La olla de oro de Net­flix son los da­tos

Big da­ta ocu­pa el 50% del ne­go­cio del im­pe­rio di­gi­tal de películas. Te­ner ac­ce­so a la in­for­ma­ción de la ho­ra, días, eda­des y si­tios don­de hay ma­yor trá­fi­co en la pla­ta­for­ma se ha con­ver­ti­do en la fuer­za de es­ta com­pa­ñía.

IT Now Honduras - - BROWSER - Ge­ral­di­ne Varela

En 2009 Netl­flix no des­ta­ca­ba mu­cho co­mo em­pre­sa in­no­va­do­ra. Aun­que no fue una ma­la idea, el al­qui­ler de películas por co­rreo pa­re­cía te­ner fe­cha de ca­du­ci­dad pues los usua­rios de al­qui­ler de películas

“Un día ha­bía cien­tos de DVD acu­mu­la­dos y otro de los fun­da­do­res di­jo “¿ qué es­tán ha­cien­do es­tos DVD acá?, quie­ro que bus­quen una for­ma pa­ra que es­tos DVD es­tén en las ca­sa de los clien­tes”. Mitch Lo­we, co­fun­da­dor de Net­flix.

ca­da vez uti­li­za­ban me­nos el ser­vi­cio. La em­pre­sa ob­ser­vó que no ha­bía clien­tes re­cu­rren­tes sino que eran clien­tes que ad­qui­rían el ser­vi­cio una vez y no lo vol­vían a con­tra­tar y te­nían mi­llo­nes de DVD en la em­pre­sa.

“Un día ha­bía cien­tos de DVD acu­mu­la­dos y otro de los fun­da­do­res di­jo “¿qué es­tán ha­cien­do es­tos DVD acá?, quie­ro que bus­quen una for­ma pa­ra que es­tos DVD es­tén en las ca­sa de los clien­tes”, re­cor­dó Mitch Lo­we, co­fun­da­dor de Net­flix.

Fue así co­mo en 2009, Mitch Lo­we, en con­jun­to con tres ami­gos rein­ven­ta­ron su mo­de­lo de ne­go­cio de al­qui­ler por co­rreo a pa­go por sus­crip­ción. Fue un pa­so im­por­tan­te, an­tes de ese año no exis­tía un ser­vi­cio co­mo tal, pe­ro de­bían in­ten­tar­lo.

“La in­no­va­ción es muy di­fí­cil por­que ne­ce­si­ta com­pro­mi­so, la­men­ta­ble­men­te los pro­gra­mas de in­no­va­ción son los pri­me­ros que se re­cor­tan del pre­su­pues­to en una com­pa­ñía y es im­por­tan­te man­te­ner el apo­yo in­terno de una com­pa­ñía de eje­cu­ti­vos, in­ver­sio­nis­tas, etc,

Mitch Lo­ve Con­fun­da­dor de Net­flix,

“Lo prin­ci­pal es di­fí­cil, pe­ro lo im­por­tan­te es ser in­no­va­dor. Quien no evo­lu­cio­na, mue­re en el pro­ce­so de­bi­do al éxi­to de otras em­pre­sas”.

pa­ra no per­der la vi­sión”, sos­tu­vo Lo­we.

Esa vi­sión lle­vó a los fun­da­do­res de Net­flix a ofre­cer un ser­vi­cio de sus­crip­ción por US$19.95 pa­ra to­dos aque­llos usua­rios que desea­ban ver películas sin te­ner que al­qui­lar vi­deos. Pe­ro es­to ge­ne­ró otros re­tos. En­tre ellos, el ser­vi­cio con­tra­ta­do po­dría no ser exi­to­so si las películas a las que se po­día ac­ce­der no eran del agra­do de los usua­rios. ¿Qué hi­cie­ron en­ton­ces? Big da­ta.

“El big da­ta es ca­si el 50% de es­te ne­go­cio”, ase­gu­ró el em­pre­sa­rio.

Se­gún él, con el aná­li­sis de gra­des da­tos co­mo: a qué ho­ra hay más trá­fi­co de usua­rios, de qué eda­des son, des­de qué dis­po­si­ti­vos se co­nec­tan, en­tre otros, les per­mi­tió, no so­lo im­pul­sar es­te nue­vo mo­de­lo de ne­go­cio que pa­ra mu­chos no te­nía fu­tu­ro, sino ade­más, ha­cer­lo cre­cer.

Otro ele­men­to im­por­tan­te que Net­flix uti­li­zó pa­ra su ne­go­cio fue la ana­lí­ti­ca. La ca­li­fi­ca­ción de películas, las pre­fe­ren­cias, son eti­que­tas (o tags) que han per­mi­ti­do a Net­flix a crear con­te­ni­dos des­ti­na­dos a ser exi­to­sos.

“Par­te de la cultura de la com­pa­ñía es apren­der lo que a la gen­te le gus­ta, el pro­ce­so de en­con­trar una pe­lí­cu­la, de dar una op­ción a los usua­rios de­be es­tar ba­sa­do en lo que les gus­ta”, ase­gu­ró Lo­we.

Sin em­bar­go, pa­ra el em­pre­sa­rio, el ma­yor éxi­to de una em­pre­sa de­di­ca­da al strea­ming, co­mo en la ma­yo­ría de em­pre­sas, se de­be a la ca­li­dad de per­so­nas que tra­ba­jan en ella.

“Yo creo que lo más im­por­tan­te es lo que es­tá den­tro de la com­pa­ñía, es re­cor­dar que hay per­so­nas, creo que es im­por­tan­te es apo­yar­nos en las de­ci­sio­nes y res­pe­tar la opi­nión de to­dos. Al fi­nal, ese el éxi­to”, con­clu­yó.

Newspapers in Spanish

Newspapers from Honduras

© PressReader. All rights reserved.