Las 8 pie­dras de la se­gu­ri­dad es­te 2016

Con­ta­mi­na­ción de anun­cios en mo­to­res de bús­que­da, ata­ques en re­des so­cia­les, en re­des SWIFT, apli­ca­cio­nes mó­vi­les fal­sas y el te­mi­do ran­som­wa­re son al­gu­nas de las pie­dras en el za­pa­to de la se­gu­ri­dad es­te año.

IT Now Honduras - - BROWSER - Ge­ral­di­ne Va­re­la

E l frau­de elec­tró­ni­co ha au­men­ta­do y al­gu­nas mo­da­li­da­des son más em­plea­das hoy en día por los ci­bre­cri­mi­na­les. De acuer­do a una in­ves­ti­ga­ción rea­li­za­da por Easy So­lu­tions, una com­pa­ñía co­lom­bia­na de pro­tec­ción con­tra frau­de, los anun­cios con­ta­mi­na­dos en bus­ca­do­res de In­ter­net, per­fi­les

Es­tas mo­da­li­da­des de frau­de han in­cre­men­ta­do en la me­di­da en que la re­vo­lu­ción di­gi­tal ha trans­for­ma­do la for­ma en que los con­su­mi­do­resm.

fal­sos en re­des so­cia­les y apli­ca­cio­nes ma­li­cio­sas para dis­po­si­ti­vos mó­vi­les son las tres prin­ci­pa­les pla­ta­for­mas uti­li­za­das para el frau­de elec­tró­ni­co que se han usa­do es­te año.

Es­tas mo­da­li­da­des de frau­de han in­cre­men­ta­do en la me­di­da en que la re­vo­lu­ción di­gi­tal ha trans­for­ma­do la ma­ne­ra en que los con­su­mi­do­res, es­pe­cial­men­te la ge­ne­ra­ción de los mi­llen­nials, rea­li­zan sus ac­ti­vi­da­des dia­rias.

Da­vid Cas­ta­ñe­da, vi­ce­pre­si­den­te de In­ves­ti­ga­ción y Desa­rro­llo de Easy So­lu­tions, ex­pli­có que exis­ten mu­chas ame­na­zas pe­ro son ocho las que la com­pa­ñía des­ta­ca por la fre­cuen­cia con a que se han pre­sen­ta­do: con­ta­mi­na­ción de anun­cios en mo­to­res de bús­que­da, ata­ques en re­des so­cia­les, apli­ca­cio­nes mó­vi­les fal­sas, ata­ques en la red SWIFT, las bre­chas de da­tos de tar­je­tas que se man­tie­nen vi­gen­tes a pe­sar de la po­pu­la­ri­dad de otras op­cio­nes más se­gu­ras para pa­gar, ata­ques ran­som­wa­re, fal­si­fi­ca­ción de email cor­po­ra­ti­vo , spearp­his­hing y el frau­de con iden­ti­dad sin­té­ti­ca.

Es­tas ame­na­zas elec­tró­ni­cas au­men­tan y se­gui­rán in­cre­men­tán­do­se en don­de exis­ta cre­ci­mien­to de transac­cio­nes fi­nan­cie­ras y un ma­yor nú­me­ro de con­su­mi­do­res. Las ins­ti­tu­cio­nes fi­nan­cie­ras y em­pre­sas hoy en día es­tán bus­can­do cre­cer en los canales di­gi­ta­les si­guien­do el com­por­ta­mien­to de los mi­llen­nials, quie­nes es­tán per­ma­nen­te­men­te conectados y rea­li­zan mu­chas de sus ac­ti­vi­da­des a tra­vés de dis­po­si­ti­vos mó­vi­les.

Al­gu­nas me­di­das que las ins­ti­tu­cio­nes o em­pre­sas pue­den te­ner pre­sen­tes para evi­tar ser víc­ti­ma de una frau­de elec­tró­ni­co es mo­ni­to­rear el re­gis­tro de nue­vos do­mi­nios, con el ob­je­ti­vo de de­tec­tar si hay si­tios web con nom­bres si­mi­la­res a

Da­vid Cas­ta­ñe­da, Easy So­lu­tions,

Al­gu­nas me­di­das que las ins­ti­tu­cio­nes o em­pre­sas pue­den te­ner pre­sen­tes para evi­tar ser víc­ti­ma de una frau­de elec­tró­ni­co es mo­ni­to­rear el re­gis­tro de nue­vos do­mi­nios, con el ob­je­ti­vo de de­tec­tar si hay si­tios web con nom­bres si­mi­la­res a sus mar­cas.

sus mar­cas. Tam­bién con­tac­tar a los pro­vee­do­res de ser­vi­cios de In­ter­net (ISPs) para de­rri­bar tan rá­pi­do co­mo sea po­si­ble, si­tios fal­sos que imi­tan las mar­cas y vi­gi­lar los re­sul­ta­dos ob­te­ni­dos al in­gre­sar pa­la­bras re­la­cio­na­das con la mar­ca en los mo­to­res de bús­que­da.

Sa­bía que…

• De acuer­do a la in­ves­ti­ga­ción aque­llas or­ga­ni­za­cio­nes que han im­ple­men­ta­do apli­ca­cio­nes con aná­li­sis de ries­go en dis­po­si­ti­vos de­tec­tan de cua­tro a nue­ve ve­ces más apli­ca­cio­nes fal­sas que aque­llas que no.

• Las or­ga­ni­za­cio­nes que no em­plean au­ten­ti­ca­ción mul­ti­fac­to­rial ex­pe­ri­men­tan tres ve­ces más ata­ques de phis­hing en sus por­ta­les web.

• Exis­ten más de 80 mi­llo­nes de per­fi­les fal­sos en Fa­ce­book, Twit­ter e Instagram. La ma­yo­ría son uti­li­za­dos para lan­zar ata­ques.

• Los ata­ques a tra­vés de la red SWIFT, uti­li­za­da por los ban­cos para co­mu­ni­car­se en­tre sí, han re­sul­ta­do en mi­llo­nes de dó­la­res en pér­di­das, sin ver­se una pron­ta so­lu­ción al al­can­ce.

• Los ata­ques ti­po ran­som­wa­re es­tán in­cre­men­tan­do su fre­cuen­cia en di­ver­sos mer­ca­dos, pro­du­cien­do enor­mes pér­di­das de da­tos y ga­nan­cias.

• El frau­de con tar­je­ta ha evo­lu­cio­na­do co­mo res­pues­ta a las nue­vas me­di­das de se­gu­ri­dad, ta­les co­mo las tar­je­tas EMV de chip y PIN.

• El va­lor de la In­for­ma­ción Per­so­nal de Iden­ti­fi­ca­ción (PII) se ha in­cre­men­ta­do sus­tan­cial­men­te en el mun­do cri­mi­nal de­bi­do a la fa­ci­li­dad que exis­te para mo­ne­ti­zar su uso.

• Cua­tro de ca­da cin­co usua­rios de Goo­gle usan los en­la­ces pa­tro­ci­na­dos de AdWords en vez de los re­sul­ta­dos nor­ma­les. Más de un ter­cio de es­tos usua­rios no sa­ben que son anun­cios pu­bli­ci­ta­rios, es­to ha per­mi­ti­do un in­cre­men­to sus­tan­cial en los ata­ques me­dian­te anun­cios en mo­to­res de bús­que­da.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Honduras

© PressReader. All rights reserved.