A NUES­TROS AMI­GOS

El pro­ce­so de cam­bio

Conectate - - NEWS - Ga­briel Gar­cía V. Di­rec­tor

Pa­ra mu­chos, lle­gar a co­no­cer a Cris­to y acep­tar­lo es una ex­pe­rien­cia trans­for­ma­do­ra. Es­tá el ca­so de Za­queo, cu­ya vi­da cam­bió en el ac­to ape­nas co­no­ció a Je­sús y ha­bló con Él1. En cues­tión de días, Saúl pa­só de res­pi­rar «ame­na­zas y muer­te con­tra los dis­cí­pu­los del Se­ñor » a pre­di­car el Evan­ge­lio co­mo

2 el após­tol Pa­blo. En épo­cas más re­cien­tes se ha sa­bi­do de mu­cha gen­te que se li­bró en un san­tia­mén de adic­cio­nes u otros ma­los há­bi­tos.

Si bien son po­cos los con­ver­sos que ex­pe­ri­men­tan una trans­for­ma­ción es­pec­ta­cu­lar, sa­be­mos que Dios quie­re que los cre­yen­tes crez­ca­mos es­pi­ri­tual­men­te. Billy Graham de­cla­ró: «Ser cris­tiano im­pli­ca más que una sim­ple con­ver­sión ins­tan­tá­nea. Es un pro­ce­so dia­rio me­dian­te el cual nos va­mos vol­vien­do más y más co­mo Cris­to». Y Pa­blo: «En cuan­to a la pa­sa­da ma­ne­ra de vi­vir, des­po­jaos del vie­jo hom­bre, que es­tá co­rrom­pi­do […], re­no­vaos en el es­pí­ri­tu de vues­tra men­te, y ves­tíos del nue­vo hom­bre, […] en la jus­ti­cia y san­ti­dad de la ver­dad» 3.

Cla­ro que na­die es per­fec­to, eso es un he­cho in­ne­ga­ble. Afor­tu­na­da­men­te te­ne­mos un Dios que es al mis­mo tiem­po om­nis­cien­te — co­no­ce nues­tro fu­tu­ro y pue­de pre­pa­rar­nos pa­ra los cam­bios que afron­ta­re­mos— y om­ni­po­ten­te — si con­ta­mos con Su apo­yo au­men­tan sig­ni­fi­ca­ti­va­men­te nues­tras po­si­bi­li­da­des de éxi­to—. Nos ama sin con­di­cio­nes y de­sea ayu­dar­nos a triun­far.

Si te da la im­pre­sión de que la vi­da te ha ju­ga­do una ma­la pa­sa­da y du­das de que va­yas a lo­grar re­cu­pe­rar­te, o si pien­sas que has per­di­do tu uti­li­dad y que ya no sir­ves pa­ra na­da, no de­ses­pe­res. Dios es es­pe­cia­lis­ta en su­pra­rre­ci­cla­je (v. pág. 14), y nun­ca sa­bes qué te pue­de te­ner guar­da­do a la vuel­ta de la es­qui­na.

Newspapers in Spanish

Newspapers from International

© PressReader. All rights reserved.