ne Va­re­la

To­dos los ban­cos pue­den otor­gar prés­ta­mos, to­dos tie­nen ca­ja de aho­rro e In­ter­net ban­king, pe­ro los clien­tes ele­gi­rán aque­lla ins­ti­tu­ción fi­nan­cie­ra que use la tec­no­lo­gía para di­fe­ren­ciar­se de la com­pe­ten­cia.

Ade­más del buen uso de la tec­no­lo­gía, el otro gran re­to para los ban­cos, las ase­gu­ra­do­ras y las com­pa­ñías de te­le­co­mu­ni­ca­cio­nes es cons­truir a tiem­po las so­lu­cio­nes y ase­gu­rar­se que sean de bue­na ca­li­dad. In­te­grar am-

El uso de prác­ti­cas De­vOps per­mi­te cons­truir, pro­bar y lan­zar so­lu­cio­nes al mer­ca­do ca­si sin már­ge­nes de es­pe­ra, in­cre­men­tan­do la ca­li­dad y sa­tis­fac­ción de los usua­rios.

bos con­cep­tos re­quie­re de un tra­ba­jo con­jun­to que hoy se co­no­ce co­mo De­vOps (de­ve­lop­ment ope­ra­tions).

“Exis­te un gran nú­me­ro de prác­ti­cas De­vOps, las cua­les en lí­neas ge­ne­ra­les apli­can para to­das las in­dus­trias. Lo im­por­tan­te es po­der de­ter­mi­nar cuá­les son crí­ti­cas para la in­dus­tria don­de se desen­vuel­ve mi ne­go­cio, y tra­tar de adop­tar las mis­mas, pues­to que sus be­ne­fi­cios han si­do am­plia­men­te com­pro­ba­dos”, ex­pli­có Hu­go Pas­cual, Sa­les Ma­na­ger and Co-Foun­der en Ar­gen­tum Inc.

De es­te mo­do con­sis­ten en unir dos mun­dos, es de­cir, de na­da sir­ve cons­truir el soft­wa­re rá­pi­do y de­jar­lo lis­to si los usua­rios lo van a ba­jar den­tro de tres me­ses, la idea es que si lo ten­go lis­to hoy los clien­tes lo pue­dan ba­jar es­ta no­che y sea una so­lu­ción de ca­li­dad, lo que im­pli­ca el tra­ba­jo con­jun­to tan­to de desa­rro­lla­do­res de soft­wa­re co­mo de téc­ni­cos de IT. El te­ma de im­ple­men­tar De­vOps es por­que la in­dus­tria se ha da­do cuen­ta de que los pro­ce­sos es­tán­da­res, to­tal­men­te ma­nua­les, tie­nen mu­chos más con­tras que pros.

Dos prác­ti­cas de De­vOps que ayu­dan a dis­mi­nuir los ries­gos re­la­cio­na­dos a pro­ce­sos ma­nua­les, ayu­dan­do a las em­pre­sas a en­tre­gar so­lu­cio­nes de ca­li­dad en tiem­pos más rá­pi­dos son la vir­tua­li­za­ción de com­po­nen­tes de prue­bas y la au­to­ma­ti­za­ción de los des­plie­gues en­tre en­tor­nos.

Hu­go Pas­cual Ar­gen­tum Inc.

“Lo que pa­sa es que De­vOps es co­mo una co­lec­ción de mu­chí­si­mas prác­ti­cas que a lo me­jor hay em­pre­sas que aún no les apli­can, pe­ro hay co­sas que sí son genéricas, des­pués hay te­mas co­mo la in­te­gra­ción con­ti­nua o la adop­ción de tec­no­lo­gía ágil de desa­rro­llo que a lo me­jor en en­tor­nos más com­ple­jos to­da­vía no les es­tán dan­do mu­cho sen­ti­do has­ta cier­to pun­to”.

Vir­tua­li­za­ción de prue­bas

Su­pon­ga­mos que un ban­co de­sa- rro­lla una apli­ca­ción mó­vil que le per­mi­te a los clien­tes ha­cer transac­cio­nes, pa­gar la tar­je­ta, trans­fe­rir di­ne­ro en­tre ban­cos, etc. La ins­ti­tu­ción fi­nan­cie­ra, an­tes de lan­zar­la a los clien­tes, de­be pro­bar­la y ase­gu­rar­se que di­cha apli­ca­ción fun­cio­ne. Para pro­bar esa apli­ca­ción en una ins­ti­tu­ción fi­nan­cie­ra im­pli­ca ca­si re­pli­car lo mis­mo que ocu­rri­ría en los en­tor­nos reales pe­ro es­te ejer­ci­cio es ex­tre­ma­da­men­te cos­to­so.

Es aquí don­de al­gu­nas em­pre­sas han desa­rro­lla­do so­lu­cio­nes que per­mi­ten vir­tua­li­zar a la ins­ti­tu­ción fi­nan­cie­ra a la que se le ha­ce el des­em­bol­so para que la apli­ca­ción mó­vil crea que es­tá in­ter­ac­tuan­do con la apli­ca­ción real.

Cuan­do al­guien desa­rro­lla una apli­ca­ción, en el 85% de los ca­sos la de­mo­ra no es­tá en cons­truir­la sino en pro­bar­la y sa­ber si fun­cio­na o no.

El uso de prác­ti­cas De­vOps per­mi­te cons­truir, pro­bar y lan­zar so­lu­cio­nes al mer­ca­do ca­si sin már­ge­nes de es­pe­ra, in­cre­men­tan­do la ca­li­dad y sa­tis­fac­ción de los usua­rios; y el sur­gi­mien­to de és­tas ha si­do bá­si­ca­men­te por­que la in­dus­tria se ha da­do cuen­ta de que de­be co­men­zar a au­to­ma­ti­zar ac­ti­vi­da­des e in­te­grar to­dos los ac­to­res de la ca­de­na pro­duc­ti­va de soft­wa­re, para evi­tar re­tra­sos y pro­ble­mas de ca­li­dad.

Au­to­ma­ti­za­ción de des­plie­gues

Es­ta ten­den­cia im­pli­ca es­tan­da­ri­zar la for­ma en la que se des­plie­gan las apli­ca­cio­nes y au­to­ma­ti­zar­las, de mo­do que en cual­quier mo­men­to yo pue­da ha­cer 50 o 100 pa­ses e im­ple­men­ta­cio­nes de pro­duc­ción al día. Si yo ten­go la fa­ci­li­dad de cons­truir más rá­pi­do y de im­ple­men­tar más rá­pi­do, más rá­pi­do voy a que­rer que eso que yo im­ple­men­té y pro­gra­mé es­té dis­po­ni­ble para mi clien­te fi­nal.

La agi­li­dad, el aho­rro de cos­to, el tiem­po de res­pues­tas y el in­cre­men­to de la ca­li­dad, son por men­cio­nar, al­gu­nos be­ne­fi­cios de im­ple­men­tar De­vOps en una em­pre­sa. El he­cho de ser rá­pi­do pe­ro que el pro­duc­tos que se en­tre­ga sea de ca­li­dad, mar­ca la di­fe­ren­cia.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Honduras

© PressReader. All rights reserved.